Compartir
Publicidad
Publicidad

Tanto hablar de Grecia, pues hablemos de Grecia

Tanto hablar de Grecia, pues hablemos de Grecia
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días se habló en estas páginas de que la Unión Europea (UE) tiene la obligación de ayudar a Grecia por el mero hecho de ser miembro del Euro. Ayer expresé mi disconformidad sobre la necesidad de una solución exclusivamente europea.

Como hoy estamos esperando la reunión de los líderes europeos para hablar de cosas, algunos quieren que Grecia esté en la agenda para buscar soluciones. Continúan los artículos catastrofistas, incluyendo en estas páginas (aquí por lo menos con referencias literarias), y me levanté con la noticia en la radio de que en esta reunión de líderes europeos, está en juego el futuro de Europa.

¡Tonterías!, si pensamos que será el fin de la UE, del Euro, incluso, de Grecia.

En mi artículo anterior hablé de que las cuentas de Grecia han estado desequilibradas desde hace tiempo y que, sólo porque había fiesta, no se debería haber ignorado lo que pasaría tarde o temprano. El estallido de la crisis lo hizo obvio.

Sólo hay que ver el último estudio de Grecia del Fondo Monetario Internacional (FMI), publicado en julio del año pasado.

Como vemos en la tabla, las cuentas griegas han estado desequilibradas durante años, y en muchos de estos años había boom. Ha llegado el momento esperado y Grecia tiene que ajustar su forma de vivir las cuentas públicas y lo que ha hecho hasta ahora no ha sido suficiente. Si para ajustar sus cuentas necesita ayuda, para eso siempre ha estado el FMI, y no sólo para los países pobres.

Por otra parte, no hay que preocuparse mucho de los bancos y los inversores internacionales que advierten que Grecia está mal y que necesita ayudas. Estos son los mismos que están expuestos a Grecia y les encantaría que Europa entre a salvar a Grecia, y a ellos también. Prestaron a Grecia y, si el país tiene dificultades, tendrán que sentarse y negociar reducciones y extensiones a su deuda. Europa no debería rescatar a los mercados internacionales de capital una vez más.

Hace un tiempo hablé en estas páginas sobre una líder europea con responsabilidad y memoria porque se oponía al despilfarro indiscriminado de los países a las empresas. Ahora la misma líder está en contra del despilfarro estatal.

La canciller Merkel está diciendo más o menos lo mismo de lo que escribí en estas páginas, que Grecia ajuste sus cuentas, que el FMI está para estas cosas y que, si países reciben ayudas, deben existir sanciones como multas efectivas, supervisión más activa de la Comisión Europea y la suspensión del voto en reuniones europeas.

La canciller Merkel está cansada de ver políticas irresponsables e insostenibles para que luego se exija apoyos en nombre de una supuesta solidaridad europea. Una vez más parece que tenemos a sólo una líder europea con responsabilidad.

En El Blog Salmón | Grecia al borde del “default” y al fin de la UE, ¿Qué tienen que ver los problemas de Grecia con el Euro? y La hora de la verdad para Europa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos