Si piensas que el acceso a la vivienda está mal, entonces mira lo que pasa cuando una empresa de Silicon Valley convierte tu barrio en multipropiedad

Si piensas que el acceso a la vivienda está mal, entonces mira lo que pasa cuando una empresa de Silicon Valley convierte tu barrio en multipropiedad
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Un día estás en el jardín de tu casa y ves un drone tomando fotos de la casas de al lado, tus vecinos te dijeron que la vendieron a una empresa, sin dar más detalles. Investigas y aparece una empresa desconocida llamada Pacaso detrás de la compra de la casa de los vecinos. ¿Qué es Pacaso?

Grace & Frankie es una serie de Netflix protagonizada por Jane Fonda y Lily Tomlin sobre dos mujeres que son abandonadas por sus maridos y se mudan a la casa que habían comprado a medias, por separado no hubieran podido comprarla, donde tienen que convivir. Comprar una vivienda con otros es algo que siempre hemos pensado, pero es algo que no se suele ejecutar por los problemas que conlleva compartirla. ¿Y si se hubiera llegado a una solución?

Creo que Pacaso ofrece lujo, lujo asequible, o más asequible por lo menos. El lujo de tener una segunda de vivienda con “factor guau”. Si en alguna ocasión he hablado del típico apartamento de playa donde tenemos que en uno, dos o con suerte tres dormitorios se apiñan una o dos familias, niños, mascotas, abuelos… Todos disfrutando de la cercanía al mar. En el caso de Pacaso estamos hablando de que compartir una vivienda tiene un coste superior a lo que cuesta adquirir y mantener una vivienda. Además con el toque de “inversión”, es decir, con la expectativa de que lo pagado se revalorizará con el tiempo.

Lujo asequible

32805080428_a8f7540fcc_o.jpg

Pacaso adquiere viviendas, les hace una mínima reforma, crea una empresa (LLC) que es propietaria de las mismas y las reforma mínimamente, aparte de decorarlas por un profesional. Después pone a la venta un octavo de estas viviendas a compradores que pueden desear una vivienda de este tipo, pero no quieren o no pueden permitirse comprar la vivienda al completo. Su objetivo es hacer la propiedad de la segunda vivienda más asequible y fue fundada en octubre de 2020.

Pacaso además busca a una empresa local que las mantenga a la perfección, limpie entre usos de los propietarios, así como media entre los propietarios en caso de conflito, proporciona la infraestructura digital que permite distribuir los tiempos y todo por 99 dólares al mes, por cada fracción de un octavo de la vivienda. Es decir, Pacaso, permite hacer la inversión y se convierte en una suscripción, aunque como afirma, ni mantiene propiedad de la misma y los propietarios de la empresa pueden prescindir de los servicios de Pacaso cuando quieran. En la práctica será bastante difícil que cinco de los ocho propietarios se pongan de acuerdo en echar a Pacaso.

Además, la fracción de la vivienda puede venderse en cualquier momento a partir del primer año. Los propietarios no pueden alquilar la vivienda, pero sí ceder sus días de uso a amigos o familiares. Con un octavo de vivienda, cada propietario tiene derecho a 44 días al año, además de que siempre podrá disponer de al menos un festivo nacional. Según Pacaso, su modelo de negocio está muy alejado de la multipropiedad o "timeshare" como se conoce en EEUU, dado que se trata de ser dueño de un activo y no se compra un derecho de uso temporal (en España la multipropiedad está regulada y obliga a que sea durante un periodo de tiempo limitado, dejando de ser una propiedad, a pesar de su nombre). Además, al contrario que con otros sistemas de multipropiedad, los propietarios pueden prescindir de Pacaso si así lo desean.

Las viviendas que busca Pacaso tienen, en principio, un coste superior a los dos millones de dólares (a repartir entre ocho copropietarios), y han sido decoradas y dejadas a la perfección. Además tienen todo lo que podemos necesitar y se encuentran en los centros de vacaciones más demandados de EEUU, como Aspen en Colorado o Malibu en California. Pacaso ha sido una de las empresas de EEUU que más rápido han alcanzado el estatus de “Unicornio”, es decir, valoradas en mil millones de dólares. ¿Cuál es el problema entonces? Parece que Pacaso no está siendo muy bien acogida por los vecinos.

Vecinos en contra de Pacaso

218822310_b88f5c6340_o.jpg

Los vecinos de las viviendas de Pacaso temen que esta empresa suba los precios, y es que al igual que los fondos de inversión o las empresas de crowdfunding como ya comentamos, pagan por las viviendas con un sobrecoste. Además temen que sus nuevos vecinos acaben haciendo mucho ruido y estropeen la tranquilidad, también temen que destruya el espíritu de su barrio y se convierta en una especie de parque temático para adultos.

Además, aunque el alquiler turístico puede estar prohibido en un vecindario concreto, Pacaso acaba bordeando este tipo de prohibiciones. Para algunos vecinos de las viviendas de Pacaso, no se trata sino de un “timeshare” (multipropiedad) con ínfulas. Además en algunos casos están adquiriendo viviendas cercanas a colegios y pro precios inferiores a los dos millones de dólares.

Por supuesto para cuando el nuevo propietario conduce a su vivienda encontrarse carteles en los que no se le da la bienvenida sino se rechaza la presencia, no es plato de buen gusto, y esto puede ser un problema para los fundadores de Pacaso, que se pueden acabar encontrando con un problema si los nuevos propietarios se sienten rechazados por sus vecinos.

Aunque de momento la actuación de Pacaso está limitada a algunas áreas muy concretas de EEUU, los planes de la empresa están en expandirse al resto de Norteamérica y Europa, aparte de las copias de su modelo de negocio que puedan surgir en otras zonas del mundo. Al fin y al cabo, no deja de ser un negocio replicable.

Pregunta a los lectores, ¿creen que este modelo de propiedad triunfará y veremos más casos parecidos con el tiempo? ¿Comprarían parcialmente una segunda vivienda según este modelo o preferirían ser propietarios de una vivienda completa?

En El Blog Salmón | ¿Es el piso de la playa una horrible decisión financiera?, Así se puede valorar una vivienda por Internet sin necesidad de contratar un tasador y La vivienda de Singapur: de calidad, asequible, abundante, pero con un lado oscuro

Vía | NPR

Imagen | tensaibuta

Imagen | erikccooper
Imagen | dianaoftripoli

Temas
Inicio