Compartir
Publicidad

El fin del mundo para Grecia y para los griegos

El fin del mundo para Grecia y para los griegos
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos momentos de complicaciones financieras que Grecia está sufriendo, muchos ya les han dado por perdidos con predicciones catastrofistas, que tendrán que dejar de pagar sus deudas y que el país se caerá al desastre. Palabras negativas, pesimistas y desastrosas pero no está claro exactamente que piensan que va a pasar con Grecia y con los griegos. Más o menos nos dejan entender que es el fin del mundo para Grecia y para los griegos.

Que los catastrofistas se enteren, después de una suspensión de pagos o, si quieres, después de una quiebra, tanto Grecia como los griegos seguirán existiendo. No sólo eso, lo mejor que les puede pasar a Grecia y a los griegos es que suspendan pagos ya de una vez. Afortunadamente una líder europea, la canciller Merkel, lo ve algo más claro que casi el resto de sus compañeros y que la Comisión Europea y por eso está diciendo que más de lo mismo no es el camino a seguir.

Se habla mucho en todas partes de las consecuencias de lo que va a pasar con Grecia, incluso en estas páginas e incluso de forma literaria, con mi compañero de página, Marco Antonio, no sabiendo si estamos en una tragedia griega o en un drama sangrienta shakesperiana, pero está muy acertado culpando a los bancos europeos que están presionando para que Grecia sea rescatada, es decir, para que sus deudas sean rescatadas. Lucerito pregunta si Grecia se caerá y Remo pensando que el primer ministro Papandreu está a punto de tirar la toalla.

Sobre si Papandreu tira la toalla o no, lo único que diría es qué bien sería si lo hiciera, ya que los políticos han metido a su país en los líos en que se encuentra a lo large de décadas, incluyendo Papandreu, hijo y papá y sería fantástico para Grecia que se fueran todos los políticos de la vieja escuela. La realidad es que siguen con sus amenazas hacia la canciller Merkel, que es la única de sus compañeros europeos que no ha cedido a las amenazas de la clase política griega.

Después de varias décadas de políticas económicas insostenibles y manipuladas, Grecia ha llegado al punto de suspensión y lo que no es razonable es exigir medidas draconianas que se necesitarían en muy corto plazo para cambiar el camino irresponsable de décadas para hacer frente a las deudas de golpe.

Como ya he hablado en estas páginas, si Grecia suspende pagos o quiebra o se cae o llámalo como quieras, lo más probable es que se sentará con sus acreedores y acordarán plazos para el pago de sus deudas. Las condiciones de repago se alargarán, dando más tiempo para que los cambios económicos necesarios se efectúen y para que los cambios tengan tiempo para impactar.

Este proceso debería ser acompañado por la tutela del Fondo Monetario Internacional (FMI) que podría facilitar ayudas pero, más importante, podría controlar el desarrollo de las políticas económicas para que sigan en el camino hacia la salvación. También tendrían tiempo para ejecutar las privatizaciones del que se han hablado, aunque por lo que veo, todavía mucho hablar y poca actividad. €50.000 millones en ingresos provenientes de las privatizaciones si que cambiarían las negociaciones con los acreedores.

Esto es si los políticos griegos encuentran la responsabilidad necesaria y no siguen en el mismo camino de ahora, políticas económicas desastrosas e insostenibles a la espera de que les rescatemos el resto de europa.

En El Blog Salmón | ‘Too big to fail’ está ganando otra vez y El gobierno griego pide unanimidad de partidos para salir de sus problemas
Imagen | Alun Sal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos