Compartir
Publicidad
Publicidad

Las causas de los problemas europeos vienen de largo

Las causas de los problemas europeos vienen de largo
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si no se admiten los errores que se han cometido durante estos tiempos de crisis, no llegaremos nunca a la resolución correcta o a asegurarnos que no los repitamos. Por eso me interesa analizar lo que pasó para entender qué se hizo qué no se debería hacer y qué se debe hacer que no se hizo. El economista de Harvard, Jeffrey A. Frankel, nos trae un análisis interesante y acertada, de lo que llevó a Grecia, y a otros, a su situación actual.

Los tres errores principales de los líderes europeos que nos da son los siguientes:

  • La decisión de admitir Grecia al euro sin estar preparada.
  • Permitir los márgenes de intereses caer al nivel de los países avanzados, como se ve en la tabla.
  • No enviar a Grecia al Fondo Monetario Internacional (FMI) en el primer momento de la crisis.

Todos estos he criticado en estas páginas y le falta mencionar, en este artículo, el espectacular fracaso de los reguladores de hacer su trabajo controlando los bancos y los otros participantes del sector financiero internacional.

Una solución que nos da está relacionada con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE), que empezó a funcionar en 1997 y que fue una parte clave del acuerdo que llevó a la introducción del euro. Este Pacto exige, entre otras cosas, que el déficit público se debe mantener por debajo del 3% del PIB, condiciones que se ignoraron durante el boom, muy criticado por mi en estas páginas.

Su propuesta es que, cuando un país europeo incumple con sus obligaciones bajo el Pacto, el Banco Central Europeo (BCE) debe dejar de comprar deuda estatal de esos países, para presionarles a volver al camino fiscal sostenible y acordado. Por qué no, alguna exigencia sería bueno como responsabilidad por los beneficios de participar en el euro.

Muy buena propuesta y deberíamos haberlo exigido antes de que estalló la crisis pero, de forma inmediata, lo que hay que hacer es que las ayudas a Grecia deben ser condicionadas muy rigurosamente, empezando con avanzes en el programa de privatización que se comenta pero que se deja en el aire. Poder ingresar hasta 50.000 de euros para demostrar que están haciendo frente a sus obligaciones ellos mismos sería una buena forma de demostrar credibilidad financiera.

¡No obstante, todavía no se enteran! Piensan que pueden seguir criticando, amenazando y ofuscando para que Europa les apoye, normal, lo han conseguido hasta ahora. Además, piensan que los del FMI también accederan a sus presiones y a las presiones de la UE, algo que hubieran conseguido con el keynesiano, Dominique Strauss-Kahn (DSK), llevando las riendas. Sin DSK el FMI tiene un poco más de columna vertebral, aunque sólo un poco.

Vía | Jeff Frankels Weblog (en inglés) En El Blog Salmón | El gobierno griego pide unanimidad de partidos para salir de sus problemas, Los políticos griegos amenazan con la quiebra para no cumplir sus promesas y Grecia nombra las palabras malditas: "default"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos