Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando los Blue Chips pasan a ser chicharros

Cuando los Blue Chips pasan a ser chicharros
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los mercados financieros podemos hablar habitualmente de dos tipos de empresas bastante características no sólo por su forma de cotizar sino por que los inversores que hay detrás de ella son especialmente capaces de seguir ese tipo de filosofías: los Blue Chips y los chicharros.

Como nos contó Consultor Anónimo en su momento los Blue Chips defienden una estrategia de mercado mucho más solida, la gente ve a estas empresas como valores muy fiables y por eso mismo no tienen grandes altibajos; mientras que los chicharros son empresas con cotizaciones muy volátiles, son capaces de variar de forma inexplicablemente rápida, sobre todo por que son empresas de nueva creación y con muchas expectativas. Si estudiamos un poco los mercados durante los últimos meses podríamos hablar de una pequeña reconversión o pérdida en general de estas formas de ser por parte de muchos de los valores de las empresas. Desde luego la crisis junto con la desconfianza y las continuas noticias sobre medidas económicas y empresariales están haciendo de las famosas empresas blue chips auténticos chicharros.

Los chicharros habría que decir que no sólo desarrollan su valor al alza, sino que su volatilidad se cuenta tanto a la alza como a la baja. Un ejemplo de una empresa convertida en chicharro cuando siempre había sido blue chip fue el llamado "caso Volkswagen", todo precedido claramente por una gran crisis en el sector automovilístico, tan importante y necesario en Alemania así como la noticia semi filtrada de que se llevaría a cabo una OPA por parte de Porsche.

Es tan sólo un ejemplo pero que muestra perfectamente el cambio generacional y teórico que está sufriendo no sólo la economía sino también la bolsa de valores. Muchas empresas en las que confiábamos deberemos dejar de hacerlo ya que pasarán a ser mucho más volátiles dependiendo de la noticias que sepamos día a día de ellas.

El caso inverso en menos frecuente aunque no improbable. También cabría destacar que la gran mayoría de empresas de los índices centrales del mundo, ese conjunto de unas 1.000 empresas más grandes e importantes del mundo son casi en su totalidad, o mejor dicho eran, blue chips; los chicharros pertenecían en España por ejemplo al mercado de carácter más secundario o continuo en donde algunos días muchas empresas llegan a superar por su brutal crecimiento la capitalización bursátil de alguna empresa si incluída en el IBEX35.

En El Blog Salmón | Blue Chips y Chicharros dos formas de invertir en bolsa Imagen | luisvilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos