Compartir
Publicidad
Publicidad

Guerra entre supermercados

Guerra entre supermercados
Guardar
14 Comentarios
Publicidad


En España son tres las grandes superficies que poseen en conjunto casi un 85% de la distribución y venta de productos para familias, al fin y al cabo, las mayores consumidoras de productos alimenticios, domésticos, etc. Estas tres empresas o grandes superficies son Carrefour, Mercadona y Lidl, que hasta ahora habían convivido más o menos amigablemente debido a las diferencias entre el “target familiar” de cada una.

Actualmente y con los problemas que también están sintiendo de ausencia de consumo generalizado, Mercadona ha anunciado que va a dejar de vender al menos unas 800 referencias de productos que hasta la fecha poseía. Algo que desde luego va a provocar un cambio significativo de muchas familias del lugar de compra habitual.

Aunque está claro que los más afectados de esta nueva situación de la marca valenciana son los propios productores de cada una de esas referencias, las otras dos superficies comerciales quieren aprovechar ese gran tirón sinergético negativo para llamar a muchos clientes que ya van a dejar de encontrar esas referencias en Mercadona.

Para el que no sepa lo que es una referencia hablando en términos de ventas o comerciales, se refiere a un producto concreto de una marca concreta; por ejemplo, una referencia de Mercadona podría ser las galletas marca Cuétara; si deja de vender esa referencia, muchas familias que deseen sí o sí ese tipo de referencia se irán a otra plataforma comercial a buscarlo; eso es exactamente lo que quieren aprovechar Lidl y Carrefour.

Un ejemplo perfecto de que en España esto ocurre es que es el único país del “mundo Lidl” en donde no todos los productos son de esta marca o productos de gama blanca, ya que tras pasar el tiempo de comercialización y abrir algunos grandes supermercados la dirección de la compañía se dio cuenta que los españoles si tenemos cierta fidelización con marcas comerciales que para nosotros son de confianza, o como decimos en ocasiones, de toda la vida.

Realmente Mercadona con esta medida solo pretende recortar algunos costes de distribución para poder reajustarse al consumo actual, pero posiblemente se produzca una peor respuesta que le lleve a bajar la cantidad de demanda de forma drástica en sus superficies.

Imagen | myuibe
Fuente | Expansión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos