Invertir en algunos coches ha sido más rentable que la bolsa, pero esto podría acabar pronto

Invertir en algunos coches ha sido más rentable que la bolsa, pero esto podría acabar pronto
7 comentarios

Comprar un coche es tirar el dinero. Sólo por sacarlo del concesionario pierde entre un 10 y un 20% y a veces hasta un 40% de su valor en los primeros doce meses. Eso era lo que se nos ha dicho durante años para recomendarnos un coche usado, pero en los últimos tiempos eso ya no es así.

De hecho, es hasta posible que en el mercado de coches usados pasen a mantener e incluso subir de valor. ¿Imposible? En realidad no. Siempre ha habido coches que por su interés para coleccionista podían hasta subir de valor, pero también algunos que a partir de cierto punto de deterioro de su valor, empezaban a apreciarse. Pero lo que tenemos ahora es generalizado.

Los coches usados que hasta ahora subían de valor

Ferrari Gto 3361631 1280

Eso pasaba hasta ahora en mercados con alta inflación, como Brasil. Cuando la inflación era tan alta que solía ser equivalente a la depreciación del coche, muchas veces para una familia comprar un coche era un modo de depositar el dinero, de inversión. No perdía valor y además se podía usar para ir de un lado a otro.

Por otro lado tenemos la revalorización de coches excepcionales apreciados por los coleccionistas. En 2013 se vendió un Ferrari GTO por 52 millones de dólares. En 2018 otro GTO se vendió por algo más de 70 millones de dólares. Sendos vehículos eran de importancia histórica por las competiciones que han corrido, pero me extrañaría que el próximo GTO que se venda no suba de precio.

La revalorización del coche usado también pasa para vehículos de colección más humildes y más al alcance de mortales. Por ejemplo los Toyota Supra del siglo pasado se han revalorizado como cuenta el propietario de uno en su blog.

Land Rover 3966732 1280

También según la plataforma de historial de vehículos CarVertical algunos coches se han revalorizado entre 2020 y 2022, el Alfa Romeo GTV (1993 - 2004) se revalorizó un 143.6% pasando de venderse por 3.226 Euros a venderse por 7.859. El Audi V8 (1988 - 1993) se revalorizó un 33.9% pasando de venderse por 16.933 euros a 22.666 Euros. El Land Rover Defender (1983 - 1990) se revalorizó un 169.8% pasando a venderse por 8.228 Euros a 22.203. El Toyota Land Cruiser (1990 - 2006) se revalorizó menos, un 6.5% para venderse de 15.592 Euros a 16.601 euros de media. Y el Volkswagen Corrado (1991 - 1995) se revalorizó un 101.6%, pasando de venderse por 5.389 Euros a hacerlo por 10.862.

Pero esto ha sido algo normal, coches que por sus características hay muy pocos, son muy deseados y llega un momento que empiezan a subir de precio. Pero esto no es lo único que sucede, y es que...

Desde la pandemia el mercado de coches usados se ha vuelto loco

Toyota Land Cruiser 1861534 1280

En diciembre de 2021 un periodista del medio The Verge puso a la venta su Honda Fit (el modelo conocido en Europa como Jazz) de siete años. Un algoritmo del gigante de coches usados Carvana le hizo una oferta que no pudo rechazar. Si Sean Hollister lo compró en diciembre de 2014 con la extensión de garantía por $20,814.80, Carvana le ofreció 20,905, un beneficio de 90 dólares y veinte centavos respecto al coche comprado. Es cierto que el Agloritmo de Carvana fue más agresivo, pero es que otras webs como Vroom, TrueCar y CarMax le ofrecieron 5.000, 6.000 y 7.500 dólares respectivamente. La oferta de Carvana variaba cada día, la más alta que le ofreció fue de 1.338 dólares más de la que aceptó.

En EEUU los fabricantes están llegando a ofrecer a sus clientes hasta 5.000 dólares por no vender sus vehículos en un año, es el caso de Chevrolet y el Corvette Z06. También se acaba pagando más por otros modelos como los de Tesla. En España, si queremos saltarnos la lista de espera de once meses de un Tesla Model 3 Gran Autonomía, lo podemos hacer, pagando once mil euros más en el mercado de segunda mano. Y tampoco ha sido raro oír en las conversaciones, como a los dos o tres meses de comprar un coche nuevo, el concesionario llamaba para recomprarlo, por más dinero.

Todos hemos oído “los chips”, y en menor medida “La Guerra de Ucrania”, pero es cierto que esto situación va a desaparecer. Los fabricantes de coches empiezan a acumular stock de chips por un lado y se están adaptando por otro. Añadamos a este coctel que los precios de los coches de segunda mano empiezan a caer en Reino Unido. De momento es el único mercado donde se experimenta esta situación, pero es posible que la recesión obligue a devolver coches de renting comprados a crédito y que los veamos cambiar de manos.

Tendremos que esperar, de momento lo tengo claro, si lo hubiera sabido, hubiera comprado algunos coches populares en 2020 al salir de la pandemia y los hubiera vendido en 2021 con beneficios. No obstante, no fui agraciado con el don de la clarividencia.

Pregunta a los lectores, ¿creen que bajarán los coches de segunda mano?

Temas
Inicio