Compartir
Publicidad

¿Cuánto te tiene que tocar a la lotería para dejar de trabajar?

¿Cuánto te tiene que tocar a la lotería para dejar de trabajar?
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El el sueño de mucha gente. Lograr dejar de trabajar a partir de un premio de lotería. Pero, ¿cuánto te tiene que tocar para poder dejar de trabajar? Las cuentas no son sencillas y depende bastante del ritmo de vida, la edad, el coste de la vida del lugar de residencia... pero vamos a intentar hacer una aproximación de lo que hay que tener en cuenta.

Cada caso es especial y por eso haremos una aproximación genérica. Pero aún así os mostraremos un ejemplo práctico que puede ser fácilmente adaptable a todos los casos.

Lo primero, los impuestos

Nadie escapa de los impuestos. Ni siquiera los afortunados que reciben un premio de la lotería. Desde el 2013 las pocas loterías que estaban libres de impuestos en España (Lotería Nacional, ONCE y Cruz Roja) tienen un impuesto del 20%. Y ese es el caso bueno, ya que si es otro tipo de premio se integra en la base imponible del IRPF, cuyo tipo marginal (que se aplica a la parte del premio que supere los 300.000 euros) está en el 52%, aunque hay Comunidades Autónomas que superan este tipo (por ejemplo, Cataluña con el 56%).

Estos porcentajes no son desdeñables, para nada, y hay que tenerlos en cuenta en los cálculos. Luego además tendremos que pagar el Impuesto de Patrimonio, aunque está exento en algunas comunidades autónomas. El impuesto del patrimonio empieza a contar desde los 700.000 euros aunque hay una exención por patrimonio inmobiliario de 300.000 euros. El tipo anual es de entre el 0,25% y el 2,5% al año.

Por dejar de trabajar dejamos de recibir algunos servicios básicos

Al dejar de trabajar dejamos de cotizar a la Seguridad Social y esto implica que podríamos dejar de tener cobertura sanitaria. Para ello hay que tener unos ingresos de más de 100.000 euros al año, algo posible si nuestro dinero obtiene una buena rentabilidad.

Para tener una buena cobertura sanitaria deberemos, por tanto, alcanzar un acuerdo con la Seguridad social y/o contratar un buen seguro sanitario privado. Y digo bueno porque no tener un seguro sanitario puede ser un riesgo muy alto para nuestro capital en caso de una enfermedad grave. Podemos estimar esto entre 1.200 y 2.000 euros al año dependiendo de nuestra edad.

También tenemos que tener en cuenta que si dejamos de trabajar no tendremos derecho a pensión contributiva y por tanto nuestro único sustento durante toda nuestra vida será el capital del premio. Por tanto hay que administrarlo bien y los cálculos que hagamos tendrán que ser por toda la vida, no hasta los 65 años, a no ser que contraremos un seguro de pensión privado o lleguemos a un acuerdo con la Seguridad Social.

¿Cuánto nos vamos a gastar de golpe?

Otro asunto a considerar es cuánto dinero nos vamos a gastar de golpe. Es decir, si por ejemplo al recibir el premio amortizamos una hipoteca o nos compramos una vivienda mejor. Estos gastos son significativos y hay que tenerlos en cuenta pues reducen de golpe nuestro capital y con ello nuestras posibilidades de vivir sin trabajar.

El capital debe generar ingresos

Ahora llegamos a otro concepto clave. Pretender vivir del dinero ingresado es muy arriesgado, ya que tenemos que tener muchos factores en cuenta. Por ejemplo nuestra esperanza de vida, la inflación (que devaluará nuestro capital)... lo mejor es intentar que el capital que nos ha quedado neto después de pagar impuestos y los gastos iniciales nos genere una renta suficiente al año para pagarnos un ritmo de vida como el que deseamos y nos cubra también esos gastos extra que antes teníamos cubiertos (Sanidad, básicamente). Esta renta debe ser también adecuada, aunque llevemos un estilo de vida agradable con el sueldo que tenemos es bastante complicado con varios millones en el banco seguir llevando el mismo ritmo. Los gastos tienden a dispararse.

Tenemos por tanto que ser realistas en la rentabilidad que vamos a poder sacar al dinero. Si invertimos en depósitos difícilmente vamos a superar en un punto porcentual la inflación, y por tanto el capital necesario para llegar a nuestro objetivo será muy alto. Si intentamos fondos de inversión de primer nivel podemos ser algo más ambiciosos.

Si intentamos simplemente tirar del capital necesitaremos mucho dinero para sobrevivir. Es decir, tendremos que fijar unos gastos anuales, cuántos años esperamos vivir (y quizá es mejor no usar la esperanza de vida sino el percentil 90 para estar seguros) y la inflación esperada. Son demasiadas variables, es mejor depender de la rentabilidad y también tener en cuenta que si la rentabilidad no es la esperada siempre tenemos el colchón del capital para tirar.

Ejemplo práctico

Veamos un ejemplo práctico. Juan Español vive en Madrid (y por tanto no paga Impuesto de Patrimonio) y quiere saber cuánto le tiene que tocar a la Primitiva para dejar de trabajar. Considera que vive en un piso pequeño y que para el estilo de vida que quiere llevar tendría que comprarse un chalet de 700.000 euros. Además querrá tener unos ingresos brutos al año de unos 90.000 euros (sabe que las rentas de capital tienen menos impuestos que las de trabajo, así que el neto será más alto que si ganara esa cantidad trabajando). Considera que logrará tener una rentabiliad del capital del 5% al año por encima de la inflación. ¿Cuánto tiene que recibir?

Para obtener 90.000 euros al 5% necesita un capital de 1.800.000 euros (el primer año, sin inflación; luego ya ha tenido en cuenta que la parte del capital que cubra la inflación la tiene que dejar invertida para que su renta real no disminuya). Pero a eso hay que añadir varias cosas. Primero, el chalet que se va a comprar de 700.000 euros (más los impuestos, que al ser pago sin hipoteca y ser un chalet de segunda mano son de aproximadamente el 7%, el 6% de ITP que está vigente en Madrid, el 0,5% de AJD y gastos de gestorías y notarías). Esto es, se gastará 749.000 euros del premio. Y además al recibir el premio tendrá que pagar el 20% de impuestos.

Por tanto necesitaría recibir aproximadamente 3,2 millones de euros de premio para llevar el ritmo de vida que quiere. Por supuesto esta cantidad es mucho menor si quisiera tener un ritmo de vida menor o si no quiere comprarse un chalet, es cuestión de hacer números.

Imagen | srgpicker En El Blog Salmón | El anuncio de lotería de Navidad 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio