Publicidad

El nuevo escenario que nos vamos a encontrar post-coronavirus en el turismo y el transporte de pasajeros

El nuevo escenario que nos vamos a encontrar post-coronavirus en el turismo y el transporte de pasajeros
1 comentario
HOY SE HABLA DE

A día de hoy, muchos de los sectores de la economía en España están castigados por los efectos negativos que ha traído consigo el coronavirus. Los sectores más castigados son el sector turístico y el sector de transporte de pasajeros.

Las limitaciones que se han impuesto en la entrada y la circulación de los pasajeros, así como el cierre de restaurantes, locales de ocio… han sometido a gran presión a muchos pequeños empresarios, pero también a grandes empresas.

La gran incerteza de cuanto tiempo va a durar los efectos del coronavirus

En estos momentos nadie sabe hasta cuando va a durar está situación y existe una gran incerteza ante cuanto tiempo va a durar los efectos del coronavirus, por tanto, es difícil determinar cuando se va a producir la recuperación y la nueva situación que se van a encontrar los negocios cuando abran las puertas o empiecen a movilizar su pasajeros.

El principal efecto negativo que se van a encontrar el sector turístico y el sector del transporte es la reducción de la actividad, ya que habrá una caída en la demanda y, esto conlleva, numerosas cancelaciones de reservas y complica bastante la recuperación de estos sectores.

Lo segundo, si hay menos ingresos, entonces las estructuras organizativas se tendrán que adecuar a la demanda existen. Esto conlleva un aumento del paro debido a que no se podrán pagar los sueldos.

Si se dan los anteriores factores, los recursos financieros de las empresas se verán afectados y su tesorería no podrá cubrir los gastos estructurales, conllevando retrasos en los pagos, problemas con préstamos y se tendrá que recurrir a refinanciaciones. Todo esto conlleva que tampoco podrán hacer frente a sus obligaciones fiscales.

Los efectos económicos van a durar más allá de las alarmas sanitarias nacionales

La situación de alarma tiene como fecha de finalización el 9 de abril en España, en principio, pero la crisis que ha traído el coronavirus no va atener una duración tan corta. Por que digo esto, por que los hábitos de consumo van a cambiar, aunque todavía no sabemos como pero seguro que cambian.

El Gobierno está pensando en imponer un regulación más estrictica, con lo cual, esto afectará al comportamiento de la demanda y cómo se van a prestar los servicios cuando se realice de cara a cara.

Nos podemos encontrar el ejemplo de las ampliación de las medidas de separación entre viajeros cuando se realice un trayecto, con lo que el transporte se verá reducida su capacidad, esto tendrá un impacto negativo en el precio del billete, ya que para los consumidores será más caro.

Otras medidas que pueden afectar a los consumidores es que haya controles sanitarias y el análisis de los movimientos de los clientes para las altas de cruceros o de hoteles, y la modificación de la manera de interactuar con los clientes.

Es decir, una nueva situación que marcará la relación entre los clientes y las empresas y, por tanto, va a marcar el futuro del sector turístico y del sector de transporte de pasajeros. Lo que debemos tener en mente es cómo podremos dar respuesta a la realización de los servicios con mayores controles.

Los efectos durarán menos que en la crisis financiera pero con una transformación del modelo operativo

España y el resto de países afectados con muertes con el coronavirus, que han tenido que paralizar sus economías, han tenido que lanzar medidas de choque para paliar los efectos negativos, pero no son suficientes para salir de la situación que se encuentran.

Un mundo globalizado lo que necesita son actuaciones globalizadas y esto no lo está consiguiendo ni los países que forma la Unión Europea con más de 50 años de relaciones y de trabajo conjunto.

Lo que se necesita es una coordinación en diferentes campos, primeramente que exista más responsabilidad a nivel de los sectores turísticos y de transporte de pasajeros, ya que por una parte de necesita que los diferentes gobiernos coordinen actuaciones transversales y, por otra parte, deben cumplir con las limitaciones impuestas.

Por otra parte, la respuesta global debe ser unificada por el interés común de todos, ya que se deben asumir sacrificios a nivel empresarial, a nivel de los gobiernos y a nivel de los trabajadores.

Por último, un liderazgo unido que a largo plazo para dar respuesta en el nuevo contexto que deberá jugar todos los sectores, que va a supone una gran transformación en la cadena de valor.

Esto quiere decir que nos podemos recuperar antes que con la última gran crisis financiera, pero debemos tener en cuenta que habrá una transformación en el modelo operativo y empresarial, ante los nuevos comportamientos de los consumidores.

En El Blog Salmón | Así está afectando al turismo mundial el coronavirus

Imagen | Flirck

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios