Compartir
Publicidad
Publicidad

El problema energético: las tarifas eléctricas subirán mucho más del 3%

El problema energético: las tarifas eléctricas subirán mucho más del 3%
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los políticos mienten y en campañas electorales más aún. El PSOE garantizaba en la campaña de las generales del 2008 que la factura eléctrica no se incrementaría nunca por encima del IPC. Cualquiera con dos dedos de frente sabía que eso era imposible, más aún desde la aprobación del real decreto en 2007 que pretendía afrontar los costes eléctricos reales en la factura con el objetivo de eliminar el déficit tarifario.

La entrada en vigor de la "pseudoliberalización" de las tarifas eléctricas el pasado mes de julio junto con la aprobación de la Tarifa de Ultimo Recurso con el precio regulado va a provocar que en un par de años, los usuarios paguen realmente la electricidad a su coste de producción más el beneficio industrial lícito que debe tener cualquier actividad empresarial. Con esta tesitura, la factura de la luz subirá mucho más en las próximas revisiones de precios. En estas páginas muchas voces nos hemos alzado en contra de las ayudas al carbón, del desmantelamiento prematuro de centrales nucleares como Garoña o de las subvenciones indiscriminadas a la generación de electricidad a partir de renovables. De esos vientos, se crean estos huracanes, con lo cual, el efecto directo de estas política energética es un encarecimiento de la factura eléctrica en torno al 60% en tres años.

Es obvio que tenemos una dependencia energética que no se debe permitir y que sólo podemos recurrir a renovables, generación hidroeléctrica y olvidarnos de quemar combustibles fósiles. Pero conseguir esa infraestructura necesaria en renovables tiene un coste elevado, más aún si se subvenciona en exceso el sector de generación, con lo cual, ahora no vale quejarse.

El ejecutivo debe seguir potenciando las renovables, pero no debe abandonar la generación nuclear prematuramente y por supuesto, olvidarse de plano de subvencionar al carbón. Hasta que no pasen unos 10 años al menos, la factura de la luz va a subir mucho y tenemos que ser conscientes de estas subidas.

Y la única crítica que cabe quizá, es la mentira preelectoral, porque todo el mundo sabía que es incompatible acabar con el déficit de tarifa y no subir los precios; por el resto, a ajustar el consumo eléctrico y a pagar religiosamente los excesos cometidos en el sector desde tiempo inmemoriable, que las subidas fuertes no van a ser las de enero, con un 3% aproximadamente sino las del mes de julio próximo, con una horquilla entre el 12% al 24%, potenciado más aún por el incremento del IVA y el previsible alza del precio del petróleo para el próximo verano.

En El Blog Salmón | El futuro de las tarifas eléctricas en un sector ineficiente, Liberalización eléctrica, información escasa Imagen | Batega

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos