Compartir
Publicidad

Barra libre a las subvenciones al alquiler: estas son las claves del nuevo Plan Estatal de Vivienda

Barra libre a las subvenciones al alquiler: estas son las claves del nuevo Plan Estatal de Vivienda
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente el Gobierno aprobó su nuevo plan de ayudas para alquilar o comprar viviendas, conocido como Plan Estatal de Vivienda para el periodo 2018-2021 y del que ya hemos hablado con anterioridad en estas páginas. Dos son sus grandes vías de actuación: las ayudas al alquiler y las ayudas a la compra de vivienda.

El límite de ingresos anuales es el requisito más importante para poder acceder a estas ayudas. En ambos casos, se establece el umbral en la cantidad de 22.558,77 euros, es decir, tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) por unidad familiar, aunque con algunas excepciones:

  • En el caso de familia numerosa general o personas con discapacidad, el límite de ingresos anuales se fija en un máximo de cuatro veces el IPREM (30.078,36 euros).

  • Para familias numerosas especiales o personas con discapacidad más grave, el límite se establece en cinco veces el IPREM (37.597,95 euros).

Además, si el solicitante de la ayuda es un mayor de 65 años existe un requisito extra: no podrá tener un patrimonio de 100.000 euros o superior. Por otra parte, los afectados por desahucios no podrán disponer de otra vivienda si quieren acceder a las ayudas del Plan. A continuación lo analizamos con todo lujo de detalles.

Ayudas al alquiler por franja de edad

Prohibido

Los jóvenes entre 18 y 35 años serán los que más "fácil" (y lo entrecomillamos a conciencia) tendrán el acceso a las ayudas al alquiler, que podrán ser de hasta un 50%. Además de cumplir con el límite de ingresos anuales (22.558,77 euros), la mensualidad de la vivienda no podrá superar los 600 euros, con excepciones muy concretas para ciudades como Palma de Mallorca, Barcelona o Madrid en las que los alquileres están por las nubes. En estos casos el límite se fija en 900 euros mensuales.

Por otra parte, se les exige que residan de forma habitual en la vivienda beneficiaria de la ayuda durante al menos tres años y tampoco podrán tener ninguna otra vivienda en propiedad en España.

Las personas entre 35 y 65 años, deberán cumplir los mismos límites que los jóvenes respecto a los ingresos anuales y a la cuota de alquiler, con las excepciones ya explicadas. Sin embargo, en estos casos la subvención pública será de como máximo del 40% de la renta de alquiler. Esto supone una mejora respecto al plan anterior, en el que el límite era de 200 euros mensuales.

Por último, los mayores de 65 años también podrán beneficiarse de una ayuda de hasta el 50% del alquiler. Además de los requisitos del límite de ingresos y del alquiler máximo de 600 euros mensuales, estos no podrán tener vivienda en propiedad o un patrimonio superior a los 100.000 euros.

Como vemos, muchas ayudas por el lado de la demanda y absolutamente ninguna por el lado de la oferta. ¿No tienen la sensación de que esto ya ha pasado antes?

Ayudas a la compra de vivienda

revende

El nuevo Plan Estatal de Vivienda también contempla ayudas a la compra. El importe de estas ayudas será del 20% del precio de adquisición del inmueble, con un límite de 10.800 euros. Los beneficiarios tendrán que cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser menores de 35 años.
  • Tener unos ingresos anuales inferiores a 22.558,77 euros.
  • Que el precio de la vivienda sea inferior a 100.000 euros.
  • La vivienda deberá estar ubicada en un municipio de menos de 5.000 habitantes.

Sin entrar aún de lleno en valorar la idoneidad de este tipo de ayudas, bastante cuestionable desde el punto de vista del que escribe estas palabras, parece más que evidente que los requisitos exigidos no tienen demasiado sentido. Que se quiera evitar la despoblación de ciertas áreas es muy lógico, pero tratar de expulsar al los jóvenes de las grandes ciudades y dirigirlos a áreas rurales, más pobres y con menos posibilidades de empleo no parece muy inteligente.

Por otra parte, incluso en municipios tan pequeños es complicado encontrar viviendas de cierta calidad que no superen los 100.000 euros. ¿Se les ocurre algún sitio, llámenlo inmobiliaria, en el que encontrar una amplia oferta de casas baratas en pueblos pequeños sin apenas vida y que exista un interés "público" por venderlas a toda costa? Exacto, Sareb.

Flash back a los mejores años de Zapatero

Ceja Zapatero Reasonwhy Es

El nuevo Plan de Vivienda no gusta ni a expertos del sector ni a políticos de la oposición. Ambos grupos critican por igual las nuevas ayudas directas al alquiler argumentando que no fomentan el aumento de la oferta de casas para el arrendamiento. También es curioso que el Gobierno del PP apruebe un plan muy parecido al que hace unos años aprobó Zapatero, que tanto criticó en aquel momento y que el tiempo demostró que fue un fiasco para el mercado del alquiler.

Lo que va a pasar en esta ocasión no será muy diferente de lo que pasó entonces: al subvencionar los alquileres, los precios van a subir y esto perjudicará gravemente a las personas que no puedan acceder a la ayuda del gobierno, que son la gran mayoría. Es como si se intentase precarizar el alquiler para que la compra de vivienda se postulase como una opción más inteligente.

Lo que entre unos y otros le están haciendo al mercado de la vivienda en España no tiene nombre. Con la inestabilidad laboral que tenemos, las nuevas generaciones lo van a tener muy complicado para contratar una hipoteca. Y ya no solo se trata de que el banco se la conceda, que igual lo hace, sino de que estos tengan el valor de endeudarse de por vida.

En El Blog Salmón | Nueva ayuda para compra de vivienda, puede ser una mala idea

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio