Compartir
Publicidad

Las empresas recurren cada vez menos a los bancos para financiarse, todos los detalles

Las empresas recurren cada vez menos a los bancos para financiarse, todos los detalles
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No nos damos cuenta, pero al paso de los años se está rompiendo el tablero de dominación de la banca como proveedor exclusivo de financiación a las empresas, algo que es especialmente sano si nos referimos a Europa por el excesivo peso de los activos bancarios sobre la economía.

Financiarse depende cada vez menos de las entidades financieras ya que las empresas simplemente deciden sufragar sus necesidades de capital vía en ampliaciones, emitir deuda con títulos de renta fija o buscar otro tipo de alternativas de financiación nuevas como puede ser el crowlending que conecta personas y empresas.

La hiperbancarización en Europa y España

Europa se ve afectada por una bancarizacion extrema en su economía. Esta afirmación la podemos contrastar con la comparativa de activos bancarios frente al PIB de cada país de la Unión Europea que nos refleja el tamaño relativo de los sistemas bancarios europeos junto al resto de sistemas bancarios en todo el mundo.

Global Bank Assets Of Gdp

Sin lugar a dudas, los sistemas bancarios europeos destacan por tener un mayor peso relativo frente a otros países del mundo, lo que se traduce en una amplia bancarizacion de Europa y condiciona su economía a la evolución de las entidades financieras e índices bancarios como el euríbor.

Desde Bretton Woods se han expandido los sistemas bancarios de Francia Alemania e Italia y también hemos presenciado diferentes crisis en múltiples ocasiones. Desde el punto de vista de España, se ha dado lugar a dos grandes bancos sólidos como son el BBVA y Santander. Pero desde el punto de vista del entorno bancario español, la crisis inmobiliaria y la gestión política focalizada en las cajas de ahorro hizo temblar el sistema financiero español hasta el punto de que se rescató el sistema financiero para evitar su colapso.

El total de activos en manos de los bancos de la UE se ha ido reduciendo. En 2017 se redujo en 300.000 millones de euros, siendo el tercer año de tendencia bajista en el balance de las entidades hasta alcanzar los 42,89 billones de euros.

Bancos

España tiene un sector bancario grande, en el que actualmente su total de activos equivale al 232,8% de su PIB. Si bien que el total de los activos del sector bancario equivalga a más de 2 veces el PIB del país lo cierto es que durante los últimos años ha ido descendiendo. De hecho, en el año 2012 se firmó el máximo en esta relación cuando el total de activos bancarios suponía el 344,4% del PIB. Desde ese punto, las empresas españolas han iniciado un proceso de desapalancamiento financiero hasta nuestros días.

Banca Gdp

Podemos analizar el proceso de desalapancamiento financiero desde la perspectiva del sector privado. Desde el segundo trimestre de 2010, la deuda del sector privado disminuyó en 59,7 puntos porcentuales hasta quedarse en una relación del 159,8% del PIB, quedándose en línea con la media de la Eurozona.

Gdp Deuda Privada

A día de hoy, el sector bancario español se compone, de doce grupos bancarios, representando más del 90% de la industria. Estos grupos incluyen 59 bancos privados, 2 cajas de ahorro y 63 bancos cooperativos.

El caso de las empresas del Ibex 35: Vuelco hacia la renta fija

En los últimos años las empresas que forman parte del Ibex 35 han incrementado sus recursos propios mientras que han ido reduciendo paulatinamente la financiación bancaria punto para más detalle desde el año 2010 hasta el 2017 los recursos propios se han incrementado un 26,8%, mientras que la financiación bancaria se estaba reduciendo un 39%.

Para más detalle, en el año 2010 la financiación bancaria de las empresas cotizadas no bancarias era de 113.518 millones de euros, mientras que a cierre 2017 se situaba en 69.165 millones de euros. La clave para entender la fuerte reducción de la financiación bancaria se debe a un incremento de las emisiones de deuda hasta un 28%, gracias a un escenario idílico en cuanto a lo que se refiere los tipos de interés a corto, medio y largo plazo.

A cierre de 2017, la financiación en forma de emisiones de deuda superada holgadamente a la financiación bancaria en 47.000 millones de euros: 116.100 millones frente a 69.000 millones. Si nos remontamos al año 2010 la financiación bancaria superaba en 20.000 millones a la financiación en forma de emisiones de deuda, 91.000 frente a 113.000 millones de euros.

Rf

Si lo enfocamos desde el punto de vista de la estructura del balance, la financiación mediante deuda corporativa en el año 2010 representaba el 39,6% del total de los pasivos financieros y en el año 2017 se ha incrementado hasta el 55,3%. Mientras que la financiación de renta fija a largo plazo ha crecido un 18,6% hasta los 95.662 millones, la financiación de mercado a corto plazo ha crecido un 101,3% hasta los 20.419 millones de euros.

La búsqueda del equilibrio en la financiación

Resulta muy llamativo observar la evolución del número de empresas no financieras españolas que se han aventurado a realizar emisiones de renta fija desde el año 2000. Tal y como apunta el documento "La financiación de las empresas no financieras españolas en los mercados de bonos", si a principios del siglo tan solo 11 empresas se decidieron a emitir renta fija, en el año 2017 fueron un total de 38 y, previamente en 2016 se alcanzó el máximo del número de empresas no financieras españolas (43 empresas).

Las emisiones de deuda únicamente las pueden realizar grandes empresas y por ello vemos un número especialmente reducido en términos absolutos ya que emitir deuda en los mercados de capitales implica un elevado coste que no toda empresa puede soportar.

Aún así, se aprecia claramente una expansión en mercados reducidos como el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) o el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) que han ayudado en el acceso a la financiación. En los últimos datos publicados del 2017 fue un total de 40 las empresas que han conseguido financiarse directamente a través del MARF que han conseguido acceder a 3.969 millones de euros, un 36% más frente al año anterior.

No todas las empresas pueden acceder a estos mercados por lo que siguen dependiendo de la financiación bancaria en mayor medida. No obstante están apareciendo ya nuevas modalidades de financiación como las alternativas de crowdlending para el acceso a la financiación de diferentes proyectos empresariales o bien otras modalidades de financiación como el descuento de facturas entre proveedores y clientes sin la intermediación bancaria.

Por todo ello, lo lógico es que al paso de los años la banca vaya perdiendo peso frente a nuevas alternativas de financiación que irán creciendo. Esto genera un mix de financiación mucho más equilibrado frente al vivido en las etapas anteriores, aunque la banca seguirá gozando de un acceso privilegiado a la financiación a través del Banco Central Europeo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio