Compartir
Publicidad

China y su burbuja inmobiliaria: endurece sus medidas para combatirla pero no es tan fácil

China y su burbuja inmobiliaria: endurece sus medidas para combatirla pero no es tan fácil
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según la tradición en China, comprarse una casa es algo fundamental antes de contraer matrimonio para así poder garantizar la estabilidad de la futura familia. Pero en esta última década, lejos de ejercer esta función, la vivienda se ha convertido en un elemento especulativo en el país.

Se ha producido un aumento exagerado de los precios en las principales ciudades del país, las autoridades han decidido tomar medidas para enfriar el mercado inmobiliario que, a pesar de tener una burbuja, parece que nunca va a tocar su techo.

Estos altos precios en algunas ciudades como Pekín, Shanghái y Shenzhen están aumentando el malestar entre la población de China, incluso entre algunos profesionales relativamente bien posicionados.

Nos podemos preguntar: ¿Qué nuevas medidas van aplicar las grandes ciudades en China? ¿Cómo está el precio de la vivienda en China? ¿El Gobierno de China como pretende frenar la burbuja inmobiliaria? ¿Cuál es la realidad de hoy en día en el sector?

Nuevas medidas de las grandes ciudades de China

Algunas ciudades como Pekín, Shanghái y Shenzhen han lanzado nuevas medidas para poder frenar el crédito y han aplicado restricciones a las compras para enfriar un mercado inmobiliario demasiado recalentado.

Por otra parte, el control de riesgo financiero es el tema dominante entre la política económica durante el 2017. La conclusión que han llegado en la sesión anual del parlamento chino es que el Gobierno ha prometido: “contener los aumentos excesivos del precio de la vivienda en los mercados”.

En las últimas semanas, las autoridades de Pekín, Guangzhou, Zhengzhou, Changsha y Shijiazhuang han aplicado nuevas medidas de contención para el sector inmobiliario. Estas medidas incluyen el desembolso de pagos iniciales más altos para las segundas viviendas y restricciones a la compra de segundas y terceras viviendas.

Los movimiento se suman a las restricciones impuestas en otras capitales de China, entre ellas se encuentran Nanjing, Qingdao y Sanya, en la isla de Hainan.

¿Cómo está el precio de la vivienda en China?

A nivel global en China, el precio de la vivienda ha aumentado un 11,8 por ciento interanual durante el mes de febrero, que se añade al aumento del 12,2 interanual durante el mes de enero de 2017, según datos de un sondeo realizado por el Gobierno de China en 70 ciudades.

Los indicadores sugieren que las medidas previas realizadas, que empezaron en otoño del año pasado, no han tenido el efecto deseado. La inversión inmobiliaria ha aumento a un ritmo más rápido en los meses de enero y febrero que en 2 años.

Estas tasas han alcanzado un nivel anual del 8,9 por ciento, mientras que el aumento de las ventas del suelo han aumento un 25,1 por ciento. Estos datos procedente de la 'Oficina de Estadística de China' que ha unido el mes de enero y febrero para eliminar el efecto distorsionador causado por la fiesta del Año Nuevo Chino.

Sin duda en algunas ciudades de China ha aumentado la fiebre del mercado inmobiliario no ha descendido, y hay signos incluso de una evolución de la burbuja. Por tanto, existen riesgos ocultos y los daños potenciales que no se pueden ignorarse como cuando explotó la burbuja inmobiliaria en España.

¿El Gobierno de China cómo pretende frenar la burbuja inmobiliaria?

El Gobierno de China todavía intenta encontrar una forma para parar el riesgo financiero y sosegar el descontento surgido entre sus ciudadanos, y evitar así una ralentización de la actividad del sector de la construcción y la demanda de materias primas (consumo interno tan deseado para revitalizar su crecimiento), que podría amenazar gravemente al resto de su economía.

En las ciudades chinas hay signos más que preocupantes de sobrecalentamiento, pero la fortaleza del mercado inmobiliario ha sido crucial para el Gobierno chino para que este pudiera cumplir con su objetivo de incrementar su Producto Interior Bruto (PIB).

El sector ha cobrado una importancia crucial a la hora de mantener e incrementar el crecimiento de la inversión en activos fijos en un momento en que las fabricas y los fabricantes chinos han disminuido el gastos en nuevas maquinarias y en edificios.

La sostenibilidad del mercado inmobiliario, que depende de la futuras políticas hipotecarias, todavía no están demasiado claras. Hay que pensar que las tendencias del mercado inmobiliario seguirán siendo inciertas y pueden plantear graves riesgos al crecimiento económica durante el año 2017.

La realidad del sector inmobiliario, hoy, en China

Con pisos de 12 metros cuadrados a 117,000 euros vendidos en un par de horas en Shenzhen, más de 5.000 viviendas vendidas en un día en Hangzhou, o matrimonios que se divorcian en Shanghái ante el rumor de que se planteaba encarecer la compra de pisos a parejas casadas. Estos son algunos de los ejemplos que es´ta pasando algo grave en el sector inmobiliario.

Durante el año pasado en Shenzhen los precios aumentaron hasta un 60 por ciento por encima del 2015, pero también ha pasado en ciudades algunas pequeñas como Xiamen con un aumento casi del 44 por ciento, pero no es el caso generalizado. Con 64 de las 70 principales ciudades chinas experimento aumentos desorbitados.

Las autoridades chinas han animado a los bancos en los últimos años a prestar más dinero para empujar el consumo y animar la economía. Esto está provocando que en muchos lugares, los bancos concedan préstamos hipotecarios con una gran facilidad, algo que correr el riesgo de que, si los propietarios dejan de pagar, aumente de manera peligrosa la morosidad en el sector financiero chino.

Por otra parte, mientras las grandes ciudades experimentan aumentos desorbitados, otras ciudades más pequeñas siguen con una gran cantidad de pisos que les cuesta vender. El mercado está bastante polarizado y mientras algunas ciudades lo ponen casi imposible, otras hasta dan subsidios para fomentar la compra.

Esta estratificación es un problema bastante grave. Si no hay medidas mucho más contundentes, los precios van a seguir aumentando.

Como he empezado el artículo, y para acabarlo, quiero dejar el proverbio chino: “Hay que construir el nido antes de atraer al ave fénix”, es decir, tener un hogar preparado si uno quiere encontrar una pareja. Pero tal como está el sector inmobiliario en china, quizás será más recomendable atraer el fénix de otro manera.

En El Blog Salmón | ¿Hay burbuja inmobiliaria en China?

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio