Compartir
Publicidad
Publicidad

Será más difícil conseguir financiación

Será más difícil conseguir financiación
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

En los últimos años se había ido haciendo más y más fácil obtener financiación. ¿Queríamos un préstamo para el coche nuevo, el aire acondicionado, o pagar un ordenador portátil a plazos? No problema, el señor del banco nos hacía firmar unos papeles y el dinero aparecía en nuestra cuenta. Otras veces nos llevábamos un producto sin pagar un céntimo y lo pagábamos en cómodos plazos mensuales. Tipos de Interés habían decrecido y nos proporcionaba un préstamo hasta la vendedora del hipermercado. Aunque para llegar a esta conclusión no hacía falta ser Nobel de economía, de hecho no hacía falta ni haber pasado por una facultad de económicas.

Pero con la crisis los tiempos felices pasaron y los difíciles han llegado. Ante las pérdidas de los bancos y su ranking de perdedores, (algunos hacía mucho tiempo que no pasaban malos tiempos), prestar dinero se ha vuelto más arriesgado. Algo llamado morosidad sube y eso no es bueno para el negocio.

Ha mencionado el gobernador del banco de España que las condiciones financieras van a ser menos holgadas de lo que han sido. Supongo que eso significa que se acabaron los préstamos para la termomix, o que se darán menos y a tipos más altos. Se acabaron las hipotecas ninja.

¿Volverán los tiempos felices a los mercados financieros? Seguramente, pero mientras tanto financieras que se dedicaban a unificar deudas y sucursales que sólo sabían dar préstamos van a tener que buscarse otros clientes. Preferiblemente otros clientes con ahorros a los que venderles plazos fijos, fondos de inversión y otros productos donde meter su dinero contante y sonante, en vez de préstamos para la tele de plasma. Porque haberlos haylos, y seguro que están contentos de obtener más por sus ahorros.

Más Información | El Economista Imagen | Gaetan Lee

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos