Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Banca pública? Primero, los datos del facilitador financiero

¿Banca pública? Primero, los datos del facilitador financiero
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La solución para desbloquear el crédito para pymes y autónomos que plantea el ejecutivo es la banca pública a través del ICO. Esta banca concederá créditos por importe de 200.000 euros como máximo al tejido empresarial, asumiendo el riesgo de la operación íntegramente el ICO y por ende el Estado.

Hace ya algún tiempo, en nuestras encuestas preguntamos por esta posibilidad y sólo un 21% se mostraba favorable a la canalización del crédito a través de una banca pública. Ahora, si este esperpento se lleva a cabo, tenemos que discernir las cuestiones fundamentales:

¿Deniega la banca los créditos correctamente? Para responder a esta pregunta, el mejor interlocutor es el propio ICO. Si recordamos un poco, hace tres meses se puso en marcha la figura del facilitador financiero, como agente encargado para mediar entre las entidades financieras y las pymes que no tenían acceso a la financiación.

Sólo fiándonos de los datos que se pueden conseguir mediante las referencias de registro en la web del facilitador, podemos estimar que se han cursado unas 23.400 solicitudes (si numeran con alguna lógica) pero es materialmente imposible saber los porcentajes de rechazo del propio facilitador y las "causas perdidas" a nivel crediticio que ha sacado adelante esta figura en sus labores de intermediación.

Dado que no se ha puesto en marcha la propaganda propia del facilitador, anunciando de los buenos resultados que ha conseguido este "experimento financiero" me inclino a pensar que los propios mediadores del ICO rechazan a mayoría de operaciones que se les plantean por ser inviables. Esta mañana he contactado con el área de prensa del ICO y estos datos, no son públicos por ahora.

Si se confirma esta suposición, la futura banca pública puede ser el nuevo Caballo de Troya de las cuentas públicas. Para que el invento funcione entonces y se recojan los créditos que no concede el sector privado, el nivel de riesgo de impago será muy superior al que tienen las propias entidades financieras en la actualidad porque si no se asume esa posición, el ICO va a conceder los mismos créditos que concede el sector privado.

Subir el riesgo tiene que llevar aparejados dos puntos: * Mayores tipos de interés que se puedan encontrar en el mercado financiero privado, por lo que las operaciones serían fuertemente criticadas. * Los impagos serán muy superiores al 5% de morosidad media que tiene actualmente el mercado financiero. Y esta morosidad no debería tener mayores problemas, hasta que topamos con la piedra angular de un impago por parte de una empresa kamikaze. Se cubre mediante dinero público y por ende banco deficitario (bad bank que está ahora de moda) si se dedica a financiaciones temerarias. Seguimos prolongando la agonía de las empresas que no tienen salida alguna y agravamos más aún el problema de déficit público.

Y por último y como dato más importante, no se le ha colocado una dotación presupuestaria al ICO para esta labor de financiación pública. Hete aquí la piedra angular a nivel macro. Una banca pública con 100 millones de euros no resuelve absolutamente nada. La cifra inicial debería rondar entre los 30.000 y 50.000 millones de euros ¿de dónde van a salir? ¿emitiendo más deuda pública? No es por ser agorero pero ¿Que opina Europa del invento? ¿Y los mercados de deuda pública, junto con sus Credit Default Swaps?

Vía | Expansión En El Blog Salmón | Facilitador financiero en el ICO: 10 millones de euros despilfarrados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos