Compartir
Publicidad

Regreso al futuro

Regreso al futuro
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El petroleo se ha disparado hasta limites nunca vistos. La amenaza terrorista se globaliza. Se recrudece el debate entre crecimiento vs. limitación de recursos naturales e impacto ambiental, con teorías apocalípticas de todo tipo. Oriente Medio es un hervidero. Un coloso oriental se levanta como un nuevo líder de la economía mundial. EEUU esta sembrado de dudas. El dolar es cuestionado como moneda refugio.Se combinan, a nivel mundial, altas tasas de inflación y de desempleo, todo un desafío para los gestores económicos. Los petrodólares inundan Europa y los ojos rasgados se dedican a la compra de empresas occidentales de toda la vida, gracias a su brutal balanza de pagos. Hay quien hace su agosto bajo el papel de malo oficial antiyanki en Hispanoamérica...

Ya estaréis pensando que que repetitivo. Que esta bien que EBS sea un espacio, no tanto de noticias y novedades como de reflexión, de conversación. Que ésto ya esta muy visto. Y tenéis razón. Esta tan visto como que estoy hablando de los años 70, y de la crisis del petroleo. Y eso es lo que me preocupa.

Pero más que que se repitan innumerables acontecimientos (lo que no deja de ser normal teniendo en cuenta que nunca fueron realmente resueltos), lo que me mosquea desde hace meses, es que se estén repitiendo también las mismas respuestas, las mismas reacciones. Y entre otras, aquellas que demostradamente fueron contraproducentes. Parece que nadie ha estudiado Historia, que nadie se molesta en tirar de hemeroteca, que nadie observa como gravísimo el que se recurra a formulas que demostraron su ineficacia en situaciones muy similares.

Tengo la sensación de que todo el mundo se ha buscado a lanzar soluciones y no le ha dedicado el tiempo necesario a analizar las causas. Claro, queda mal que un político o un burócrata diga que lo están analizando. Suena a escaqueo. Pero es que tengo la sensación de que lo realmente es un escaqueo de la realidad es tomar este tipo de medidas en aras de que nadie les pueda acusar de inactividad.

Por ejemplo, ¿alguien se ha parado a analizar si estamos ante un proceso inflacionario de demanda o de oferta? Soy consciente de que a veces es difícil distinguirlas, que en la realidad se presentan entremezcladas y que se pueden alimentar mutuamente, pero...si estamos ante una inflación de oferta, ante una subida autónoma y vertiginosa de los costes de producción por causas ajenas a la demanda, ay amigos, si eso es así, creo que la medicina keynesiana que nos están recetando no es buena. Esa medicina consiste en la elevación de los tipos de interés y en fomentar el gasto publico. Es una medicina errónea, entre otros motivos porque para los keynesianos de toda la vida, hasta esa crisis del petroleo, inflación y recesión eran excluyentes. Pues bien, la crisis del petroleo demostró que dicha solución no hacia otra cosa más que agravar los males del sistema. De hecho, esa subida de tipos lo unico que va acabar haciendo es encareciendo los costes de producción y, posiblemente motivar un alza de los salarios.

Evidentemente uno no tiene soluciones mágicas para la estanflación, para este cubata de paro y precios disparados. Si las tuviese no iba a estar aquí. Pero si que uno se plantea una interrogante. Y es que aquí nadie habla de que, al margen de la política monetaria o fiscal, existen otras herramientas para controlar la inflación o para estimular el crecimiento. Herramientas dolorosas en algunos casos, hablando en términos políticos. Al margen de los paripés de ultima hora, y por poner un ejemplo, ¿qué se ha hecho en este país para favorecer la competencia?. Por poner otro ejemplo, ¿cuál es el marco legal para crear e impulsar una empresa?. ¿Y qué me pueden decir de la inversión pública y privada en formación? Ojo digo en formación de verdad, no en cursos fantasmas financiados con Fondos Sociales Europeos. Lamentablemente, para muchas de estas medidas llegamos tarde. Pero claro, no había crisis, ni previsión de que nos afectase.

Nada que uno se despierta sabiendo que esta película ya la ha visto y que nadie hace nada por evitar que el protagonista se pegue la torta. Es más, le animan a ello. Más que Regreso al Futuro parece El Día de la Marmota.

Más información | Economy Weblog En El Blog Salmón | El monstruo de la inflación y la estabilidad de precios, Estanflación, inflación y crisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio