Compartir
Publicidad

El BCE estudia flexibilizar el objetivo de inflación para prepararse ante la próxima recesión

El BCE estudia flexibilizar el objetivo de inflación para prepararse ante la próxima recesión
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Banco Central Europeo (BCE) ha iniciado a los estudios para ver si es posible renovar el objetivo de inflación establecido en el 2 por ciento, en estos momentos, para que haya una mayor flexibilidad a la hora de aplicar nuevos estímulos a la economía Europea.

El Banco Central Europeo (BCE) podría tener más margen de maniobra para la aplicación de una política monetaria expansiva, sin preocuparse de que los precios superen los objetivos marcados.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué el BCE prevé que va a necesitar más estímulos para la economía Europea?

El Banco Central Europeo quiere variar el objetivo de inflación para poder dar estímulos a la economía

El Banco Central Europeo (BCE) está analizando el nuevo enfoque que se le puede dar a la política inflacionaria, incluyendo si el objetivo de ahora de aumento de los precios a los consumidores, que está en el 2 por ciento, sigue siendo necesaria para una nueva crisis económica.

La inflación es un autentico problema para los bancos centrales del todo el planeta por su falta, a pesar de inyectar miles y miles de millones de euros de estímulo económico.

Mario Draghi, presidente del BCE, siempre ha sido del parecer de dar un enfoque simétrico al objetivo de inflación en Europa, que supone decir que los precios se sitúan por debajo o por encima del objetivo marcado, el 2 por ciento, durante un período de tiempo, sin tener que actuar.

En la realidad es como cambiar los radares de una autopista para controlar la velocidad de los coches a través de una foto fija por una tramo que calcula la velocidad permitida , pues el BCE está analizando la inflación por encima de su objetivo hasta establecer que el aumento de los precios están presentes en la economía.

El Banco Central Europeo quito los estímulos en 2018 pero los quiere recuperar en 2019

Las autolimitaciones del Banco Central Europeo (BCE) se implantaron a final del 2018, cuanto se acabó el incremento de balance y paró el programa de compra de deuda, aunque algunos miembros no estaban de acuerdo con la medida de retirada de los estímulos económicos.

Hoy en día, los miembros de la Unión Europea quieren una retirada completa de los estímulos si la inflación se sitúa por encima del 1,7 por ciento. Por otra parte, un cambio en los objetivos de inflación europeos no se va a producir para un día para otro, por ahora son prospecciones y necesitan un análisis mucho más formal.

Los miembros de la Unión Europea recibieron un informa sobre la simetría de los objetivos de la inflación, y esto es cuando se espera que el Banco Central Europeo (BCE) quiere volver a reactivar los estímulos económicos, incluyendo el descenso de los tipos de interés.

La Reserva Federal de Estados Unidos tiene el mismo debate sobre su inflación

Esta cuestión no sólo está encima de la mesa del Banco Central Europeo (BCE), desde hace ya hace un tiempo también se lo está planteando la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), ya que varios miembros han declarado de forma pública un cambio del objetivo de los precios en Estados Unidos.

Concretamente la Reserva Federal (Fed) de Chicago, Charles Evans, ha invitado a reflexionar sobre aceptar que la inflación sea superior al 2 por ciento con mayor frecuencia para que este objetivo sea más creíble para los consumidores estadounidenses.

Por otra parte, el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, John Williams, ha expuesto que la Fed tiene que adoptar un objetivo de inflación flexible, mediante el cual se fomente la inflación por encima del 2 por ciento durante las épocas de expansión económica para compensar la inflación por debajo del objetivo en época de crisis o recesión económica.

Este debate está tan avanzado en la Reserva Federal (Fed) que se está revisando la estrategia y las herramientas que dispone para realizarlo.

Aunque, un cambio del objetivo de inflación supone un cambio sustancial para la Reserva Federal (Fed), mucho más profundo del que podría tener el Banco Central Europeo (BCE) que tiene como objetivo estabilizar los precios, ya que el objetivo de la Reserva Federal (Fed) es la estabilidad de los precios y el pleno empleo.

La economía europea se para más a la de Japón

El objetivo de los precios es fundamental para la política monetaria de Estados Unidos y de Europa, sobre la cual gira todas las decisiones económicas. Los mercados y agentes económicos evolucionan y dan sus pasos según lo que se establece como objetivo.

Modificar la política monetaria puede abrir la puerta a nuevos cambios en un futuro no tan lejano y, en consecuencia, afectará a la credibilidad de la institución. Los objetivos de inflación se implementaron en Nueva Zelanda a principios de la década de los 90 y de forma progresiva se han ido incorporando en todos los bancos centrales a nivel mundial.

La época después de la crisis económica ha dejado la economía sin inflación que ha dejado sin herramientas a los bancos centrales para las próxima recesiones. Por una parte, la Reserva Federal (Fed) ha podido subir tipos de interés y en Europa está recuperación no se ha trasladado a los salarios para crear dinámicas inflacionistas.

Observando esto esto se podría deducir que se podría estar dando un cambio estructural en la economía de Europa que cada vez más se está japonizando.

En El Blog Salmón | Así es la japonización de la economía de Europa

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio