Compartir
Publicidad

Los precios de la alimentación han subido mucho y siguen subiendo

Los precios de la alimentación han subido mucho y siguen subiendo
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los precios a nivel mundial siguen subiendo. Llaman la atención los productos estrella, como son el petroleo y el gas e, incluso, los metales estrella como el oro. Si añadimos el fuerte incremento de las otras materias primas y de la alimentación, estamos viendo impactos muy importantes en las redes de los productos primarios. Estos impactos son y siguen siendo hacia la alza generalizada de precios y, por eso, no se explica mucho las sorpresas cuando se ve el repunte de la inflación. También añadimos las inyecciones multimillonarias de liquidez desde que estalló la crisis financiera, liquidez que, aunque no se ha visto en el mercado en general, si se ha visto en los mercados primarios ayudando a la alza de estos precios.

Muchos países menos desarrollados se benefician como resultado de algunas de estas subidas de precios de las materias primas o, por lo menos, sus oligarquías se benefician. No obstante, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO en sus siglas en inglés), los pobres están notando negativamente y mucho las subidas en los precios de la alimentación y, como vemos en la tabla, ahora estas subidas son importantes y crecientes.

13_southgate_figure_1.JPG

Está claro que, desde mitades del siglo pasado, los precios reales de la alimentación han experimentado reducciones y, por eso y por el aumento en la productividad de la alimentación, la experiencia de que cada vez más pobres en un mundo, cada vez más poblado han visto su situación de falta de comida eliminarse. Desde hace unos años, se ha visto esa reducción de los millones sufriendo hambruna aunque el Indice de Hambruna nos demuestra que todavía hay demasiados países con sus poblaciones viviendo muy por debajo del umbral de pobreza extrema.

En esta situación, los países ricos pueden y deben ayudar. Hay que ayudar a los países pobres a utilizar sus ventajas y sus oportunidades y por supuesto que hay que comerciar con ellos. Para eso, necesitamos reavivar el proceso de negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), la ronda comenzada en Doha, Qatar, en 2001 (la Ronda de Doha), ya son diez años. Necesitamos reavivarla y también concluirla ya con unos acuerdos justos. Estos acuerdos justos pasan por los ricos permitiendo a los pobres vender bastante más de sus productos sin restricciones y barreras. A ver si los ricos empiezan a cumplir de una vez.

Vía | New York Times (en inglés)
En El Blog Salmón | La volatilidad de los precios de la alimentación perjudica la hambruna, Hoy es el Día Mundial de la Alimentación, para hacernos pensar y Las causas de las subidas de los precios de la alimentación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio