Compartir
Publicidad
Publicidad

El imperativo del crecimiento económico

El imperativo del crecimiento económico
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Pese que no existe un real consenso sobre la efectividad de los planes de rescate para el futuro de la economía, lo único cierto que se sabe hasta ahora es que la economía estará sumergida en el pantano hasta mediados de 2010. Si bien Ben Bernanke ha señalado que con la aplicación de los planes de rescate la economía comenzaría a repuntar hacia fines de este año, su credibilidad está fuertemente cuestionada. Y debe recordar todas las noches esa frase que le dijo a su invitado a la Fed el año 2002: “Hemos aprendido la lección y no volveremos a cometer ese error”.

Ahora que sabe que la lección fue equivocada, y que el error era otro, ¿Qué hace Bernanke todavía en la Fed? Bernanke fue el que estimó inicialmente el monto de las pérdidas en 50 mil millones de dólares, que después subió a 100, a 200, a 400, a 945 mil millones! Para redondearlo todo en torno a los 2 billones de dólares, aunque ya se estima que las pérdidas serán 3,6 billones de dólares.

Sin embargo, el tema más relevante es el impacto que tiene todo esto sobre el crecimiento económico, que constituye una de las metas de toda sociedad desde cualquier ángulo que se mire. Este aspecto ha recibido poca atención hasta ahora. Lo que es lamentable. El colapso financiero arrastrará una gran caída del PIB para la mayoria de los países lo que significa un aumento de la pobreza y el hambre en el mundo. Por algo Barack Obama ha dicho que “no hacer nada nos puede llevar a una catástrofe”. Es algo lógico: basta ver las protestas callejeras en Grecia, Irlanda, Francia, Japón, y que se siguen extendiendo. ¿Se imagina protestas masivas y convulsión social en China?

El crecimiento económico requiere una atención prioritaria no sólo por su importancia para el bienestar humano sino además por su envergadura para el desarrollo social. Existe un amplio acuerdo en que solo un crecimiento sostenido puede generar innovación y una reasignación más eficiente de recursos que propague vías para un desarrollo sustentable. El decrecimiento nos vuelve al pasado. Una cosa es que el Dow Jones y el Ibex vuelvan atrás; pero otra es que la sociedad entera se involucione a sí misma, y se niegue a crecer.

Imagen | Flickr: somethingstartedcr azy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos