Compartir
Publicidad

$2.400.000 millones para gastar son muchos millones

$2.400.000 millones para gastar son muchos millones
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos años hablé en estas páginas de la acumulación de reservas por parte de China, hasta llegar a la nada despreciable suma de $1.000.000 millones. En esa época, el mundo occidental seguía protestando por los altos niveles de exportaciones, que mantenía el gigante asiático, por mantener su moneda demasiado baja y por el hecho de que China estaba utilizando esos fondos para invertir fuera de su país, en empresas, en recursos naturales y, posteriormente, en deuda del estado de distintos países.

China sigue en su camino y, ellos mismos admiten que, a finales del 2009, han acumulado reservas de $2.400.000 millones, casi 30% de los $8.100.000 millones de reservas que estiman había ese año y reforzando el creciente dominio de los países en desarrollo, que suman hasta el 50% de las reservas del mundo, incluyendo Rusia, que acumulaba 7% de estas reservas, y la India y Corea del sur, con 4% cada uno.

No sólo eso, como vemos en el gráfico del Banco de Inglaterra, el peso de las reservas del mundo de los BRIC y de los países en desarrollo en los activos internacionales está subiendo y se proyecta que llegará a niveles aún más dominantes.

Cómo han cambiado las cosas en los últimos 40 años en el mundo de las reservas internacionales y de la deuda extranjera. En los 20 años entre 1970 y 1990, los que estaban realmente mal eran los países en desarrollo, excepto los productores de petróleo de Oriente Medio. En esos años muchos países en desarrollo estaban en manos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y bajo la tutela del criticado Consenso de Washington, criticado incluso en estas páginas.

Era la época donde países como Brasil, México y Argentina vivían bajo el peso de deuda exterior de más de $100.000 millones cada uno y en camino a la suspensión de pagos. Ahora, los dos de estos tres países que siguieron las criticadas medidas del Consenso son miembros de los BRIMCS y creciendo su peso económico en el mundo, aunque todavía les falta resolver el problema de la desigualdad económica. Desgraciadamente, México lleva el peso de su frontera con Estados Unidos y su consecuentes dificultades con el narcotráfico.

Por contrario, están los países desarrollados, que creían en las políticas económicas ortodoxas sólo para los países pobres, y seguían en su fiesta económica de consumir, endeudarse y despreocuparse de sus distintas burbujas. Cuando llegó el estallido, ahí estaban los 'expertos' buscanado culpables en todas partes menos donde estaba.

Estando como estamos, a ver si los ricos aprendemos de los que antes estaban mal y, con rigor y disciplina, se han alzado a niveles de crecimiento y reservas.

Vía | Xinhua (en inglés) En El Blog Salmón | Un nuevo mapa interactivo de la deuda global, Bajo el signo de la deuda y la turbulencia financiera y China prepara "operación de rescate" para Europa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio