Compartir
Publicidad

EEUU juega, aún más, con la sanidad, toda la información

EEUU juega, aún más, con la sanidad, toda la información
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente aún puede suceder que los demócratas recibieran más votos que los republicanos en las elecciones parciales, debido a la manipulación de circunscripciones y a la geografía de la población, el sistema electoral de EE.UU. . Da un peso excesivo a los votantes de zonas rurales blancos que todavía tienen fe en [Trump](solo la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible, sino también el Medicare ).

Gracias al peso excesivo de la minoría se impone. Si el Partido Republicano se mantiene en el poder, habrá consecuencias fundamentales para los estadounidenses. Ante todo, hay muchas razones para pensar que un Congreso republicano hará lo que por los pelos no pudo hacer el año pasado: revocar la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué es tan importante la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible el Medicare para Estados Unidos?

No es solo la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible, sino también el Medicare

Sin una Ley de Asistencia Sanitaria Asequible muchos de los ciudadanos de Estados Unidos pueden perder su seguro sanitario, y esto afectaría en particular a aquellos con afecciones preexistentes. Esta es una de las razones por las que la atención sanitaria constituye el tema central de las campañas demócratas de este año y no Donald Trump.

Pero atacar a la sanidad de Estados Unidos no contentaría con retirar la ampliación de los programas sanitarios de Obama, programas consolidados, especialmente la Seguridad Social y la atención sanitaria a pensionistas, el Medicare, también estaría en peligro.

Lo dicen los propios republicanos, una entrevista a John Harwood, el representante de Steve Stivers, presidente del Comité Republicano Nacional de Congreso, declaraba que teniendo en cuenta el tamaño del déficit presupuestario, la administración necesita ahorrar dinero mediante recortes del gasto en programas sociales, incluyendo la Seguridad Social y el Medicare.

Republicanos bajan impuestos a los ricos para después hacer recortes en el gasto social

John Harwood no es el único en pensar que los grandes recortes en programas esenciales para los jubilados estadounidenses serían el siguiente paso si el Partido Republicano gana en el mes de noviembre.

Por su parte, grupos afines a Pau Ryan, el presidente saliente de la Cámara, han estado publicando mensajes que atacan a los demócratas acusándoles de planificar recortes en la financiación del Medicare.

Los republicanos que están solicitando los recortes en el gasto social lo hacen para equilibrar el presupuesto, pero con desfachatez. Los mismo republicanos que ahora se quejan por los déficits presupuestarios acaban de hacer que ese mismo déficit aumente al aprobar una enorme reducción fiscal para las multinacionales y los ricos de Estados Unidos.

Por esto parece incoherente que solo pasados unos meses vuelvan a presentarse como los protectores del déficit y que exijan recortes de gastos. Es decir, podría parecer raro si no fuese la estrategia presupuestaria de los republicanos desde hace mucho tiempo.

Lo primero que hacen es rebajar impuestos y después, se quejan por el déficit que se ha creado por dichas rebajas y después empiezan a pedir que se recorte en el gasto social, esto se hace una y otra vez.

La estrategia republicana es matar de hambre a la bestia

La estrategia utilizada por los republicana se denomina “matar de hambre a la bestia”, se lleva utilizando desde la década de los 70, cuando los economistas republicanos Alan Greenspan y Milton Friedman empezaron a decir que la influencia de las rebajas fiscales en el déficit presupuestario era el objetivo, no una consecuencia.

Posteriormente Alan Greenspan declaró en 1978, el objetivo es controlar el gasto con rebajas tributarias que disminuyen los ingresos, y luego confiar en que exista un límite al gasto deficitario.

Es una realidad que las rebajas fiscal están a la orden del día, sus defensores tienden a negar que vayan a aumentar el déficit y afirman que proporcionan un aumento de la economía y que la recaudación aumentará.

Pero no existe ninguna prueba que respalde esta afirmación, y nunca ha estado claro si alguien con poder político se lo ha creído. En su mayor parte, suele ser una cortina de humo para ocultar las verdaderas intenciones de la estrategia republicana.

¿Por qué les sigue funcionando esta estrategia a los republicanos?

Es raro ver el hecho de que quienes se quejaban contra el déficit que generaba la administración Obama acepten de buen grato el déficit generado por Donald Trump a través de una rebaja tributaria que desequilibra el presupuesto. Claramente a esta gente nunca le ha preocupado el déficit sino que ha sido un gran postureo.

Ryan era extremadamente ortodoxo en su determinación de rebajarles los impuestos a las clases altas y al mismo tiempo reducir de forma exagerada los programas para los más pobres y las clases medias, hasta recibió un premio a la responsabilidad fiscal.

En las elecciones parciales está en juego el estado de derecho de Estados Unidos y también su atención sanitaria. Pero al mismo tiempo los votantes deben ser conscientes de que dicha amenaza contra los programas de la Seguridad Social y el Medicare, tal como lo conocen actualmente, corren gran peligro.

En El Blog Salmón | La economía de EEUU va como un tiro... pero, ¿se avecina un batacazo?

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio