Compartir
Publicidad
Publicidad

Depósito Sentido y Sensibilidad: la caja verde sigue al banco naranja

Depósito Sentido y Sensibilidad: la caja verde sigue al banco naranja
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

ING ha roto el mercado del pasivo en España como hace décadas lo hizo la supercuenta del Banco Santander. Y como siempre ocurre en un mercado competitivo, el resto del sector no le queda más remedio que hincar la rodilla y tratar de igualar las condiciones después de perder cuota de mercado frente al ‘valiente’.

Primero lanzó una fuerte campaña donde ofrecía una altísima rentabilidad. La letra pequeña era que únicamente la ofrecía durante un mes y después pasaba a ser un buen interés sin más. Pero de este modo logró captar una enorme cantidad de fondos. Al principio las entidades consolidadas no reaccionaron pero sí el resto de bancos por internet. Pero después otras entidades con sucursales tuvieron que recurrir también a esas ofertas.

Una vez logró una amplia base de clientes, trató de venderles nuevos productos: hipoteca, cuenta nómina, fondos de inversión, planes de pensiones,… Dejó de querer ser el “otro banco”.

Cuando ya todos ofrecían un alto interés durante el primer mes, ING dio otro hachazo. Pasó a publicitar un interés interesante durante un período más amplio de tiempo pero para dinero “nuevo”, es decir, procedente de otras entidades. Eso es algo que casi todos los bancos llevaban haciendo desde muchos años atrás. Pero utilizaban esa táctica mediante contactos personales y sin publicidad masiva, para impedir que fuera utilizada por sus clientes actuales para presionarlos con subidas de la retribución del pasivo.

Ya ahora Caja Madrid se suma a la táctica del banco holandés. Ha presentado su depósito Sentido y Sensibilidad que ofrece un tipo de interés del 5% si el saldo del cliente ha aumentado respecto a su posición anterior con la caja, es decir, si el dinero es nuevo. Si en algún trimestre el saldo no se incrementa, no ha entrado dinero nuevo, el tipo de interés pasa a ser del 4%.

Al principio todo el dinero debe ser nuevo (procedente de otra entidad) y además se debe incrementar cada trimestre. No parece mala oferta en tanto que retribuye todo el depósito al 5% siempre que se incremente el saldo y no sólo a la parte que aumenta en cada trimestre. El depósito tiene una duración de cinco trimestres y tiene una penalización en caso de que se retire anticipadamente. Por tanto estamos ante un depósito a plazo y no ante un depósito a la vista como el de ING.

La campaña de Caja Madrid también tiene su miga ya que se basa en consejos para cambiar de banco. Es un mensaje claro a todos aquellos que tienen pereza de cambiar de banco por la relación personal con los empleados de su entidad tradicional.

Página de Caja Madrid sobre el producto | Sentido y Sensibilidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos