Así se protegen las inversiones frente a la inflación actual (y lo que puede venir)

Así se protegen las inversiones frente a la inflación actual (y lo que puede venir)
1 comentario

La inflación interanual de Marzo ha sido casi un 10%. Además es más alta que la inflación de otros países europeos. Esto afecta fuertemente al nivel de nuestras inversiones. Si tuviéramos 100.000 euros en marzo de 2021, en marzo de 2022 más vale que les hayamos sacado 10.000 euros de rentabilidad sólo para mantener el poder adquisitivo.

Ante estos escenarios de alta inflación, es necesario tener una estrategia para proteger a los ahorros de la inflación, cualquier otra opción es perder dinero. Unos pocos años a este ritmo y nuestros ahorros valdrán la mitad o incluso menos. Es cierto que son unas circunstancias especiales (recuperación de la pandemia, crisis energética y guerra en Ucrania), pero no sabemos cuánto va a durar. Es necesario tener en cuenta la inflación ahora, y más a la hora de invertir.

Aunque hemos hablado cómo proteger los ahorros sobre hiperinflación y depresión económica, la situación actual no llega a dichos extremos, por lo que se pueden ver otras opciones para proteger nuestros ahorros en un momento de inflación alta.

Consumir en tiempos de inflación alta

9222846328_a666ab8a1d_o.jpg

Al respecto a la hora de consumir, tenemos que revisar nuestras necesidades futuras y si somos capaces de comprarlo ahora. Tenemos que entender que todo sube. Personalmente estoy haciendo unas compras para mi vivienda, y en distintos comercios nos han avisado la incapacidad de mantener los presupuestos. El alza de los precios de los materiales y componentes, hace que nos interese considerar adelantar las compras. Esto a nivel macroeconómico no es bueno, porque acelera la inflación, pero a nivel individual es lo que puede tener más sentido.

Por otro lado, en este momento si aplazamos los pagos a fin de mes con la tarjeta de crédito (a interés cero), podemos obtener un pequeño descuento sobre el precio real. A esto en Argentina lo llaman “la licuadora”.

También es muy importante considerar la fiscalidad. Si nuestros ingresos suben con la inflación pero no se bajan los impuestos, el incremento del sueldo no nos dará un mayor poder adquisitivo, porque parte irá a financiar los gastos públicos.

Por último, consideremos esto. Aunque comprar una vivienda es una decisión que debe involucrar muchas más consideraciones que el IPC de un mes, los alquileres se actualizan con el IPC según casi todos los contratos de alquiler, mientras que si tenemos una hipoteca a tipo fijo, esta no subirá independientemente de la inflación, y es que ya recomendamos hace tiempo “a tipo fijo”.

Invertir en tiempos de inflación alta

312717825_4d57be2988_o.jpg

Aparte de tener una vivienda, ¿en qué podemos invertir en tiempos de inflación alta? Pues existen varias opciones

Muchos recomiendan invertir en activos reales, como bienes raíces, oro, plata etc. Una ventaja es que es fácil endeudarse para la compra de bienes raíces y eso nos permite que el valor de lo que devolvamos en términos reales será menos de por lo que lo compramos. Si además se aprecia el activo con la inflación, el negocio es redondo. Aun así, endeudarse en tiempos de incertidumbre es una decisión a considerar muy seriamente, dado que es más arriesgado.

Es importante considerar que este tipo de productos tienen más influencias en su precio que la misma inflación. Comprar un local comercial en una zona en decadencia (algunos centros comerciales, por ejemplo) lo que nos lleva es a tener un activo que tiene dos motivos a depreciarse, la inflación y los riesgos inherentes al activo. Es cierto que el oro tiende a mantener su poder adquisitivo, pero lo hace a lo largo de décadas.

Respecto a las criptomonedas, lo primero es considerar que no todas las criptomonedas son iguales, muchas son básicamente el movimiento clásico de “pump and dump”, es decir, crearla, hinchar su precio y colocarla a pardillos mientras se huye con las ganancias. Lo segundo es considerar que es un activo muy reciente y no sabemos cómo funcionará a largo plazo.

También hay que considerar la renta variable, ya hemos hablado en el libro de invertir en tiempos de tipos de interés bajos, prácticamente todo lo que se comenta es aplicable aquí. La renta variable es algo a considerar porque debería actualizarse con la inflación, pero a corto incluso medio plazo su valor puede verse afectado negativamente por la inflación.

Un consejo que se da mucho en tiempos de inflación es que debemos evitar la renta fija. Eso no es del todo correcto, debemos de evitar ciertos tipos de renta fija. Debemos de evitar la renta fija que da una rentabilidad inferior a la inflación o no ligada a la inflación. Una excepción no muy conocida son los bonos ligados a la inflación, en inglés TIPS, acrónimo de Teasury Inflation Portected Securities.

Este tipo de productos son cada vez más populares, entre 1997 y 2006 se quintuplicó el total de deuda emitida mediante estos productos como recoge Juan Ángel García del Banco Central Europeo en este artículo de 2008 (que recomiendo a quién quiera profundizar en ello). Existen incluso fondos de inversión especializados en este tipo de productos. No obstante las TIPS no son perfectas y no nos cubrirían perfectamente de la inflación alta y menos todavía de la hiperinflación. Además que no suelen cubrir la tasa de inflación de España, que es la que nos interesa más.

Todo activo en el que pongamos nuestras manos para protegernos de la inflación tiene sus ventajas y desventajas, como conclusión, y deben de ser consideradas cautelosamente. Ninguna de las opciones consideradas anteriormente es una recomendación de inversión.

Pregunta a los lectores ¿qué están haciendo para proteger sus ahorros de la inflación?

En El Blog Salmón | Los fabricantes de coches están dejando de hacer coches pequeños y baratos, el mercado de segunda mano no va a ser una solución y Turquía eligió tanques en vez de mantequilla, ahora su inflación está disparada

Imagen | recursion_see_recursion

Imagen | 28481k

Imagen | chicadecasa

Temas
Inicio