Qué es un NFT, explicado por un fan y por un crítico de pagar por los tokens no fungibles

Qué es un NFT, explicado por un fan y por un crítico de pagar por los tokens no fungibles
1 comentario

La inversión también va por modas. El mercado se mueve al ritmo de tendencias, igual que el sector de la moda, la música u otros ámbitos, y en un momento en el que el bitcoin y las cripto monedas ya están prácticamente popularizadas, ha aparecido otro instrumento que ya tiene locos a los insiders y fanáticos de la inversión alternativa.

Se trata de los NFT, siglas de Non-Fungible Token, es decir, cripto monedas no fungibles, o lo que es lo mismo, únicos. Al contrario que las monedas virtuales hasta ahora conocidas, los NFT no tienen contrapartida en el mercado, no se pueden intercambiar en función de su medida o peso. Lo mismo que sucede con una obra de arte, pero en este caso tecnológica. Salvando las distancias.

Porque no hay dos NFT que sean equivalentes, de ahí que no puedan intercambiarse, porque cada uno de ellos es único. De hecho, muchos son inspiraciones de obras de arte pero pasadas al digital, con la misma tecnología que las cripto monedas. Valores únicos, con su propio certificado, vaya, de ahí que esté tan loco el mercado con esta nueva moda.

Pero, como en todo, tiene fans y también detractores, o inversores que no se fían mucho de los NFT. Así que hemos preguntado a las dos partes para que nos den más información al respecto.

Un futuro poco claro para los NFT

Empezamos con un inversor que no confía mucho en esta nueva moda. Se trata de 'La Anchoa de Wall Street', una cuenta de Twitter sobre inversión en la que se comparten sus estrategias y novedades del sector.

Para @AnchovyofWS, se trata de un fenómeno digital "que no tiene de momento recorrido histórico, por lo que no está claro si a futuro es un boom de largo o corto recorrido".

"Desde el punto de vista del valor que aporta, para mí, únicamente es especulativo donde la gente compra algo para poder venderlo más caro. Y en ciertas ocasiones y por los importes en los que se compran y venden da la sensación de que detrás de ese tipo de operaciones puede haber lavado de dinero", asevera.

Y pone un ejemplo: "no tiene mucho sentido comprar una imagen de roca por 260.000 euros. Resumiendo, pura especulación". Por lo tanto, Anchoa lo tiene claro.

A favor, pero con cabeza

Pero, ¿qué tiene que decir una persona a la que sí le gustan los NFT al respecto? Es el caso del fundador de Carbono, consultora especializada en inversión en cripto monedas, Raúl Marcos, otro de los inversores que más sabe al respecto en nuestro país y divulgador en redes sociales.

Para Marcos, "el sector de los NFTs es muy heterogéneo. Al fin y al cabo técnicamente son certificados digitales que se están aplicando a áreas muy diversas, aunque ahora mismo las que más destaquen sean las aplicaciones en gaming, arte o coleccionables", por ello, no puede decantarse en recomendar rotundamente (o no), invertir en ellos.

En cuanto al contexto actual, comenta que "estamos en un momento de más incertidumbre de Bitcoin y Ethereum y eso se está notando en las compras, porque en el fondo los compradores principales de NFTs son gente de dentro del mundillo cripto". Por ello, resalta que están saliendo "ideas interesantísimas y oportunidades de inversión que creemos que levantarán la cabeza en el momento en el que se regrese a la normalidad, ya que los precios de los NFT siguen muy ligados a los de las cripto".

Eso sí, aviso a navegantes: este experto resalta "invertir en NFTs puede ser complicado. Además de los aspectos artísticos, estéticos o de utilidad, hay que desentrañar cuestiones técnicas (por ejemplo, en qué blockchain opera) financieras, (si tiene token o no, si se venden en mercados secundarios, etc) e incluso de comunicación (si hay una comunidad detrás con derecho a voto)".

Por lo tanto, toca esperar a ver cómo se va desarollando este nuevo activo y comprobar si de verdad va a tener recorrido o es solo una moda especulativa más.

Temas
Inicio