Compartir
Publicidad

El FMI apunta que por fin vamos hacia la sostenibilidad, todos los detalles

El FMI apunta que por fin vamos hacia la sostenibilidad, todos los detalles
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya más de una década que se produjo la crisis financiera a nivel mundial que tuvo un profundo impacto. La economía durante estos últimos años ha parecido mostrar fortaleza, el Brexit, la gestión política en Europa que avanza lentamente y el proteccionismo de Trump, han afectado al comercio mundial y está afectando de forma grave a la recuperación.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la actividad económica a nivel mundial descenderá el ritmo de crecimiento del 3,6 por ciento durante el año pasado al 3,3 por ciento este año.

Nos podemos preguntar:¿Cuáles son los pasos que se están haciendo a nivel global para alcanzar la sostenibilidad?

La clase media está cada vez más deprimida en los países avanzados

Pero el trasfondo a nivel mundial sigue siendo que la clase media se ha deprimido cada vez más en los países de economías avanzadas. Esta clase medía tiene cada vez más incertidumbre sobre el futuro de la globalización y la transformación digital de los procesos de producción.

Por otra parte, la población de las economías emergentes sigue muy expuestos a las subidas y bajados de los ciclos económicos dirigidos principalmente por los bancos centrales de las economías más avanzadas.

Estos hechos han creado un entorno complejo en lo que un mínimo suceso puede afectar al cambio en el ciclo económico. Esto ha pasado en el sector automovilístico alemán que se ha visto afectado por la adaptación a la nueva regulación de la emisión de gases contaminantes.

En Francia, también ha afectado a su ciclo económico las protestas de los chalecos amarillos que han afectado varios sectores importantes. Sin embargo, en Italia la inversión ha disminuido a medida que crecía su deuda pública.

El proteccionismo de los populistas entorpece el comercio mundial

Toda esta situación podría empeorar si tenemos en cuenta el impacto de la digitalización en los diferentes mercados de trabajo, la disminución de la productividad, los altos niveles de deuda o el aumento de la edad de la población mundial.

Estos hechos que al no ser gestionados de forma adecuada han dado paso a la aparición de los movimientos populistas. Estos partidos proponen medidas proteccionistas para dar respuesta a la frustración de los ciudadanos.

Por tanto, nos encontramos en un escenario con alto riesgo de debilitar de nuevo el modelo económico sobre el que está asentado el crecimiento económico y, lo peor, pone fronteras para que los países cooperen entre sí.

De nuevo provoca un debilitación de la expansión del comercio a nivel mundial y pone trabas a la globalización a nivel mundial, lo que ha dado freno al desarrollo económico de la clase media y, por tanto, a un crecimiento.

El compromiso económico para gestionar una economía baja en carbón

Pero desde los acuerdos que se realizaron en París sobre el cambio climático se ha ido organizando una conciencia a nivel global acerca de la crisis medioambiental hasta llegar que el Foro Económico Mundial ha comentado que el cambio climático es un riesgo y al mayor impacto económico que se enfrenta la humanidad.

La sociedad está cada vez más sensibilizada, y además la gran mayoría de los inversores financieros en Europa están contemplando el cambio climático y los objetivos de desarrollo sostenible como un factor a la hora de establecer su estrategia de inversión.

A la vez, 190 países están comprometidos a disminuir el incremento de la temperatura mundial 2 grados por debajo de los niveles preindustriales. El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, y los ministros de Economía de alrededor de 20 países han realizado una coalición a nivel climático.

Esta coalición sigue la senda de los 'Principios de Helsinki' para promover acciones contra los efectos del cambio climático a través de herramientas fiscales y de finanzas públicas. Es decir, han llegado al compromiso de gestionar una transición hacia una economía baja en uso de carbón.

Este cambio puede impulsar oportunidades de nuevos empleos

El cambio climático y la transición energética queda mucho camino por recorrer. Para conseguir avances según lo establecido en París, se necesita más información, una información sólida, creíble y a la vez transparente.

Por tanto, se precisan herramientas técnicas y analíticas para medir los avances que se realizan, así como técnicas de gestión del riesgo para no parar la financiación que esta transición necesita.

La Comisión Europea está realizando progresos en cada uno de los diferentes apartados que ha establecido como 'Plan de Acción'. Por su parte, los bancos centrales y organismos públicos han decidido crear conciencia y ir avanzar hacia la participación de un sistema financiero cada vez más importante para ofrecer una solución.

Queda mucho por hacer, la respuesta conjunta puede dar un nuevo impulso a la globalización. Una globalización comprometida para luchar contra los efectos del cambio climático mediante medidas socialmente justas y sostenibles.

Este cambio no solo va a servir para reducir los riesgos del calentamiento a nivel mundial, sino para dar oportunidades de transición donde se generen nuevos empleos y, sobre todo, asegurarse un crecimiento más sólido y de mayor calidad a nivel global.

En El Blog Salmón | Este año las empresas deberán presentar información no financiera es sus cuentas, todos los detalles

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio