Compartir
Publicidad
Publicidad

Discriminan entre los derechos por maternidad y paternidad en Europa

Discriminan entre los derechos por maternidad y paternidad en Europa
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los derechos sociales de los padres europeos son los permisos de maternidad y paternidad que se les permiten en el momento de tener uno hijo. El permiso de maternidad y paternidad es cuando los nuevos padres, por nacimiento o adopción, pueden tomar tiempo libre pagado para el cuidado de sus nuevos niños, sin perder sus derechos salariales ni laborales. En muchos casos este permiso podrá disfrutarse a jornada completa o a tiempo parcial, en función de las necesidades de los padres.

Llaman la atención dos cosas en esto de los permisos de maternidad y paternidad. Primero, el nivel de estos permisos varía bastante entre los países europeos y, segundo, en general, hay diferencias muy marcadas entre los permisos que ofrecen para la maternidad comparado con los permisos que ofrecen para la paternidad, y el segundo está en muchas peores condiciones que el primero. Además, no se están viendo movimientos para establecer una política social europea para igualar estos permisos de maternidad y paternidad entre países y entre género.

De los 35 países que nos dan en el artículo vinculado, muy pocos tienen tratamiento igual o más o menos igual entre la maternidad y la paternidad. Los que más son los siguientes:

  • Islandia
  • Alemania
  • Rumanía
  • Suecia

El único país que tiene exactamente los mismos derechos entre permisos de maternidad y paternidad es Islandia y, curiosamente, Austria ofrece más días libres para la paternidad que para la maternidad.

Los lectores asíduos de estas páginas saben que estoy en contra de la desigualdad entre las mujeres y los hombres en el mundo laboral y las diferencias de derechos entre los permisos de maternidad y paternidad también me parecen inaceptables. Que exijan que sólo uno de los dos padres pueda acudir al permiso a la vez me parece razonable, pero que tilden la balanza hacia la mujer tiene dos problemas. Primero, discrimina a los hombres que les gustaría participar más en el cuidado de su nuevo hijo y, segundo, la forma en que está estructurado fuerza a las mujeres de las parejas con nuevos niños a ser la que toma el permiso de maternidad, quieran o no.

Muchos empresarios utilizan el argumento de que, entendiendo que familias tendrán niños y suponiendo que será la mujer la que tomará el permiso de maternidad, y no el hombre de la familia, estos empresarios piensan que tienen la justificación de pagarles menos a sus trabajadoras comparado con lo que pagan a sus trabajadores por el mismo puesto. Las leyes de permiso de maternidad y paternidad les justifica el prejuicio a estos empresarios.

Estamos muy lejos de la igualdad en los permisos de maternidad y paternidad.

Vía | La Información
En El Blog Salmón | El superávit de la seguridad social está a punto de acabarse y Los problemas de la Seguridad Social ya están aquí
Imagen | daquellamanera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos