Compartir
Publicidad
Publicidad

Así consiguió George Clooney crear y vender su imperio del Tequila por mil millones de dólares

Así consiguió George Clooney crear y vender su imperio del Tequila por mil millones de dólares
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente el actor George Clooney ha conseguido vender su propia marca de Tequila Casamigos a la multinacional del alcohol Diageo por mil millones de dólares. En realidad las venta ha sido por 700 millones de dólares con opción a 300 millones extras dependiendo de los beneficios de la empresa. Pero claramente para una marca de Tequila fundada en 2013, estamos hablando de un valor de empresa equivalente al de muchas Startups de Sillicon Valley, un unicornio incluso.

Diageo puede que no nos suene, pero es muy probable que hayamos probado la cerveza Guinnes, el vodka Smirnoff, el whiskey Jonny Walker, el ron Cacique o el tequila José Cuervo. ¿Qué hay detrás de esta historia de éxito empresarial? De momento, ninguno de los tres fundadores ha afirmado que va a desvincularse de la marca, y no les conviene, tienen 100 millones de dólares en juego.

Casamigos, al principio no era una marca de Tequila

Los tres fundadores de la empresa son el mencionado George Clooney, Rande Gerber (el marido de Cindy Crawford) y Mike Meldman. George Clooney se hizo amigo de Rande Gerner en NY cuando era un actor incipiente. Con los beneficios de sus primeras producciones se les ocurrió comprar unas casas cercanas que encargaron a Mike Meldman unas casas contiguas en un resort que estaba construyendo en México.

En la práctica se llevaban tan bien que durante años en las dos casas contiguas vivían como si fuera una. A veces hacían una comida en una y luego la cena en la otra. No tenían la sensación de que fueran dos casas, sino una muy grande. De hecho su idea inicial era construir una única casa (luego decidieron sabiamente que no era una buena idea).

A estas dos casas las llamaron Casamigos, y claramente fue una buena inversión que acabaron vendiendo más tarde. Pero antes de venderlas, en las noches de juerga empezaron a pensar en el tequila.

La historia de tequila Casamigos

Casamigos

Dentro de todas las fiestas que tenían, se les ocurrió que querían un tequila más suave que no quemara al pasar por el esófago y que no diera resaca al día siguiente (tomaremos esta afirmación con pinzas sobre una bebida con un 40% de alcohol) y con un sabor determinado. Así que se plantearon en crear su propio tequila.

Tras dos años de “trabajo”, probando 700 muestras y reuniéndose con destiladores y haciendo pruebas a ciegas en casa con su familia y amigos, encontraron el tequila que ellos buscaban para su tiempo libre, encargando grandes cantidades. La receta incluía Agave Weber variedad azul y viejos ladrillos de horno.

Esto no sé quedó aquí, ya que llegaron a un momento en el que quisieron exportar mil botellas al Reino Unido. En ese momento les dijeron que tendrían que establecerse legalmente y conseguir una licencia. En ese momento montaron la empresa, poniendo cada uno de los tres socios 600.000 dólares. Una inversión fuerte, pero no imposible para una estrella de Hollywood. La marca estaba lista para ofrecer tres versiones: blanco, reposado y añejo que vendía entre 32 y 42 dólares la botella.

Ingredientes para el éxito: un famoso y Right place, right time

La marca tenía dos ingredientes para el éxito. El primero es el apoyo de George Clooney, cuya firma aparece en las etiquetas. El segundo es que (aunque no lo mencionan en la historia) Geber es un empresario nocturno, con lo cual tenían la capacidad de ponerlo en bastantes locales fácilmente. Poco a poco con el “boca a oreja” fue teniendo éxito la marca.

Incluso es recomendado por Oprah Winfrey como “El más suave, el mejor”. Una recomendación de Oprah Winfrey en EEUU puede catapultar al éxito cualquier producto. Pero además empezó a ganar premios internacionales: Los Angeles International Spirits Competition, the San Francisco World Spirits Competition, The Beverage Testing Institute, The New York World Wine & Spirits Competition y otros cuantos. Los premios le dieron un respaldo a Casamigos, ya no lo bebes porque lo anuncian los famosos, lo bebes porque los expertos dicen que es bueno.

Además la producción ha crecido geométricamente. 38.000 litros en 2014, 80.000 en 2015, 120.000 en 2016 y esperan 170.000 en 2017. Aunque casamigos sea una marca incipiente, ya no es el proyecto de unos amigos con mucho dinero en su bolsillo y mucho amor por el alcohol, sino un competidor serio que vende en EEUU, Canadá, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Hong Kong, España, Italia, Perú, República Dominicana y Jamaica.

Pero aparte de las recomendaciones de los famosos, sucede que si ha habido un momento en la historia perfecto para lanzar una marca de tequila, es este. Casamigos no podía haber llegado al mercado en un mejor momento. Por otro lado, existen expertos que afirman que ni la marca valía eso ni que haya sido una buena idea haber pagado tanto por ella para Diageo.

Además de que el consumo de tequila está creciendo en EEUU. El año pasado se incrementó en un 7,4% en EEUU, además el crecimiento se centra principalmente en las marcas más Premium. También está cambiando el modo de consumirlo, ya que se consume menos mezclado y más sólo, en chupitos o shots (me pregunto si tendrá algo que ver un episodio de Better Call Saul). Esto hace que sea más interesante este tipo de productos como el de Casamigos.

¿Es posible replicar el éxito de casamigos? Me temo que está complicado. La fama de George Clooney junto con la inversión aportada, los contactos, la red de distribución y la cantidad de dinero aportado y además la tendencia del mercado en ese tipo de bebida en concreto, creo que hacen muy difícil que volvamos a ver un éxito de este tipo.

En El Blog Salmón | Cereales por las nubes...¡Que nos suben la cerveza! y Ciclos económicos: minifaldas y vino frente a maxifaldas y cerveza artesanal

Más información | The New York Times, Business Insider, Bloomberg y Forbes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos