Compartir
Publicidad
Publicidad

Esta crisis será en "L" y no en "V"

Esta crisis será en "L" y no en "V"
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Desde el inicio de la crisis económica son muchos los amigos, familiares e incluso colegas de trabajo los que me han preguntado, ¿cuándo crees que dejaremos atrás la crisis económica? Y lejos de lo que nos ha indicado nuestra historia reciente y sin ánimo de ser pesimista, yo les contesté: “esto va a ir para largo”.

Si nos remontamos a la última crisis económica que vivimos, la crisis del año 1992, con la que se alcanzó una tasa de paro del 24%, a pesar de lo ácido de sus consecuencias, en el año 1994 ya conseguimos reducir de manera significativa el desempleo y conseguir unas tasas de crecimiento económico aceptables.

En la actual crisis que arrancó con el estallido de la ‘burbuja inmobiliaria’ y de los mercados financieros internacionales como consecuencia de las hipotecas subprime en el año 2007, a pesar de que llevamos ya casi cuatro años de crisis, aún no atisbamos la luz al final del túnel.

Al hilo de esta reflexión, el diario económico Cinco días ha publicado los resultados de un estudio llevado a cabo por la consultora SAGE, y cuyas conclusiones arrojan que un 55% de las PYMES cree que no se producirá una salida vigorosa de la crisis hasta el año 2014, es decir, para cuando llevemos siete años de letargo.

Con todo ello quiero decir, que esta crisis está mostrando un comportamiento diametralmente distinto al que manifestaron otras, cuando supusieron un ‘parón económico’ y un rápido levantamiento en forma de ‘V’, sino que más bien en ‘L’ porque la caída ha sido brusca y la recuperación se está llevando a cabo de una atípicamente pausada.

Adicionalmente esta crisis ha obligado a las potencias occidentales, o más bien debería obligarles, a cambiar su paradigma de funcionamiento económico, puesto que los sectores que nos han posibilitado vivir años muy dulces deben ser desplazadas por un modelo de producción que abogue por el conocimiento, la tecnología, la innovación y la eficiencia. Con el objetivo de no volver a caer en el error de que la riqueza sea consecuencia directa de un desproporcionado crecimiento de los precios y no del valor económico subyacente.

Vía | Cinco días
En El Blog Salmón | Llegó la hora de la verdad para encauzar la crisis
Imagen | xurble

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos