Compartir
Publicidad

Janet Yellen culpa a los reguladores por los problemas del sistema financiero

6 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Janet Yellen imprimiendo

En el reciente discurso inaugural, el Michel Camdesus Central Banking Lecture, que será organizado anualmente por el Fondo Monetario Internacional (FMI), acompañada por la Secretario General del FMI, la presidenta de la Reserva Federal estadounidense nos cuenta cómo ve su responsabilidad, ya comentado en estas páginas por Marco Antonio.

Buscan la estabilidad diversa

En su discurso, la señora Yellen nos recuerda los desafíos al que enfrentan los bancos centrales en su búsqueda de la estabilidad de precios y el pleno empleo, y de las interconexiones entre la estabilidad macroeconómica y la estabilidad financiera. Dice que, en su discurso, se centrará en el tema clave del debate: ¿cómo deberían las autoridades, monetarias y otras, equilibrar sus enfoques macroprudenciales y la política monetaria en la búsqueda por la estabilidad financiera?

Por otra parte, parece que se enfoca exclusivamente en su papel controlando la política monetaria y se olvida del papel que tienen los bancos centrales de regular los participantes en el sistema financiero. Antes de que estalló la crisis, parece que todos los bancos centrales olvidaron esta parte de sus responsabilidades, abriendo la posibilidad a los bancos de hacer lo quieran sin apenas pensar en las consecuencias de las actividades, como hemos criticado algunos de nosotros en estas páginas.

Por lo que dice la señora Yellen, parece que todavía no conoce esta parte de las responsabilidades de los bancos centrales. ¿No hemos aprendido nada? La señora Yellen se limita a su responsabilidad de equilibrar la estabilidad financiera, la estabilidad de precios y el pleno empleo en su aspecto monetario.

Son compatibles la estabilidad financiera, de precios y el pleno empleo

Resalta que no hay conflicto entre la estabilidad financiera, la estabilidad de precios y el pleno empleo, pero, a pesar de que dice que el uno requiere el otro, resalta sólo que el uno, la estabilidad financiera, es necesaria para conseguir los otros dos, la estabilidad de precios y el pleno empleo. Sobre la compatibilidad de estos dos últimos no se pronuncia.

Resalta la importancia de la estabilidad y agil financiera, importante ya que muchos se han olvidado, o nunca entendieron, la importancia de un sistema financiero sólido, dinámico y solvente. También resalta la importante relación entre:

  • Un sistema financiero que opera sin problemas:
    • promueve la asignación eficiente del ahorro
    • promueve la inversión
    • facilita el crecimiento económico
    • facilita el empleo
  • Un mercado de trabajo fuerte contribuye:
    • a los balances positivos de los hogares
    • a los balances positivos de las empresas
    • con la consecuente contribuyendo a la estabilidad financiera.
  • La estabilidad de precios contribuye:
    • a la asignación eficiente de los recursos en la economía real
    • a la reducción de la incertidumbre
    • a la tarificación eficaz de los mercados financieros
    • con la consecuente contribuyendo a la estabilidad financiera.

Suena muy bien pero la señora Yellen no nos habla directamente de la otra necesidad importante que es que se necesita la estabilidad de precios para conseguir el pleno empleo sostenible. Es decir, que no hay situación donde puedes ceder en estabilidad de precios, es decir, que puedes aceptar más inflación, para conseguir mejor empleo.

Esta Curva de Phillips desacreditada sigue en las mentes de muchos, incluso muchos lectores de estas paginas, y hay que repetirlo reiteradamente que aceptar más inflación para conseguir más empleo termina dándonos más de inflación y más desempleo. ¿Alguien recuerda la estanflación?

Había vulnerabilidades antes

La señora Yellen nos explica las vulnerabilidades que sufría la economía estadounidense antes de que estalló la crisis, vulnerabilidades que resultaron reforzadas con el estallido de la crisis cuando saltó el problema de los préstamos sub-prime, y nos detalla las vulnerabilidades del sector privado y el público, que son las siguientes:

  • En el sector privado, las principales vulnerabilidades incluían:
    • los altos niveles de apalancamiento
    • la excesiva dependencia sobre la financiación a corto plazo, creando inestabilidad en las cuentas privadas
    • la debilidad en la suscripción de los préstamos por parte del sector financiero
    • las deficiencias en la medición y la gestión del riesgo
    • el uso de instrumentos financieros exóticos que redistribuyeron el riesgo de formas no entendidas y sin transparencia
  • En el sector público, las principales vulnerabilidades incluían:
    • las deficiencias en la estructura regulatoria que permitía a algunas instituciones financieras de importancia sistémica (los too big to fail - demasiado grandes para caer, llamados SIFIs) y a los mercados escapar la supervisión integral
    • los fracasos de los supervisores de utilizar con eficacia las competencias existentes
    • la insuficiente atención a las amenazas a la estabilidad del sistema total

En muchos de estos, lo que la señora Yellen llama vulnerabilidades son realmente fallos de los reguladores de hacer bien su trabajo. Suena mejor llamarlos vulnerabilidades.

No todo es responsabilidad de la políticia monetaria

Señora Yellen se exculpa diciendo que el banco central no podía hacer todo y que una política monetaria más restrictiva:

  • no habría cerrado las brechas en la estructura reguladora que permitía a algunos SIFIs y mercados escapar de la supervisión integral
  • no habría enfocado la atención de supervisión hacia una perspectiva macroprudencial, que hubiera fijado la atención sobre las debilidades del sistema financiero en su totalidad
  • no habría aumentado la transparencia de los instrumentos financieros exóticos o mejorados las deficiencias en la medición y gestión de riesgos en el sector privado

En esto acierta la señora Yellen, ya que los grandes en el Tesoro estadounidense, liderados por Hank Paulson y Timothy Geithner, pero también algunos anteriores, incluyendo Robert Rubin y Lawrence Summers, actuaron sin descanso para liberar la regulación financiera y para permitir todo lo que los bancos pedían. Por eso esto no es principalmente el fallo de la política monetaria, es la culpabilidad de los reguladores por su falta de regulación en estas páginas.

Los bancos centrales tienen herramientas

La señora Yellen reconoce las críticas de algunos, dentro de los cuales me incluyo que, para prevenir los peores efectos de la crisis haciendo más anterior a la crisis, y nos resalta los siguiente:

  • Una política monetaria más restrictiva podría haber:
    • limitado el aumento de los precios de la vivienda
    • limitado el uso de. apalancamiento en el sector privado
    • limitado la excesiva dependencia de la financiación a corto plazo
  • Admite que el nivel de intereses si impacta:
    • el movimiento de los precios de las viviendas
    • el apalancamiento
    • el desarrollo de los plazos de los préstamos

Aunque también dice que estos impactos son limitados, incluso advirtiendo que el excesivo aumento de los niveles de intereses impulsaría el desempleo. Después recuerda el papel importante de los reguladores aunque no lo vincula al desarrollo de la burbuja inmobiliaria o la explosión de los préstamos sub-prime, que fueron causa del estallido inicial de la crisis mundial.

No está claro si no entiendo las herramientas que los bancos centrales y los reguladores tienen para impactar la actividad de los bancos. Pues si se puede señora Yellen. Por ejemplo, sólo faltaba gravar en capital en 100% de los préstamos hipotecarios y reducirías estos préstamos a cero, y no se tendría que ser tan drástico grabando capital, el 20% hubiera bastado para reducir de forma dramática los préstamos hipotecarios.

La interacción de la política monetaria y la regulación

Luego nos da los principios fundamentales que deben guiar la interacción de la política monetaria y la regulación financiera.

  • Primero, hay que terminar el trabajo de terminar el proceso de reforzar la regulación, no sólo de cada entidad financiera pero del sistema financiero completo. Hacer esto bien resultará en menos necesidad de utilizar la política monetaria para salvar al sistema financiero, que ha sido la reacción durante esta última crisis. Esto es importante, dice, porque así se podrá enfocar la política monetaria en buscar la estabilidad de precios y el pleno empleo que son los dos mandatos de la Reserva Federal. Los pasos clave para conseguir esto incluyen los siguientes:
    • la finalización de Basilea III, que incluye nuevos requisitos de capital y de liquidez bancaria
    • la ampliación de la cobertura regulatoria para incorporar todas las SIFIs
    • las reforzadas normas prudenciales para las SIFIs, incluyendo:
      • los requisitos de capital basados ​​en el riesgo
      • el ratio de apalancamiento
      • los amortigüadores prudenciales más estrictos para las entidades que dependen en gran medida de la financiación mayorista a corto plazo
    • la institución de un régimen de resolución transfronteriza efectiva de las SIFIs
    • el establecimiento de las normas y regímenes para la resolución de entidades que entran en dificultades, como los requisitos mínimos de margen:
      • para operaciones de financiación de valores
      • para limitar el apalancamiento en los sectores más allá del sector bancario y los SIFIs
  • Segundo, las autoridades deben vigilar los riesgos del sistema financiero y su evolución en el contexto de las limitaciones del marco regulatorio para impulsar los objetivos que se buscan. Estas limitaciones incluyen:
    • que hay riesgos que provienen también de sectores que no están bajo el control del marco regulatorio bancario
    • las herramientas en su conjunto no siempre impactan directamente o en la forma que se busca
    • el marco regulatorio necesita continuos ajustes para conseguir el equilibrio del impacto que se busca.

La política monetaria impacta

La política monetaria de la Fed de grifo abierto ha contribuido a las bajas tasas de interés y a una curva plana de rendimiento con los plazos más largos generando las mismas rentabilidades. También alardéa de su impacto positivo sobre el crecimiento del empleo, aunque algunos cuestionamos que se puede crear empleo tirando dinero al mercado en vez de con inversión y consumo.

Dice que estos efectos han contribuido:

  • a equilibrar los balances de los hogares, es decir, a la reducción de la deuda de los hogares
  • a la mejora de las condiciones financieras entre las empresas incluyendo la reducción de su deuda
  • a mejoras en el sector financiero, que incluyen:
    • el consecuente fortalecimiento de la salud del sector financiero, como resultado de la mejora de los balances de los hogares y de las empresas
    • el consecuente fortalecimiento de la salud del sector financiero, como resultado también del fortalecimiento de su capital, por ejemplo a través de Basilea III
    • el apalancamiento en el sistema financiero, en general, ahora es mucho más reducido
    • la dependencia de la financiación mayorista es mucho menor
    • la dependencia sobre la financiación a corto plazo es mucho menor

Atentos al futuro

No obstante, hay que estar atentos a los desarrollos futuros y advierte que ya se están viendo algunas indicaciones de falta de cautela y de infravaloración de riesgos, incluyendo:

  • los márgenes de bonos corporativos han caído a niveles muy bajos
  • los indicadores de la volatilidad esperada en algunos mercados de activos han caído a niveles muy bajos
  • las condiciones crediticias para las empresas de menor calificación se han reducido significativamente
  • se está viendo más préstamos apalancados
  • la búsqueda de más rentabilidad por parte de los inversores y de los bancos, en situación de bajos intereses está impulsando la toma de más riesgo al mismo tiempo que sigue el fortalezimiento de los balances de los bancos

La señora Yellen dice que queda mucho por hacer para sentirse a gusto con el fortalecimiento de los bancos, de la situación financiera de las empresas y de los hogares y que hay que estar atentos a sus desarrollos. No obstante, la señora Yellen nos recuerda que el problema de la crisis financiera no ha sido como resultado de la política monetaria pero de la falta de regulación de los reguladores.

Lo que no nos dice es que su Reserva Federal también tiene responsabilidad sobre la regulación y tampoco nos habla de la responsabilidad de su Reserva Federal del rescate de bancos con el estallido de la crisis, rescates que se vieron sin apenas condiciones y penalizaciones.

Marco Antonio nos declara:

Quienes pensaban que la primera mujer al mando de la Fed continuaría las políticas de sus antecesores, se han llevado una sorpresa.

No veo en qué ha sido diferente la señora Yellen ya que su mandato ha empezado con más de lo mismo con su impresora de dólares.

También nos dice Marco Antonio:

A cinco meses de comandar el banco central más importante del planeta, Janet Yellen confirma la necesidad de controles y mecanismos reguladores eficientes que jueguen un rol fundamental en la reducción de riesgos para la estabilidad financiera.

En eso si estamos de acuerdo. He criticado en estas páginas desde el principio del estallido de la crisis la culpabilidad de los reguladores por la crisis permitiendo barra abierta a los bancos y a los otros participantes del sistema financiero.

No estoy convencido que la señora Yellen ha tomado la parte importante de responsabilidad de su Reserva Federal en este fracaso de los reguladores. Años después a ver si se están enterando los bancos centrales o eso espero.

Un discurso largo y detallado y, como consecuencia, llamó mucho la atención, con el resultado usual, que pocos lo han leído o escuchado y menos lo han entendido.

En El Blog Salmón | Janet Yellen: La política monetaria no es eficaz para enfrentar los riesgos de la inestabilidad financiera
Imagen | DonkeyHotey

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio