Compartir
Publicidad
Publicidad

Roboadvisers: las claves del último grito en asesoramiento financiero

Roboadvisers: las claves del último grito en asesoramiento financiero
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal vez aún no hayas oído hablar de los Roboadvisers, o tal vez sí... puede ser que incluso los hayas utilizado sin saberlo, y sin ser plenamente consciente de hasta qué punto la tecnología lo está invadiendo todo (también en el mundo financiero). Pero lo cierto es que los Roboadvisers hacen furor en Wal Street, y son en la Gran Manzana el auténtico último grito en asesoramiento financiero.

Pero, la pregunta que deben hacerse antes de correr tras cualquier tendencia financiera es: ¿Qué hay realmente detrás de estos Roboadvisers? En el análisis de hoy les explicaremos qué son exactamente los Roboadvisers, sus pros, sus contras, y sus potenciales riesgos. Es nuestro compromiso profesional (y hasta personal) traerles no sólo la noticia, sino darle también las claves y los razonamientos para que usted pueda alcanzar las conclusiones más acertadas posible, y que no le den "(Robo)gato por liebre".

Roboadvisers: de la mano de la Inteligencia Artificial y la capacidad de cómputo masiva

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 2

Podríamos decir que el antecesor inmediatamente anterior a los Roboadvisers fue la inversión automatizada con algoritmos muy sencillos, y cuya progresiva complejidad e inteligencia les ha llevado a pasar a denominarse hoy en día Roboadvisers. Sobre la inversión automatizada ya les escribimos en el análisis con título "Los flash-crash y los peligros de la inversión automatizada". Aquellas conclusiones son perfectamente válidas a día de hoy para los Roboadvisers, y en ese artículo ya les alertamos hace casi un año de los grandes riesgos que se asumen al delegar íntegramente la gestión de nuestro dinero a un algoritmo de inversión bursátil, o incluso aunque ustedes opten por delegar su rentabilidad a un corredor de bolsa humano, igualmente un crash inducido por programas informáticos afectará a la valoración de sus inversiones, pudiendo incluso llegar al extremo de desencadenar una crisis económica en Main Street (el mundo real más allá del financiero de Wall Street).

Una de nuestras conclusiones fue que, hoy por hoy, estos algoritmos de inversión automatizada no pueden competir en ciertos aspectos con la mente humana, mucho más creativamente preparada para la improvisación ante lo desconocido. Pero no es menos cierto que también la mente humana es mucho más propensa a cometer fallos, tanto por un error involuntario como por caer comportamientos pasionalmente irracionales. Este debate que les planteamos nosotros hace meses, llega ahora a las páginas económicas más relevantes, como por ejemplo ha ocurrido con este artículo al respecto de Business Insider, donde podrán leer datos concretos sobre la magnitud de esta nueva ola de Fintech.

¿Qué ha hecho tan populares a los Roboadvisers precisamente ahora?

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 3

Algunos de los pros y los contras que no analizamos en su día son, por ejemplo, que los Roboadvisers se han vuelto tan populares porque rebajan drásticamente tanto los costes de intermediación, de negociación y de gestión. Obviamente es mucho más asequible tener a un software trabajando ininterrumpidamente, a velocidad de vértigo, y a un coste muy inferior, que tener a toda una sala atestada de bulliciosos corredores de Bolsa siguiendo el mercado, observando indicadores, y cruzando contínuamente órdenes de compra-venta.

Por otro lado, los Roboadvisers, además de minimizar costes, también aportan flexibilidad, puesto que si la demanda va aumentando, o si se prevén picos de demanda puntuales por ejemplo por una OPV que haya generado gran expectativa en el mercado, es infinitamente más sencillo (y sigue siendo además mucho más barato también en este caso) redimensionar una plataforma informática y adquirir mayor volumen de licencias. El correspondiente humano implicaría contratar decenas (o cientos) de nuevos corredores de bolsa, formarles en las herramientas y políticas corporativas, habilitarles espacio físico, ponerles mobiliario y equipos, etc. etc. Vamos, ambas alternativas no tienen ni punto de comparación tampoco en cuanto a su flexibilidad.

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 4

Por otro lado, indudablemente, el auge de los Roboadvisers y su popularidad incremental también es debida en parte a los avances en inteligencia artificial, gran capacidad de cómputo disponible a bajo coste, procesado masivo de datos, y deep learning o entrenamiento de los algoritmos para que aprendan del presente (y del pasado del cual haya registros informáticos). Este entrenamiento de los Roboadvisers para prepararlos de cara a situaciones de mercado se implementa con tecnologías punteras como son por ejemplo las redes neuronales.

El factor humano: ese aspecto clave en el asesoramiento financiero en el que no se había reparado

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 5

El caso es que estos nuevos agentes económicos sintéticos, los Roboadvisers, han ido un paso más allá en la tecnificación del mundo financiero, y en el artículo del enlace anterior se nombra un nuevo aspecto muy relevante que analizaremos hoy para ustedes: el factor humano. Pero cuando les hablamos de este factor humano, no es entendiéndolo como las capacidades intelectuales humanas de orden superior (que también), sino que me refiero literalmente al trato interpersonal humano. En todo caso, los inversores más experimentados ya saben que esas decisiones impulsivas tomadas en el fragor de la batalla de un crash bursátil, en la práctica totalidad de los casos han demostrado ser grandes errores con el paso del tiempo. Probablemente usted se los podría haber (literalmente) ahorrado si hubiese tenido al otro lado del teléfono a un experimentado asesor que le hubiese hecho entrar en razón. Y claro, en todos los aspectos de asesoramiento financiero que forman parte de ese factor "netamente" humano, un Roboadviser no tiene nada (pero que nada) que hacer.

Y tampoco se puede pensar en tener por un lado Roboadvisers invirtiendo de forma automatizada, y asesores financieros humanos atendiendo a los clientes. No encuentro consistencia suficiente para que semejante combinación sea capaz de insuflar a los clientes la seguridad necesaria en esos momentos de crash, sin olvidar que tienen que ser unos pobres humanos los que tendrían que explicar y responder ante sus clientes por decisiones que sus homónimos sintéticos han ido tomando en base a meras líneas de código: ni hay mucho que explicar, ni se puede dar confianza ante unas líneas de código con poca capacidad de improvisación ante un futuro cuya actualización de software nunca puede llegar a tiempo sin la máquina del tiempo de H. G. Wells.

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 7

Por último, aparte de todos estos factores que les estamos enumerando en términos generales, lo que es cierto es que, aún suponiendo que los Roboadvisers fuesen capaces de aprender a manejarse en un entorno así, lo objetivamente cierto es que éstos todavía no han podido enfrentarse ni siquiera a uno solo de los entornos fuertemente bajistas como los que ha habido cíclicamente a lo largo de toda la Historia Bursátil. Como mínimo pues, el próximo Robodesastre está prácticamente garantizado tan pronto como el Gran Oso salga la próxima vez de su osera.

El éxito de ciertos gestores es la mejor forma de poner en valor ese "valor humano"

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 6

Las líneas que siguen a continuación en absoluto pretenden ser una recomendación financiera directa en ningún caso, sino tan sólo la demostración de que ese "valor humano" también puede dar beneficios tangibles: en base a nuestro análisis de hoy se puede elegir al gestor de referencia o a cualquier otro que apueste por este estilo de gestión "humano", verdadero objeto de este análisis. Una vez aclarado este punto, en relación con todo lo anterior, voy a sacarles a colación un excelente artículo sobre inversión del diario Expansión que hace poco me hizo llegar un buen amigo (muy culto y leido el hombre, por cierto: de esos que uno siente que le enriquecen incluso más aún que por la mera amistad).

El artículo en cuestión llevaba por título "El firme pulso de Paramés ¿Se puede invertir como Buffett desde España?", y les ruego encarecidamente su lectura, al menos de su primera mitad. Es un artículo realmente imprescindible para todo inversor que se precie o persona que simplemente siga los mercados. No obstante, para los que menos tiempo tengan, les resumiré brevemente los principales aspectos del mismo, que nos sirven de a la vez de base y demostración de los argumentos de nuestro análisis de hoy,

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 8

Sirva de prefacio el decir que Paramés cuenta en su medallero con el hecho de haber superado al mercado de forma recurrente. Este tipo de forma de batir al mercado reiteradamente rara vez (por no decir nunca) es fruto de la casualidad. Como mentes analíticas debemos atenernos a los hechos y logros conseguidos, es por ello por lo que hemos de afirmar que, de partida, este punto ya nos hace dar un primer voto de confianza, tanto al artículo como al "humano" gestor: tan humano que mira más a otro humano como Buffet que a los "Jitters" que en milisegundos afectan a las cotizaciones de las acciones y de los que se aprovecha la inversión automatizada.

Su horizonte temporal es el largo plazo, un punto en el que coincide con un servidor ampliamente: saben que siempre les digo que la rentabilidad más segura está en los plazos más largos, cuando en los mercados tiende a imponerse la racionalidad y la vuelta a la realidad, por encima de la "exuberancia irracional" o el pánico cuando finalmente viene el Monstruo de las Galletas ("Galletas" doblemente, porque "galleta" es precisamente la reacción que suele acabar viéndose en el mercado tras la burbuja precedente).

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 9

Como explica Expansión, curtido en la crisis global que vino tras la crisis sub-prime estadounidense, Paramés buscaba un tipo de gestión que se adaptase a sus necesidades familiares, y, creyendo no poder encontrarla en el sector en aquel momento, ni corto ni perezoso, optó por llevarla a cabo por sí mismo. Aplicando aquella famosa estrategia del Oráculo de Omaha (Warren Buffet), Paramés puso ante todo aquella máxima omnipresente en el mercado de "comprar barato y vender caro", que no por difundida es precisamente de las que menos se acaban aplicando: como bien se dice en el artículo, "hace falta un temperamento muy especial para aplicarla sin sucumbir a los cantos de sirena". Un punto al que saben perfectamente que tratamos siempre de contribuir también desde estas líneas.

Las claves de una gestión para la que los Roboadvisers no sirven (por ahora)

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 10

Un servidor es un seguidor confeso de muchas de las tesis del economista John Kenneth Galbraith, y en especial de las expuestas en su esencial libro "Breve historia de la euforia financiera" (tengo su libro en la mesilla de noche, de verdad). Es por ello por lo que me alegra y me inspira confianza a partes iguales leer cómo Paramés inspira su gestión en aspectos desarrollados en esta fundamental pieza de la literatura económica. Desde esta perspectiva, ya abordamos en el análisis anterior con título "Estos indicadores apuntan a una nueva burbuja .com" cómo aquella ejemplarizante purga de la burbuja ".com" puede estar a punto de repetirse en nuestros días con una potencial burbuja 2.0 y/o de criptomonedas (de hecho, Bitcoin y Ethereum ya han corregido sensiblemente desde nuestro primer post que alertaba de esta burbuja, pero, dada su volatilidad extrema, esto puede no ser decisivo todavía). Y no es casualidad que fuese aquel pinchazo ".com" acontecido a finales de los noventa uno de los momentos que Paramés confiesa más complicados de su carrera.

Obviamente a años luz de un Paramés que debía responder ante unos inversores a los que les estaba haciendo perder mucho dinero, he de reconocerles que para un servidor también fue un momento especialmente complicado (o polémico más bien): al igual que cuando afirmé que los pisos bajarían estrepitosamente muchos de mis círculos me tacharon de inculto económico, cuando dije que las ".com" eran una auténtica burbuja me pasó exactamente lo mismo. La receta de Paramés para estas situaciones: persistir cuando se sabe que se lleva la razón al juzgar con perspectiva, información, y objetividad al siempre voluble mercado, incluso en esos momentos que rememora Paramés en los que los accionistas de Telefónica habían más que triplicado su dinero en apenas tres años, y sin embargo sus fondos arrojaban rentabilidades fuertemente negativas.

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 11

¿Cómo pudo salir Paramés exitoso de estas situaciones sin que en el corto plazo sus inversores se lo llevasen por delante a pesar de haber llevado razón en el largo plazo? Pues con ese "factor humano", un "human touch" que los Roboadvisers son incapaces de aportar a la gestión (por el momento: en algún momento los androides soñarán con ovejas eléctricas). Porque gestión es mover fondos, analizar balances, buscar nuevas oportunidades, cruzar órdenes de compra-venta, cubrir posiciones... pero inevitablemente gestión también es juntarse con los accionistas y rendir resultados, tranquilizar a los inversores por teléfono explicando la estrategia para que no retiren sus haberes y acaben quebrando "de facto" el fondo o vehículo de inversión.

Supongo que no hace falta que les explique que cuando usted va perdiendo un 65% mientras otros van ganando el 200%, si usted llama al call center de su corredor y le atiende un menú automático con voz enlatada, que tras innumerables marcaciones navegando por los menús de opciones, le da la cotización y le explica (con lo que su "Inteligencia Artificial" buenamente le permite) que no se preocupe que la previsión es que recupere su dinero... pues lo primero que va a hacer usted es plegar velas y zafarse dándose al a fuga con sus ahorros. Yo, sinceramente, también lo haría.

Como exponíamos antes, aún en el caso de que a la gestora le merezca la pena tener un front-end humano dando explicaciones ante un back-end de Roboadvisers, tampoco resultaría nada tranquilizador un teleoperador humano que, ante una debacle, básicamente sólo puede decirle a usted que se tranquilice, que el algoritmo sabe lo que se hace, que un programa prediseñado tiene mucha experiencia en el mercado y nervios de acero para aguantar la situación, para la que usted sabe a ciencia cierta que, ante un futuro siempre imprevisible, el Roboadviser probablemente no está programado para afrontarlo. Igualmente: para salir corriendo. Tengan también muy presente que cada crisis es diferente, pero lo que no cambia son ciertas naturalezas humanas: si en el próximo crash los roboadvisers pueden aprender de ella, tal vez tengan algo de futuro tras el aprendizaje de la caída, o tal vez no, porque realmente las naturalezas de algunos (e incluso a veces hasta la de nosotros mismos) nunca dejan de sorprendemos a propios y ajenos (sintéticos).

Roboadvisers Las Claves Del Ultimo Grito En Asesoramiento Financiero 12

Para concluir este análisis, uno de los mejores consejos que podemos darles es que huyan de las burbujas como almas que lleva el diablo. Sólo unos pocos afortunados, y más por azar que por otra cosa, serán capaces de salirse en el momento adecuado. Y aunque fuesen capaces de hacerlo, también debo decirles que los años de experiencia en los mercados me han permitido desarrollar una ética de inversión, por la que no todos los euros valen lo mismo. Hay euros que valen mucho, y hay otros que no valen nada de nada: hasta tal punto que es preferible dejárselos a ganar a otro. Si a ese "otro" le juzga usted por ello, ya es cuestión de cada uno, pero es un deporte que yo personalmente no practico, aunque ese juzgar al que gana dinero (independientemente de cómo lo gane) a veces parece que es el deporte nacional en este país. A ver qué harían estos jueces omnivalentes si tuviesen que juzgar a un algoritmo como los Roboadvisers: seguro que algún pobre desarrollador "bienmandado" era el que acabaría sufriendo el escarnio en una plaza pública. Ya saben que, en estas latitudes, el que verdaderamente tiene la culpa sale indemne en demasiadas ocasiones.

Imágenes | Pixabay Alexas_Fotos | Pixabay skeeze | Pixabay tookapic | Pixabay bykst | Pixabay geralt | Pixabay PIRO4D | Pixabay EvgeniT | Pixabay tookapic | Pixabay InspiredImages | Pixabay geralt | Pixabay gr8effect | Pixabay 3dman_eu

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos