Compartir
Publicidad

Detrás del juego: el documental sobre la situación actual de la industria española del videojuego

Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Allá por el 2013 hablábamos en este blog sobre Ocho Quilates: una Historia de la Edad de Oro del software español, una obra de Jaume Esteve Gutiérrez que, en dos volúmenes, narraba el auge y caída de la primera industria española del videojuego. Pues bien, Marian Amores y Xabier Pou, en el documental Detrás del juego nos dan una visión de la la situación actual de la industria española del videojuego.

En el documental se da voz a los desarrolladores de videojuegos españoles, donde se reflejan visiones contrapuestas en algunos casos, y en otros casos unanimidad absolutas.

Tengo que reconocer que me ha hecho gracia el debate acerca de de la doble condición de los videojuegos, como arte o como industria, tan propio del cine, del teatro o de la música (cuesta encontrarlo en otros artes como la literatura), todo para acabar desembocando en la petición de subvenciones. Sí, subvenciones, ya que él mismo que dice que ellos no quieren subvenciones reclama un trato fiscal ventajoso, discriminatorio, conforme al que reciben otros privilegiados. Eso es, sí o sí, una subvención.

Eso no quita para que entienda perfectamente que la cuestión fiscal les agobie (como a cualquiera que se juega sus cuatros o los de otro) o las quejas sobre la burocratización para la creación y mantenimiento de sociedades que existe en España o las cargas sociales si te lanzas a la aventura como autónomo. Todo eso lo entiendo, pero le pasa lo mismo a cualquier emprendedor, por lo que me resulta ventajosa sacar entonces el cartel de "somos unos artistas" o "somos el futuro y esto va a ser la reprocha".

Os recomiendo también que no os perdáis, en materia de financiación y subvenciones lo que comenta Juan Pablo Ordóñez en el minuto 12, esa suerte de lucha entre los que contemplan estos proyectos como maquinas de capturar subvenciones y financiación y los que apuestan por la culminación de los proyectos. Como diría Escarlata, a Dios pongo por testigo que es también un mal generalizado en otros sectores empresariales de esta España subsidiada del siglo XXI.

Para acabar, y desde la temática de EBS, señalar dos puntos más:

  • El debate acerca de si hay o no hay una industria española del videojuego se puede trasladar en gran medida a sectores tan consolidados como el textil o el de automoción su nos ponemos puristas, y lo entendemos como tener grandes marcas productoras y comercializadoras a nivel global. En textil apenas las hay en España, más allá de casos como Inditex, y en la automación Seat viene a ser un ensamblador, siendo el resto fabricantes de componentes. Y sin embargo no creo que nadie diga que no hay industria en tal sentido, por lo que me posesiono junto al que defiende que si la hay, incipiente, indie, de subcontratación, pero haberla hayla.
  • La cuestión acerca de las posibilidades del corwdfunding también es interesante, y más allá de la eclosión primaveral del mismo muchos se dan cuenta de que detrás esta en muchos caso la precompra. Lo que me alucina es que hay una surte de desprecio de la misma, sin pararse a pensar que en la precompra se asume un riesgo y se da un respaldo emocional a un proyecto en beta, pero parece que hay quien desea una suerte de dinero sin nada a cambio (ya no hablemos de los socios financieros, esos que hacen que sus proyectos se "prostituyan", entiéndase la ironía).

Echadle un vistazo que merece la pena.

Más información | Vida extra

En El Blog Salmón | El sector de los videojuegos vuelve a caer, pero menos que el año anterior, The Crowd Angel relanza el crowdfunding en España con A Crowd of Monsters

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio
El futuro del trabajo

Ver más artículos