Compartir
Publicidad
Publicidad

Los españoles ahorramos poco e invertimos mal

Los españoles ahorramos poco e invertimos mal
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los españoles ahorramos poco y además no sabemos invertir bien lo ahorrado. Los que me siguen saben mi obsesión con las finanzas personales, y la lata que suelo dar con el ahorro. Pero es que es algo más importante de lo qu8e parece y las crisis se podrían superar mejor si no fuéramos tan consumistas. Pero no es sólo que ahorremos poco.

Además de ahorrar poco, ese poco se invierte mal. No elegimos bien los activos en los que ponemos nuestros ahorros y luego eso nos causa problemas a largo plazo. No sólo por las preferentes, las acciones de entidades financieras de situación económica dudas o por lo que han sido directamente estafa como los sellos, sino también por el tipo de activos.

Los españoles ahorramos poco

Recientemente ha salido que la tasa de ahorro española ha bajado hasta el 7,2% de la renta disponible. Esto es mucho menos que en nuestro entorno (12,9% en la eurozona), por no hablar de mucho menos que en Alemania (17,03%) o Francia (14,14%) o que incluso en Italia (10,59%). Somos más derrochadores. Esto no hace sino reproducir el patrón de consumo de antes de la crisis, que es cuando se llegó a ahorrar menos (en 2007 se ahorró un 5,8% de la renta disponible).

Siempre que hablo sobre la necesidad e importancia de ahorrar, tengo comentarios al respecto afirmando que lo que sucede es que en España no se poder ahorrar por el alto desempleo y los bajos sueldos. Pero eso no es completamente cierto. Recientemente en el peor momento de la crisis, en 2009, se llegó a ahorrar un 13,39% de la renta disponible. Lo cual significa que sólo nos apretamos el cinturón cuando no tenemos más remedio. Habría que considerar esto que la crisis no es una escusa para lo poco que se ahorra en España.

Esto hay quien lo achaca a que debido a la recuperación económica, la subida de la bolsa y la recuperación, parcial, de los precios de la vivienda, las familias se sienten más ricas y ven con optimismo el futuro. Es cierto, pero también parece que no recuerdan lo mal que estaban hace tan sólo ocho años. De hecho, no me extrañaría que los que están ahorrando estén ahorrando lo mismo, y que los que gastan sean gente que ha recuperado el empleo y está volviendo a dedicar todo su sueldo al consumo.

Los españoles invertimos mal

5401307610_90f2a67af3_o.jpg

Bien, visto que ahorramos poco, ¿qué hacemos con ese poco? Pues la verdad es que se podría invertir mejor. Según un informe del Instituto Juan de Mariana, los españoles invertimos la mayor parte de nuestra renta (el 80,7%) en activos no financieros, principalmente vivienda principal, otras propiedades inmobiliarias (el típico apartamento de playa o casa en el pueblo) junto con lo que tenemos en vehículos y otros activos no financieros. El porcentaje dedicado en la OCDE (el club de los países ricos) a este capítulo es del 74,1% y en EEUU sólo el 48%. Por si alguien duda del estudio, otros realizados por otras instituciones llegan a similares conclusiones.

¿Y qué hacemos con ese resto de nuestra riqueza? El capítulo donde ponemos más (excepto los activos necesarios para nuestro negocio) son las cuentas y los depósitos. Según un estudio de el Banco de España, el 40% lo tenemos en efectivo y depósitos (que no es más que otra forma de decir, efectivo bloqueado). Las participaciones de capital son del 25%, en fondos de inversión un 14%, en seguros y planes de pensiones un 17% y en otros activos un 4%.

Es decir, que además de tener poco ahorrado lo invertimos mal. Casi todo en vivienda y en nuestro país, muy poco en activos financieros y muy poco en el mercado de renta fija (tanto pública como privada).

Esto nos supone un fuerte riesgo geográfico, frente al habitual poco riesgos que creemos asumir al invertir en pisos, “que es una inversión segura y nunca baja”. Lo de nunca baja ya nadie lo sostiene, pero los que defendíamos que el precio de la vivienda podía bajar recordamos interminables conversaciones frente a personas que no paraban de repetir que la vivienda nunca bajaba como un mantra.

Posiblemente no es que tengamos demasiado en vivienda, sino que invertimos muy poco en las demás opciones. No estamos acostumbrados a ahorrar, a invertir y al menor soplo de viento nuestra economía se tambalea como la casa de paja del cerdito del cuento y requerimos al estado su ayuda. Igual deberíamos de empezar a plantearnos que debemos de cambiar nosotros y no comprar cualquier cosa brillante y nueva que vemos en un escaparate.

En El Blog Salmón | Gente que a pesar de ganar buenos sueldos maneja fatal sus finanzas y Los cuestionables brokers patrocinadores de futbolistas estrella como Cristiano Ronaldo

Imagen | ImagesofMoney

Imagen | Antonio Campos Ruiz

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos