Compartir
Publicidad
Publicidad

El BCE, cómo hablar poco, decir nada y hacer menos

El BCE, cómo hablar poco, decir nada y hacer menos
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer vimos la comparecencia en rueda de prensa del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet donde nos presentó su resumen de las reuniones de su consejo y de lo que piensan hacer cara al futuro. Empezó alabando al trabajo del ECB durante su historia como baluarte en contra de la inflación, como el dijo, su principal tarea.

Durante casi toda la comparecencia no dejó de repetir que el ECB estará dispuesta a actuar si ven indicios de inflación, al mismo tiempo que dijo que veían indicios de inflación pero, en vez de actuar, advertió que iban a actuar pero en el futuro, es decir, que no van a hacer nada de nada, sólo hablan de hacer. Su presentación parece que coló y por eso casi todos los titulares que salieron decían más o menos lo mismo que el artículo ayer de Lucerito: “Todo apunta a que en abril habrá subida de tipos“.

Hace poco mi compañero, Marco Antonio, nos habló de la estanflación en su artículo con el título “Lo que faltaba: ahora llega la estanflación, inflación con estancamiento económico“ y, como dice el artículo, este fenómeno no es nuevo.

Supongo que todos pensamos que el problema del desempleo es uno de los problemas más graves, si no el más grave, que estamos sufriendo alrededor del mundo, y en España mucho más, por su tan alto nivel de desempleo. El problema es que todavía seguimos en una economía donde casi todos piensan que para resolver el problema del desempleo podemos tolerar un poco de inflación, especialmente en un entorno donde el nivel de inflación está en niveles aparentemente muy bajos. Este es el fenómeno de la Curva de Phillips que describimos en estas páginas, donde puedes aceptar inflación para, así, reducir el nivel de desempleo. Con tan baja inflación y con tal alto desempleo, cómo no va ser un intercambio atractivo.

La realidad es que, por el impacto nocivo de la inflación sobre la economía, aceptar más inflación no nos trae menos desempleo, lo que nos trae es más inflación y más desempleo, es decir, la estanflación.

El título del artículo de Marco Antonio en vez de decir “Lo que faltaba” debería haber dicho “Lo que pronosticamos”, por lo menos lo hemos hecho algunos de nosotros, lo que sorprende bastante es que muchos estén sorprendidos por las subidas en la inflación. Algunos hemos estado criticando los grandes despilfarros estatales desde el principio precisamente porque decíamos que nos iban a traer inflación y no era la forma de resolver el problema del estancamiento económico y del desempleo.

Hemos visto unos gastos estatales generalizados y espectaculares a lo largo de varios años y este despilfarro estatal se ha destinado al gasto indiscriminado. Además, en un ambiente de incertidumbre, se han visto bajos niveles de inversión empresarial y muchas reducciones, que han causado altos desempleos. No hay que ser genio para saber qué pasa cuando tienes menos crecimiento empresarial y más cantidades de liquidez destinadas a gastar, el resultado lógico es la inflación (Demand pull, el tirón de la demanda).

Añadido a eso es que estamos viendo los precios de las materias primas básicas y de la alimentación subiendo hasta niveles estratosféricos y los precios de la energía también. Estos precios, por su impacto generalizado, tienden a impactar a la alza los precios en general, directa e indirecamente. Todas estas subidas de precios están impactando el incremento de la inflación, (Cost push, el empuje de los costos).

Esta inflación se está viendo en el contexto del estancamiento económico y todos estos impactos juntos, que se han visto desde hace tiempo, son la estanflación que se comenta y, como dije antes, lo que sorprende es que muchos estén sorprendidos de que lo estamos sufriendo.

Lo que no entiendo muy bien es la crítica de Marco Antonio cuando dice:

El estancamiento económico con alto desempleo y la inflación galopante que desatará la nueva crisis petrolera, hace cobrar nueva vida a este fenómeno que siempre fue negado por la corriente monetarista.

¿Cómo? Decir que los monetaristas han negado la estanflación es una crítica difícil de entender. El mismísimo Milton Friedman, mucho antes de que estalló la estanflación de los años 1970 que menciona Marco Antonio, criticó la falta de control del dinero, precisamente porque llevaba a inflación sin resolver el problema de desempleo. Fue uno de los que ridiculizó la Curva de Phillips, aunque el pobre no está con nosotros para defenderse.

Sin embargo seguimos viendo la Curva de Phillips dentro de la psicología de gran número de la gente, pensando que merece la pena aceptar un poco de inflación para reducir el desempleo, como si este intercambio funcionara y se entiende en un análisis simplista, ya que la Curva de Phillips suena bien y simple, aunque no funcione en la economía moderna.

Jean-Claude Trichet, nos demuestra que el también está sufriendo con el mismo problema, aparte de no querer tomar decisiones difíciles, está viendo inflación pero no quiere tomar medidas porque no quiere perjudicar el estado de las economías con el peligro de más desempleo, la Curva de Phillips en acción.

Piensa que es suficiente con la amenaza de la subida de intereses en el futuro y que los mercados financieros reaccionarán como el quiere, pero eso requiere que le crean, algo que ni hacen ni deben hacer. Ya veremos qué nos anuncia en su próxima comparecencia, será nada o muy poco, ya veréis.

En El Blog Salmón | El precio de los alimentos también alcanza su máximo histórico
Imagen | worldeconomicforum

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos