Publicidad

¿Por qué hay ricos que no paran de trabajar y a pesar de ser ricos sienten clase media?

¿Por qué hay ricos que no paran de trabajar y a pesar de ser ricos sienten clase media?
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

En ciertos barrios caros de la ciudad, no es raro ver como a ciertas horas de la noche llegan muchas veces los habitantes, les da tiempo a cenar tal vez dar un beso a sus hijos, pero poco más. En cambio no dejan de venir en coches de alta gama y viven en casas que requieren buena parte de sus ingresos para pagarlas y mantenerlas. A pesar de su elevado nivel de vida, vivienda amplia en buena zona, cochazo, colegio privado o concertado, servicio en casa, vacaciones, no dejan de trabajar y se consideran clase media.

No para uno de pensar, ¿por qué trabajan tanto si ya lo tienen todo? ¿No es el momento de que ellos y sus descendientes disfruten de la vida? ¿Y por qué se siguen considerando clase media? Bueno, digamos que es algo complejo. Pero depende principalmente de la meritocracia y los nuevos super ricos.

Los ricos que se matan a trabajar

5743992263_3ebfbdba9b_o.jpg

Ha publicado Daniel Markovitz en The Atlantic sobre como la élite de los EEUU no para de trabajar, siendo una especie de resumen de su libro La Trampa de la Meritocracia. Tras ser educados en universidades de prestigio, (típicamente Ivy League, Standford y Caltech) y se acaban dirigiendo a un pequeño rango de profesiones en los sectores legal, financiero, sanitario o como gestores. Estos trabajadores ricos se concentran en las principales metrópolis del país, como Boston y San Francisco.

Si en su momento los aristócratas eran personas que tenían mucho tiempo libre, ahora los “meritócratas” son personas que trabajan muchas horas e intensamente. Un abogado de élite en NY puede llegar a facturar 2.400 horas anuales, lo que supone trabajar de 8am a 8pm seis días semanales, sin incluir días de vacaciones o posibles bajas por enfermedad.

Cuando tienen hijos se esfuerzan en llevarlos a guarderías de élite, donde desde pequeños les enseñan ambición, a venderse, esperanza y preocupación. Por ejemplo para acostumbrarlos a que tendrán que trabajar en modo multitarea, en algunas ya se ofrece un problema que tienen que resolver antes de que acabe el día, sin que se les proporcione tiempo para hacerlo. Por lo que tienen que hacerlo a la vez que otras cosas, o sacrificar el recreo. Esto sin contar la gran cantidad de deberes que tienen. Cuando lleguen al mundo laboral será peor.

¿Y por qué trabajan tanto? Principalmente porque mediante ese modo tienen capacidad de pagar a sus hijos, entre otras cosas. Hay quien opina que los descendientes de las antiguas clases medio-altas se han convertido en los mayordomos de los nuevos súper ricos, poniendo en valor su conocimiento que les había proporcionado su antigua posición social, en yates, equitación, bienes raíces o gestión de fortunas. Eso explicaría lo que afirman algunos, que la moda hipster es una forma de diferenciarse de aquellas clases que se consideran que no están al mismo nivel, cuando no se puede usar un nivel económico para diferenciarse, porque directamente no se tiene.

¿Y por qué se sienten clase media?

4407329150_e3f526d988_o.jpg

Muchas personas con una gran cantidad de dinero, tal vez uno o dos millones, se consideran clase media cuando claramente podrían hasta retirarse y vivir de sus ingresos pasivos, como quieren los FIRE, o tal vez simplemente trabajar menos. En cambio se siguen considerando parte de la masa de la pirámide, ¿por qué? Entre otros motivos porque tendemos a considerar ricos a los que ganan más que nosotros, no hay más que ver cómo han cambiado de opinión ciertos políticos sobre lo que significa ser rico una vez han alcanzado el poder.

Recientemente en Bloomberg Businessweek han publicado una lista en escala logarítmica en la que de 1 céntavo de dólar a cien mil millones, el número de personas que hay en esa franja de patrimonio neto. Empecemos a mirar los que tienen entre 1 y diez millones de dólares, en el mundo hay alrededor de 40 millones de millonarios, más que habitantes en Polonia. También hay 1,7 millones de personas que tienen en 10 y 100 millones de dólares, más que habitantes en la ciudad de Barcelona. Entre cien y mil millones de dólares la pirámide ya se reduce a 49.000 personas. Entre mil y y diez mil millones sólo hay 2.700, entre 10 y cien mil sólo 150 y en la de más de cien mil millones sólo tenemos a Bill Gates y a Jeff Bezos.

Es decir, que a medida que estas personas ascienden en la pirámide social, encuentran a más personas que tienen la misma cantidad que ellos y además entran en contacto, ya sea a base de ir a los mismos lugares o de relacionarse con ellos, a personas que tienen más recursos que ellos, tal vez porque directamente trabajen para ellos.

Así que la combinación de miedo, ambición, educación y sentirse que uno no ha llegado a dónde quería llegar, dado que sigue habiendo mucha gente por encima, hace que muchas personas sigan trabajando jornadas maratonianas todas las semanas, a pesar de no necesitarlo.

Pregunta a los lectores ¿a partir de qué cantidad de patrimonio se considerarían ricos y dejarían de ser clase media? ¿Conocen a personas adineradas que no paran de trabajar?

En El Blog Salmón | Vida sana y finanzas sólidas, ¿en qué se parecen?, Gente que a pesar de ganar buenos sueldos maneja fatal sus finanzas, Recursos para saber si tu sueldo es bueno y ¿Debemos decirles a nuestros amigos cuanto cobramos?

Vía | Yahoo!

Imagen | El Tabernero

Imagen | yonijrj
Imagen | Conal Gallagher

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir