El criptoinvierno incrementa las diferencias entre pobres y ricos

El criptoinvierno incrementa las diferencias entre pobres y ricos
17 comentarios

Las criptomonedas se la han pegado en los que llevamos de 2022. Prácticamente todas han caído de precio. Pero lo que estamos viendo es que la caída de precio de las mismas está afectando mucho más a los pequeños inversores que a los grandes. Mientras que unos pierden meses de trabajo, otros viven como estrellas de rock.

Además no se trata sólo de a largo las pérdidas, sino de la falta de confianza que se puede derivar en el sector financiero plazo y que nunca se atrevan con inversiones menos volátiles. Ya comentamos como las criptomonedas están arruinando la educación financiera de una generación de adolescentes. Porque mientras que muchos ricos se están haciendo más ricos a pesar de que hayan caído de precio, otros están arriesgando todo su patrimonio. Algún caso que ha llegado a mis oídos de padres de familia invirtiendo el 85% de sus ingresos.

El criptoinvierno

Criptoinvierno 843578 1280

No son buenos tiempos para los inversores en criptodivisas. Durante 2022 hemos visto ubna caída de prácticamente todas las criptos, all menos las más importantes y conocidas. El Bitcoin ha pasado de superar los 41.000 euros a apenas sobrepasar los 16.000. Ethereum de superar los 3.300 a no llegar a 1.200, Cardano de 1,20 a 0,30, XRP de 0,75 a 0,36, Dodgecoin de 0,15 a 0,09. Además por el camino ha caído la stablecoin Terra Luna.

Además hemos tenido varios eventos, el último de ellos la quiebra de FTX, aunque no ha sido la única (la tailandesa Zipmex por ejemplo, el cierre de Eqonex o los despidos masivos de CoinFLEX o los despidos del 5% de la plantilla de Mundo Cripto). También ha quebrado la empresa de préstamos de criptomonedas Celsius Networks. Es posible que esta sea la mayor crisis que está viendo las criptodivisas desde el minado del primer Bitcoin o el hackeo de Mt Gox.

La cuestión es ¿no debería afectar a pobres y ricos en la misma proporción a lo que hayan puesto en la criptoeconomía? Lo cierto es que no. El criptocrash desde Brasil a España pasando por EEUU afecta más a los más pobres.

El criptoinvierno de los ricos y el criptoinvierno de los pobres

Criptobro 2037255 1280

Los ricos que ya eran ricos, se han hecho más ricos con las criptodivisas (aunque este año no tanto). Por ejemplo hemos hablado de como San Bankman-Fried era hijo de profesores de la escuela de derecho de Stanford, personas que seguramente con sus ingresos se podían considerar acomodados tirando a ricos, pero es que se ha visto como han acabado siendo dueños de una mansión de 16,4 millones de dólares en Bahamas pagada con los fondos de FTX. Este año se jubilan de su trabajo (afirman que no tiene nada que ver con los últimos acontecimientos y que estaba planeado) y que van a devolver la escritura de esa mansión. En general la historia de desperdicio de dinero de FTX es espectacular, pero no nos desviemos del tema.

Pensemos también en el criptoinvierno de los hermanos Winklevoss (los hermanos gemelos que salen en la película la red social existen). Ambos nacieron ricos, hijos del profesor de Wharton el Doctor Howard Winklevoss fundador de Winklevoss Technology (empresa que vende software a gestoras de planes de pensiones) y Winklevoss Consultants. Estos hermanos se hicieron ricos con el acuerdo al que llegaron con los accionistas de Facebook, que les reportó decenas de millones de dólares. Pero también empezaron a acumular Bitcoin cuando estaba a diez dólares y han participado en rondas de financiación de empresas tecnológicas como Cabify y fundaron el Exchange de criptomonedas Gemini para el que levantaron 400 millones de dólares de capital.

¿Su último proyecto? Una gira por los EEUU con su grupo de versiones de rock Mars Junction, después de que Gemini valorada en 7.000 millones de dólares despidiera al 10% de su plantilla. Parece que el precio del Bitcoin no le preocupa mucho a los gemelos Winklevoss.

Recientemente hablamos como a Kim Kardashian, Paul Pierce y Floyd Mayweather habían sido multados por la autoridad norteamericana (SEC) promocionar el token Ethereum Max, pero recientemente un juez federal ha desestimado la demanda colectiva interpuesta contra ellos. Probablemente sigan con su vida, y sigan ganando mucho dinero.

¿Cómo es el criptoinvierno de los pobres? The Atlantic recoge un hecho, los afroamericanos (que forman el grupo racial más desaventajado económicamente en EEUU) están siendo más afectados por la caída de las criptodivisas que otros grupos étnicos. Para muchos de ellos es la primera vez que invierten, habiendo sido dejado de lado por los bancos. No son los únicos, según un informe las criptomonedas son el activo favorito en el que pretenden invertir el 33% de los brasileños en los próximos meses, siendo usadas por el 26% de la población. Por encima de otros productos más tradicionales como los bienes raíces, acciones o fondos y sólo por debajo de cuenta corriente y tarjetas de crédito o débito. El auge de los neobancos que permiten esta operativa, ha facilitado a los brasileños comprar criptomonedas desde su Smartphone.

Según Mercado Pago (un exchange de criptomonedas) más de 150.000 mexicanos operan al mes con criptomonedas, haciendo operaciones de 8,3 dólares de media. Con lo cual podemos deducir que no estamos hablando de personas con rentas muy altas. Si es cierto que no es difícil encontrar en la prensa ejemplos de mexicanos que han ganado bastante operando cantidades más grandes de criptomonedas.

Luego tenemos a El Salvador, que puede que haya invertido unos 70 millones de dólares en Bitcoin, que puede parecer poco, pero es que se trata de una cantidad equivalente al presupuesto de su ministerio de agricultura. Una cantidad respetable en un país con un 26% de pobreza. Ese dinero se podría haber invertido, además, según cuenta El País, la población se vuelve reacia a usar el Bitcoin debido a la volatilidad que están experimentando.

Aunque según una encuesta de JP Morgan el 78% de los inversores institucionales no tienen activos cripto, su impacto si se ve en algunos negocios. Por ejemplo las discotecas de Miami notan que los criptobros ya no gastan en las mismas (y han vendido sus relojes Rolex). Pero no hace falta irse tan lejos. Fernando (nombre inventado) tiene 25 años y vive en un pueblo de menos de mil habitantes. Cobrando unos 900 euros al mes nos comenta que ha metido 14.000 en diversas criptos que reconoce que ahora tienen un valor de 4.400 euros en su cuenta de Twitter. Si es cierto que no es el perfil típico de comprador de criptomonedas, según un estudio de la CNMV, el 41% de los inversores en criptomonedas tienen ingresos superiores a 3.000€ al mes.

¿Cómo asumir o paliar las pérdidas? De momento el Exchange BingX ha preparado una bolsa de cinco millones de dólares para los usuarios que puedan demostrar que han perdido capital y cumplan ciertos requisitos. Creo que no he visto una inciativa similar por parte de otros exchanges.

Pregunta a los lectores, ¿creen que las criptomonedas se recuperarán o están destinadas al cero?

Temas
Inicio