Compartir
Publicidad
Publicidad

BBVA y su financiación productiva, como el caso de Colonial

BBVA y su financiación productiva, como el caso de Colonial
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Angel Cano, consejero delegado de BBVA se marcó ayer unas declaraciones con un trasfondo importante. Afirmó sin pestañear que los bancos deben impedir que las empresas lleven a cabo inversiones improductivas, más aún si para afrontar estos proyectos recurren a un amplio margen de apalancamiento y financiación ajena.

Esta tesis se ha puesto de manifiesto, según Cano, en las propias maniobras que ha llevado a cabo el sector financiero financiero mediante la financiación de proyectos inmobiliarios de baja rentabilidad. Oh, sorpresa, baja rentabilidad en el boom inmobiliario. Esto no es exacto que digamos, dado que no ha existido proyecto inmobiliario anterior al 2007 que tuviera una rentabilidad inferior al 40%. No obstante, es llamativo que estas afirmaciones se hagan justo el día anterior de que se conozca cómo BBVA ha permutado deuda por activos de Colonial.

Zas, ladrillazo en toda la boca al BBVA y aviso al resto del sector; señores que estamos alcanzando el tope de permutas de ladrillos por deudas y BBVA no tiene la intención de conventirse voluntariamente en la primera inmobiliaria del país. Al menos, de puertas hacia fuera, porque de balance para dentro, las cifras de provisiones adelantadas hacen suponer que BBVA dejará de vender vajillas en las oficinas para comenzar a regalar inmuebles con el libretón.

Es cierto que las entidades financieras no deben acceder a financiaciones que no sean rentables, pero el problema es que aquí siempre se analiza la rentabilidad para el propio banco y nunca la rentabilidad de la inversión. El otro día un lector nos mandó una consulta en esta línea, adquisición empresarial a base de financiación hipotecaria que ahora se encuentra con dos problemas; la caida en ingresos impide el pago de las cuotas hipotecarias, con lo cual, en el primer momento, el coste financiero de la operación, se estaba comiendo el margen bruto (EBITDA) del negocio.

Obviamente, esa financiación nunca se debería haber concedido, pero en el fondo , el primer error no lo tiene la entidad financiera, sino el gestor empresarial que se mete a empresario sin dinero, sin socios y se cree que el banco es otro socio más. Craso error por parte de esta persona que tendrá difícil solución.

Vía | Expansión
En El Blog Salmón | ¿Qué financiación buscan los emprendedores?
Imagen | | Remo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos