Compartir
Publicidad

El FMI dice que somos más ricos que los italianos, pero no importa

El FMI dice que somos más ricos que los italianos, pero no importa
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente la noticia sobre que España supera a Italia en el PIB per cápita medido en PPP (Purchasing Power Parity o Paridad del Poder Adquisitivo) ha dado la vuelta a los medios de comunicación, haciendo que muchos hablen sobre la potencia económica que representa nuestro país. Otros se han puesto a hablar de que no es cierto por el motivo que sea.

En mi opinión, es bastante irrelevante que España haya superado a Italia en este indicador concreto, calculado por una institución en concreto. Además tengo varios motivos: no es la primera vez que tenemos esa noticia, no es por mérito de España sino por demérito de Italia y porque lo que importa es que nos vaya bien, no que a los otros les vaya mal.

¿Qué es la paridad del poder adquisitivo?

Existen dos modos de medir el PIB, en precios nominales y en paridad del poder adquisitivo. En precios nominales es al valor normal (descontando la inflación), en paridad del poder adquisitivo es comparando las mismas censtas de bienes en los distintos países. Se dice que dos países están igualados cuando se puede adquirir la misma cesta de bienes al mismo precio.

Veámoslo como ejemplo. El PIB per cápita de Suiza es mucho más alto que el de España, pero si lo comparamos lo que se puede comprar con ese dinero en Suiza versus lo que se puede comprar con ese mismo dinero en España, las diferencias se acortan. Un ejemplo típico es el índice Big Mac de The Economist, que compara el valor de una hamburguesa Big Mac en distintos países.

¿Y por qué un Big Mac y no otro producto? Digamos que la hamburguesa más famosa del mundo está bastante estandarizada, al igual que el servicio obtenido en cualquier McDonald’s del mundo. Porque un problema de la PPA es que los bienes y servicios no están completamente estandarizados a lo largo del mundo. No es lo mismo una pizza en Italia de masa fina que una en Chicago de masa gruesa. No es lo mismo el coche que compramos en Singapur que en París.

Históricamente las economías se han ido sobrepasando la una a la otra

La economía española y la italiana llevan bastantes años cerca la una de la otra. Tiempo atrás quedó la época en la que el PIB per cápita italiano sobrepasó al del Reino Unido, el famoso il sorpasso. Ahora su “preocupación” está por no ser superados o igualados por España.

De hecho hace casi diez años dimos esta misma noticia, coincidiendo con torneos de fútbol, según las estadísticas de Eurostat mostraron que los españoles teníamos un mayor poder adquisitivo en PPA que los italianos, respecto a la media de la UE. Era la época en la que la economía española estaba en la Champions League y un presidente del gobierno afirmó muy serio que pronto superaríamos a Alemania. En ese 2008 The Guardian publicó que España estaba superando a Italia en otros ámbitos, aparte del económico. En ese artículo se hablaba de una España con cultura vibrante y mirando al futuro, frente a una Italia que miraba al pasado.

Si tomamos las estadísticas del Banco Mundial veremos que la diferencia ha sido alrededor de dos o tres mil dólares, lo que sucede es que no es lo mismo esta diferencia en 1960 que en 2016. En 1960 El PIB per cápita español era de alrededor de 5500 dólares y el de Italia de 8.200 dólares, en 2016 eran 23.800 frente a 25.900. Además ha habido décadas (como los años 80 y 90) en los que la brecha era bastante superior. Pero en general, si lo pensamos, con que hubiera diferencias entre precios, la PPA de ambas economías podría haberse quedado bastante pareja.

No es mérito de España

En último lugar, como señala el Financial Times, este “sorpasso” no significa un mérito de España. No es un mérito de España porque apenas se han hecho reformas en el país, seguimos teniendo un mercado dual, una baja productividad, un alto desempleo, especialmente el juvenil.

Por otro lado es un demérito de Italia que no ha sabido reformar su economía desde su entrada en el Euro, sigue teniendo problemas con el crimen organizado, su inestabilidad política sigue sin resolverse y en general sigue con todos los problemas que ha tenido en las últimas décadas, los tiempos de “La Dolce Vita” y "Il Sorpasso" a la economía británica han pasado hace bastante tiempo y es necesario reformar esa economía, pero hay quién no quiere verlo.

Así que si de verdad queremos que nuestro PIB per cápita crezca (que no es poco), lo mejor es que nos pongamos a reformar nuestra economía, nuestra educación nuestras instituciones, nuestra seguridad jurídica, invirtamos en I+D, acabemos con nuestro déficit público, acabemos con la dualidad del mercado laboral, incrementemos la competencia en nuestro mercado interior, entendamos que nuestras empresas tienen que crecer y todas esas reformas que algunos llevamos años pidiendo.

En El Blog Salmón | Las elecciones italianas y los retos económicos para el país

En Magnet | Estancamiento y deuda: la receta del fracaso para que Italia ya sea más pobre que España

Más información | El País, Real Insitituto Elcano

Imagen | antmoose

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio