Compartir
Publicidad

Tasa a las tecnológicas: España, Francia y Reino Unido lanzan la suya ante la falta de acuerdo

Tasa a las tecnológicas: España, Francia y Reino Unido lanzan la suya ante la falta de acuerdo
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fracaso de las negociaciones a la hora de llegar a un acuerdo para establecer un impuesto comunitario sobre las empresas digitales, la denominada tasa Google, ha llevado a varios países a desarrollar sus propios impuestos nacionales.

Francia se ha sumado a la propuesta realizada por España y luego por Reino Unido de la creación de un impuesto sobre las empresas que operan en Internet. Las normativas de cada un de los países presentan algunas diferencias de forma y de expectativas, como sería que en España se piensa recaudar en el primer año lo mismo que el Reino Unido en 3 años.

Nos podemos preguntar: ¿En qué consisten las tasa tecnológicas de España, Francia y Reino Unido?

Francia no da pistas del impuestos pero España estima que para 2019 ingresará 1.200 millones

El Gobierno francés desde el año que viene se tasaran a nivel nacional a las empresas digitales si los estados de la Unión Europea no asumen sus responsabilidad y no aplican lo que parece preferible. El Gobierno de Francia no ha especificado todavía el diseño que va a tener su nuevo mi puesto, pero en España y el Reino Unido sí han dado ya bastante información.

En España se ha realizado un Anteproyecto de Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, que establece un impuesto del 3 por ciento sobre los servicios de publicidad en línea, la intermediación online y la venta de datos de los usuarios, siempre sobre empresas que estén facturando más de 750 millones de euros en todo el mundo y al menos 3 millones de euros en España.

El alcance del impuesto es más ambicioso que el presentado a los miembros de la Unión Europea y afectará a empresas como Google, Facebook, Amazon, Airbnb o Uber. La recaudación que prevé el Gobierno del PSOE para el 2019 es de 1.200 millones de euros.

Cuando el Gobierno del PP estaba en el gobierno hizo un estudio donde se estimó que se podrían ingresar por este impuesto alrededor de 600 millones de euros durante el 2019 y 1.500 millones de euros en los siguientes años.

El Reino prevé recaudar en 3 años lo que el Gobierno del PSOE lo quiere hacer en el primer año

El Reino Unido estima la aplicación de este impuesto para abril de 2020. La previsión de recaudación es de 309 millones de euros durante el 2020 y cuando tenga pleno efecto en 2021, estiman que se conseguirá recaudar 416 millones de euros.

En 2022 se prevé unos ingresos de 449 millones de euros y en 2023 se estiman unos ingresos de 487 millones de euros. Es decir, que durante los 3 primeros años se preven recaudar 1.174 millones de euros, prácticamente lo mismo que el Gobierno del PSOE prevé solo en el primer año.

Se tiene que tener en cuenta, que el impuesto de Reino Unido tiene un gravamen menor, del 2 por ciento, y se centra en los beneficios de los motores de búsqueda de Internet, redes sociales y grandes empresas de comercio online, de empresas que facturen al menos 25 millones de libras esterlinas al año en el Reino Unido y más de 500 millones de libras esterlinas en el mundo.

El Gobierno del PSOE está con el Anteproyecto de Ley

El Anteproyecto de Ley todavía está sujeto a posibles modificaciones tras pasar por la audiencia pública, en la que ha recibido bastantes alegaciones de los distintos actores interesados de la nueva norma.

Hacienda está analizando los comentarios recibidos con la determinación de incluir todas aquellas aportaciones que mejoren la nueva norma sin modificar su esencia. El proceso puede tomar semanas y culminará con la aprobación de la nueva normativa en el Consejo de Ministros.

La revisión de la nueva norma puede ser a finales de 2018 o ya a principios de 2019, con el visto bueno del Parlamento y entrada en vigor no llegará hasta mediados de 2019, lo que va a reducir a la mitad la recaudación que se podría conseguir.

España, Francia y Reino Unido han avanzado en el desarrollo de los impuestos digitales a las grandes empresas tecnológicas, pero seguramente se amoldarán con los diferentes pactos de la Unión Europea o la OCDE.

Existen exenciones, sanciones y protecciones

Existen en la normativa de la Reino Unido algunas exenciones. El impuesto sobre negocios digitales contempla la exención del pago para las empresas que tengas pérdidas y la reducción del tipo efectivo del impuesto para aquellas empresas con bajos márgenes de beneficios.

En el caso de España el impuesto incluye un sistema de sanciones para aquellas empresas que oculten la geolocalización o dirección IP desde la que acceden los usuarios para tratar de no pagar el impuesto.

Las multas en este caso serían de 150 euros por cada acceso que se ha falseado con un límite anual de 15.000 euros para personas o empresas que no tengan actividad económica, o del 0,5 por ciento del importe neto de la cifra de negocios del año anterior.

En la legislación de Unión Europea se ha aparcado a un lado el impuesto digital a nivel comunitario, la comisión del Parlamento Europeo está estudiando la legislación de las empresas tecnológicas endurecer la regulación a la hora de la protección de datos que deben aplicar las grandes empresas de Internet para establecer impedimentos para compartir los datos de los usuarios.

En El Blog Salmón | Irlanda y los países nórdicos quieren bloquear la tasa Google, te contamos por qué

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio