Compartir
Publicidad
Publicidad

El empleo se recupera pero seguimos flojos en la creación de empresas, toda la información

El empleo se recupera pero seguimos flojos en la creación de empresas, toda la información
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algo está ocurriendo en la creación de empresas en España, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que ha habido un nuevo descenso en la creación de empresas en los últimos meses.

La creación de empresas ha descendido un 0,3 por ciento en el mes de mayo tras habido descendido en el mes anterior en un 18,1 por ciento. En estos últimos meses, excepto el mes de marzo, se están registrando tasas negativas de crecimiento.

Nos podemos preguntar: ¿A qué se debe esta situación de descenso en la creación de empresas? ¿Cómo puede aumentar la contracción sin aumentar el número de empresas? ¿Cómo afecta la leve recuperación del mercado laboral con la creación de empresas?

La creación de empresas ha disminuido un 6% respecto el mismo periodo de 2016

Según el último informe 'Estudio sobre Demografía Empresarial' publicado por Informa D&B, se puede comprobar que en lo que llevamos de año se han creado un total de 53.676 nuevas empresas, es decir, un 6 por ciento inferior que en el mismo periodo del año pasado.

Sin datos todavía del mes de junio en el INE, el informe de Informa D&B establece que ha habido una disminución del 7 por ciento respecto al mismo periodo del 2016, con 8.666 empresas nuevas, y un 2 por ciento menos que las creadas en el mes de mayo. El capital invertido en la creación de empresas también ha descendido durante lo que llevamos de año, un 15 por ciento, hasta alcanzar los 2.978 millones de euros.

Desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) no dan importancia a estos datos, ya que esperan ver la tendencia a nivel anual que enseña la situación real del tejido empresarial a nivel de España.

En el 2015 a 2016 se produjo un gran número de empresas, un aumento del 6,8 por ciento, después que entre los años 2013 a 2015 se viera la creación de las empresas más estancada. Según la CEOE, ve normal que el ritmo de creación disminuya después de los fuertes crecimientos de los últimos años. Recuerda que en el año 2010 se crearon 79.994 empresas mientras que en el 2016 se crearon 101.060 empresas.

¿Cómo afecta la leve recuperación del mercado laboral con la creación de empresas?

Con todas estas cifras es difícil pensar que la lenta recuperación que ha sufrido el mercado laboral en España, con el paro descendiendo hasta los 3,3 millones de desempleados, ha podido afectar en alguna manera.

Es verdad que más empresas se están animando a contratar y que en el mercado hay más puestos de trabajo que están cubriendo los parados de estos últimos años. Por tanto, ya no hay tanta necesidad de montar el propio negocio en busca de un sustento que permita acabar con la situación de paro.

Según UPTA, la mejora del mercado laboral no tiene nada que ver, más bien las causas de la caída en la creación de las empresas son distintas.

Las empresas no se han montado por una necesidad específica de tener un empleo, porque en estos casos lo que habido no es la creación de una sociedad mercantil, sino la constitución como autónomo.

Lo que está pasando está más relacionado con la regulación fiscal, que ha cambiado hace poco y ha hecho que muchos empresarios que antes optaban por montar empresas ahora prefieran trabajar por cuenta propia dándose de alta como autónomo de persona física sin la creación de una empresa.

En estos momentos, la forma de tributar es peor para los autónomos societarios, antes se incluían las nóminas como gastos de empresa, pero ahora ya no se puede hacer así y los socios deben presentar a través de factura con la que se deben declarar sus gastos y la empresa debe presentar sus gastos, con lo que ha complicado bastante el proceso, por lo que ahora se buscan otras fórmulas.

En el caso de elegir la opción de autónomo persona física se elimina esta doble tributación a la que tienen que hacer frente los autónomos que son societarios. Por tanto, la complicación para constituir una empresa y el aumento de complejidad de la fiscalidad han sido factores para desincentivar la creación de nuevas empresas.

De un total de 3.195.369 autónomos, el 61 por ciento, es decir, 1.973.028 autónomos, son personas físicas mientra que solo el 39 por ciento, es decir, 1.222.341 son autónomos societarios. Existe un menor crecimiento en la creación de sociedades mercantiles, pero los autónomos siguen creando empresas.

Al crear una empresa hay que pagar el impuesto de sociedades, que es más complicado y conlleva más costes para el gestor de la empresa. Por lo que los nuevos empresarios, alrededor del 70 por ciento, están optando hacerse autónomos de persona física.

Otra causa puede ser la falta financiación a las nuevas empresas

Debemos considerar que una mejora en el mercado laboral puede ser una de las principales razones que explican un descenso en la constitución de empresas. En España se ha visto siempre que la creación de una empresa mercantil es la alternativa al trabajo por cuenta ajena o ser autónomo.

En estos últimos tiempos, ha descendido la tasa de desempleo, es decir, ha aumentado el empleo, incluso sin las variaciones de la estacionalidad turísticas, por lo que es normal que disminuya el número de nuevas empresas. Pero aquí tenemos que reflexiona si una disminución de la creación de empresas va afectar al crecimiento y la creación de los futuros empleos.

También otra alternativa para el descenso de la creación de empresas es que las entidades bancarias no están dando financiación para poner en marcha nuevas empresas. Aquí se puede ver la preferencia de las entidades bancarias en conceder hipotecas y no arriesgarse a financiar nuevas empresas, que siguen siendo más arriesgadas que el ladrillo.

Esta disminución de la creación de empresas afecta a la economía, ya que en conceptos relativos al PIB podía hay un ligero efecto negativo en el futuro. Con el aumento de los precios del alquiler han llevado a muchos inversores a comprar pisos para alquilarlos como una inversión y esto les va afectar, ya que el alquiler de pisos no crea casi empleo mientras que las empresas sí lo crean.

Por tanto, esta situación afectará al crecimiento en España y a la creación de empleo futuros en el mercado laboral español.

En El Blog Salmón | Los autónomos deberían pagar por sus ingresos netos, o al menos eso cree su asociación mayoritaria

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos