Compartir
Publicidad

¿Por qué los ETFs son más recomendables que las acciones?

¿Por qué los ETFs son más recomendables que las acciones?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la actualidad, invertir en acciones no es la única opción para que no nuestro dinero nos de más dinero. Existen otros productos que pueden complementar las acciones e incluso sustituirlas. Los ETFs son unos de los productos que más popularidad está ganando durante estos últimos años.

Incluso, podemos considerar los ETFs que se han posicionado como una alternativa a las acciones para los inversores. Eso puede crear un auge y, por tanto, una gestión pasiva.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué los ETFs son más recomendables que las acciones?

¿Qué son los ETFs?

El término ETF viene de 'Exchange Trade Fund', que se puede traducir como 'Fondo cotizado'. Es decir, se trata de fondos de inversión, pero con una ciertas características diferentes a los fondos de inversión tradicionales que conocemos.

La diferencia con los fondos de inversión tradicionales está en que los ETFs cotizan de una forma similar a como lo realizan las acciones. El valor de un fondo tradicional se calcular de un día para otro.

Si quieres comprar fondos tradicionales lo puedes hacer en cualquier momento, pero tendrás la compra se realiza según el valor que marque el final de la jornada y lo misma pasa en el caso de que se quiera reembolsa el dinero del fondo o se quiera traspasar a otro fondo.

El funcionamiento de los ETFs es diferente al fondo tradicional, y es más parecido al de las acciones, pero eso se denominan fondos cotizados. El precio de los ETFs varía según el tiempo real, como el de una título bursátil, y puedes comprar y vender en cualquier momento del día al precio que marque en ese momento el mercado.

¿Qué diferencias existen entre los ETFs y las acciones?

Si los ETFs cotizan como una acción, nos podemos preguntar en qué se diferencian de las acciones. La diferencia radica en que los ETFs son fondos de inversión y están formados por diferentes cestas de productos o réplicas de las mismas cestas.

Los ETFs están formados por cestas de productos o por réplicas de las cestas, es decir, al comprar una acción se está invirtiendo en una empresa en concreto, pero a través de las ETFs estás invirtiendo en varias empresas a la vez.

Los ETFs, de hecho, tienden a replicar índices de bolsa, como sería el caso del IBEX35, es decir, lo que hace es aglutinar sectores enteros, países e incluso hasta continentes enteros. Existen ETFs que replican el comportamiento de la economía mundial como es el caso de 'iShares Core MSCI World' o 'Amundi ETF MSCI World'.

¿Qué tipo de fiscalidad se aplica a los ETFs?

La fiscalidad que se aplica a los ETFS es diferente. En el caso de los ETFS que son fondos que cotizan como acciones, nos podemos preguntar qué fiscalidad se les tiene que aplicar, cómo deben tributar estos fondos de inversión...

Los ETFs suelen tributar como lo tendría que hacer una acción. Es decir, como el beneficio o la pérdida patrimonial por la que hay que tributar cada vez que se compra o se vende los ETFs, sin poder aplicar así la ventaja de exención por reinversión de la que disfrutan los fondos de inversión tradicionales.

Sin embargo, el organismo de la Dirección General de Tributos (DGT) cambió esta interpretación el año pasado, por lo menos para aquellos ETFs que son extranjeros.

Este organismos estableció que los ETFs no radicados en territorio nacional deben pagar impuestos como los fondos de inversión tradicionales y, por lo tanto, pueden aplicar la exención de reinversión que se aplica este tipo de fondos.

Por tanto, si traspasamos un fondo cotizado fuera de territorio español hacia otro fondo cotizado o fondo de inversión tradicional no tendremos que pagar impuestos por los beneficios obtenidos por este.

¿Qué ventajas tienen los ETFs frente a las acciones?

Las diferencias entre los ETFs y las acciones marcan también las ventajas frente la inversión en la bolsa. Estos son los puntos que se pueden destacar de los ETFs:

  • Mayor diversificación a un menor coste. Es decir, al invertir en una cesta de acciones, materias primas o activos, los ETFs son un producto ya diversificado en sí mismo.
  • Existen más alternativas de inversión. Es decir, los ETFs permiten invertir en activos a los que las empresas no pueden invertir. Un fondo cotizado puede invertir en renta fija o materias primas.... ,es decir, existen ETFs sobre el oro, petróleo y otros activos de similares características.
  • Fiscalidad más ventajosa para los ETFs que no están en territorio español. Es decir, los ETFs extranjeros sí pueden disfrutar del diferimiento fiscal. Por tanto, si pasada dinero de un ETF a otro no se tiene que tributar en ese momento. Se tendrá una ahorro entre el 19 y 23 por ciento del beneficio que si no tendrías que tributar en la renta.

Los ETFs son instrumentos versátiles que se complementan con otras inversiones y son uno de los pilares de la gestión pasiva y de las carteras indexadas.

En El Blog Salmón | ¿Qué son verdaderamente los ETFs y por qué en este momento debe tener cuidado con ellos?

Imagen | Pixabay PIX186

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio