Compartir
Publicidad

Pacto por la revalorización de las pensiones, toda la información

Pacto por la revalorización de las pensiones, toda la información
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un acuerdo entre los diferentes partidos que conforman la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo ha salvado la renovación de la futura reforma de las pensiones. El acuerdo que se ha alcanzado implica que las pensiones mantengan su poder adquisitivo, que se garantiza a través del IPC real.

Este punto se había convertido el gran obstáculo que, desde el mes de marzo de este año, amenazaba con hacer fracasar las conversaciones de la comisión. El miércoles de esta semana al final se ha logrado un principio de acuerdo en torno a un texto bastante genérico y algo contradictorio que permite llegar a un pacto de mínimos respecto al futuro de las pensiones en España.

Nos podemos preguntar: ¿A qué acuerdo han llegado los diferentes grupos parlamentarios en la comisión del Pacto de Toledo?

El Pacto de Toledo ha realizado la recomendación de subir las pensiones según el IPC real

El paso que se ha dado dentro de la comisión del Pacto de Toledo, no es definitivo, ya que solo es una recomendación de las 22 que componen el Pacto.

El pasado año las movilizaciones de los pensionistas cambiaron la opinión al Congreso de los Diputados respecto a sus pensiones. El Pacto de Toledo, la comisión parlamentaria donde se estudian los temas de las pensiones, avanzaba poco a poco en sus trabajados de renovar las recomendaciones para una futura reforma de la Seguridad Social.

Los diferentes miembros de la comisión, consciente de que la revalorización anual y el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas iba a ser un importante problema. Pero el gran volumen de las manifestantes y manifestaciones forzaron el cambio de planes y obligaron entonces a Mariano Rajoy a comparecer ante el Congreso de los Diputados.

El texto del acuerdo da pie a interpretaciones contradictorias

Superar este obstáculo se ha tardado más de medio año, y tras este tiempo se ha llegado a un acuerdo de mínimos que pretende salvar la viabilidad de la comisión del Pacto de Toledo.

Este acuerdo mínimo plantea: los jubilados deben mantener su poder adquisitivo y el elemento principal para medirlo es la revalorización anual de las jubilaciones en base del IPC real. Es decir, que las prestaciones por jubilación no deben perder capacidad de compra respecto a los precios al terminar el año.

Pero si el principio de acuerdo es muy amplio, la interpretación del texto que ha provocado el consenso no lo es tanto. Las recomendaciones del Pacto de Tolero son las líneas básicas, que una vez cerradas, dejan margen a diferentes lecturas que el Gobierno del PSOE debe concretar.

Las líneas básicas para el Gobierno del PSOE van a ser: primero en las negociaciones con los diferentes agentes sociales y, después, otra vez en el Congreso de los Diputados, durante la redacción definitiva del texto. Pero las propias palabras del acuerdo dan pie a interpretaciones contradictorias.

Los grupos parlamentarios de izquierdas no se ponen de acuerdo con los derechos en como se van a subir las pensiones

La contradicciones se han dado hasta en la presentación del texto que han realizado los diferentes portavoces de los grupos parlamentarios. Los grupos parlamentarios de izquierda ven que cuando se apruebe la reforma de las jubilaciones se volverá exclusivamente al aumento anual a través del IPC.

Varios portavoces desean que cualquier cambio circunstancial sobre el mecanismo de revalorización pactado, como la congelación de las pensiones que hubo en el 2011, debe pasar por la comisión del Pacto de Toledo.

Los grupos parlamentarios de derechas, ven que los precios retornaran a su eje central , pero sin llegar a ser el criterio exclusivo. Para hacer esta afirmación, se apoyan en la parte del texto de recuperar el consenso de la recomendación aprobada en 2011.

En el 2011, el Congreso de Diputados acordó un texto que se aconsejaba estudiar, para su posterior análisis y valoración en la comisión del Pacto de Toledo, la posibilidad de utilizar otros índices de revalorización basados en el aumento de los salarios, la evolución de la economía o el comportamiento de las cotizaciones de la Seguridad Social, entre otros índices.

El último lustro nuestros jubilados han perdido poder adquisitivo con el índice de revalorización

Ahora le va a tocar al Gobierno del PSOE concretar, y se deben tener en cuenta que es una reivindicación que está en la calle, y todos los grupos parlamentarios han tenido que ceder hace unos meses.

Y el partido que más ha cedido durante estos últimos meses fue el Partido Popular. La reforma de las jubilaciones que aprobó con la mayoría de votos en 2013 y que vinculaba el aumento de las pensiones a los ingresos y gastos del sistema de pensiones ha establecido aumentos de las prestaciones de pensiones del 0,25 por ciento durante el último lustro.

La pérdida del poder adquisitivo que este aumento ha supuesto en el último año y previsiblemente esta fue la causa que movilizó a nuestro pensionistas a las calles. Por eso, la comisión del Pacto de Toledo ha llegado a la conclusión que el actual índice de revalorización de las pensiones (IRP) no goza de popularidad ni apoyo político y social.

En El Blog Salmón | 7 gráficas que explican el futuro de las pensiones

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio