Compartir
Publicidad

Por qué Bruselas quiere establecer una tasa a Google y a las grandes empresas tecnológicas

Por qué Bruselas quiere establecer una tasa a Google y a las grandes empresas tecnológicas
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante esta semana, la Comisión Europea ha aprobado un proyecto de directiva que pretende finalizar con el agujero fiscal que han provocado en Europa la actividad de las grandes multinacionales del sector digital.

Esta nueva normativa pretende que los países miembros de la Unión Europea puedan someter a un impuesto a la facturación de las empresas de sector digital en sus territorios aunque no tengan presencia física dentro de los mismos.

Nos podemos preguntar: ¿De cuánto va a ser el nuevo gravamen? ¿Qué actividades va a gravar esta tasa de Google?

¿De cuánto va a ser el nuevo gravamen? ¿Qué actividades va a gravar?

La Comisión Europea ha establecido una horquilla para el nuevo gravamen de entre el 1 al 5 por ciento. Pero la Comisión recomienda que todos los miembros adopten el mismo tipo de gravamen común del 3 por ciento para evitar la competencia fiscal entre los países.

El nuevo impuesto gravará 2 tipos de ingresos:

  • Los ingresos derivados de la rentabilización de los datos de los usuarios. Es decir, aquellos que se consigan a través de la publicidad digital o la venta de los datos de los usuarios digitales a terceros.
  • Los ingresos derivados de plataforma de intermediación, como son las que se dedican a ofrecer servicios de hoteles o de transportes.

¿Cuánto van a recaudar los países miembros? ¿Quién y dónde se va a pagar el nuevo gravamen?

La Comisión Europea estable que con el nuevo tipo del 3 por ciento se podría alcanzar una recaudación de 4.800 millones de euros, aunque previsiblemente el mayor volumen de recaudación se conseguirá en aquellos países que tienen más población digital.

La Comisión Europea ha establecido unos requisitos, por los cuales las empresas del sector digital tendrán que pagar:

  • Facturación a nivel mundial de más de 750 millones de euros.
  • Facturación a nivel europeo de más de 50 millones de euros.

El impuesto se tendrá que pagar en la autoridades nacionales de cada uno de los países, en función de los ingresos que se hayan obtenido en los países por donde se ha generado la facturación.

Por tanto, la Comisión Europea propone la creación de una ventanilla única digital para facilitar a la empresas digitales la declaración del impuesto y no tener que repetir todo el papeleo en los países miembros de la Unión Europea.

¿Qué empresas del sector digital se verán afectadas por el nuevo gravamen?

Aquellas empresas que obtienen gran rentabilidad por la explotación de los datos de sus usuarios como son Google, Facebook, Twitter, Instagram... se van a considerar de la primera categoría de las empresas digitales que van a estar gravadas por el impuesto.

El segundo tipo de empresas que van a estar afectadas por el gravamen de este impuesto son las plataformas como Airbnb, plataforma de servicio de hoteles, o Uber, plataforma de servicio de transportes, o todas aquellas plataformas que faciliten el intercambio de bienes o servicios entre diferentes usuarios o la compra y venta de aplicaciones.

Otras empresa como Apple o Amazon, empresas también del sector digital, también se verán afectadas pero en menor magnitud, porque gran parte de su negocio se centra en la venta de productos tradicionales como ordenadores o libros.

Netflix Spotify no van a estar gravadas por este impuesto, ya que la Comisión Europeo no desea imponer ningún impuesto a la distribución de los contenidos digitales. Pero, el servicio gratuito de Sportify será objeto de pago del impuesto por la parte que explote los datos de sus usuarios.

Por tanto, esta directiva se va a aplicar a todas las empresas del sector digital, con independencia del país que sea la empresa. Las empresas europeas del sector digital también van a estar incluidas dentro del pago si cumplen las condiciones. Pero los factores de facturación permiten excluir a gran parte, en particular, a las startups, empresas pequeñas y medianas.

¿Cuándo se va aplicar este nuevo gravamen?

Aunque la directiva se haya aprobado la aplicación de momento es una incógnita. La Comisión Europea quiere que la aplicación debe ser de forma inmediata para que desaparezca el agujero fiscal que aumenta cada día que pasa. Pero esta directiva tiene que recibir la aprobación de todos los países miembros de la Unión Europea.

Las grandes economías de Europea como Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España, están a favor de la aplicación porque las empresas del sector digital facturan en sus países sin dejar ingresos fiscales en esos países.

Mientras que los países pequeños, donde este tipo de empresas pueden establecerse para reducir sus impuestos, plantean su resistencia, entre las cuales podemos destacar Irlanda, Holanda y Luxemburgo.

En ningún caso va a existir una fuga de las empresas del sector digital si se aplica este nuevo impuesto. Ninguna de las empresas que van a ser afectadas se pueden permitir prescindir de un mercado de 500 millones de consumidores.

Además, la Comisión Europea sabe que tasas similares se están aplicando en India o Israel y en algunos estados de Estados Unidos, y en ninguno de estos casos se ha producido una salida de estos mercados de las empresas del sector digital.

¿El nuevo gravamen es una solución definitiva para este tipo de empresas?

El nuevo impuesto al sector tecnológico se a aplicar, ya que este tipo de empresas no entran dentro del sistema tradicional del impuesto de sociedades que están gravando a las empresas en función de la presencia fiscal que tienen un determinado país.

Esto ha permitido a la empresas del sector digital reducir, de manera legal, la factura fiscal. La Comisión Europea ha establecido que de media solo están pagando un 9,5 por ciento frente al 23,2 por ciento de las empresas de sectores tradicionales.

La Comisión Europea no cree que este impuesto es una solución definitiva, ya que es una acción temporal. A largo plazo, la Comisión Europea propone una armonización fiscal de la base del impuesto de sociedades que recoja de manera específica el gravamen de la actividad digital.

Además, se plantea una renegociación de los tratados bilaterales de los miembros de la Unión Europea con terceros países, como Estados Unidos, para evitar la doble imposición, porque este tipo de tratados van a impedir la aplicación del impuesto a las empresas de este tipo de países.

En El Blog Salmón | Facebook pagará impuestos donde tenga negocio, todos los detalles

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos