La energía hidráulica: el gran tapado de las renovables del que nadie habla

La energía hidráulica: el gran tapado de las renovables del que nadie habla
1 comentario

Si algo ha hecho cambiar al planeta han sido las energías renovables. El ser humano anda inmerso en la ardua tarea de conseguir la sostenibilidad del planeta y luchar contra el cambio climático, un hecho fijado dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propulsado en 2015 por parte de los líderes mundiales.

Dentro de los objetivos fijados en la Agenda 2030 sobre el desarrollo sostenible, se encuentran la lucha contra la pobreza y la construcción de un planeta más sostenible para las próximas generaciones. En todo esto juegan un papel primordial las energías renovables, esas que se obtienen de fuentes naturales, que son inagotables por su capacidad de renovación y que no generan residuos algunos.

España posee un Plan de Fomento de las Energías Renovables aprobado por Consejo de Ministros en 1.999, en el cual se distinguen como tipos de energías las de generación eléctrica (eólica, hidroeléctrica y solar) y las de aprovechamiento térmico (solar térmica de baja temperatura, biomasa, biogás, biocarburantes y valorización energética de residuos sólidos urbanos).

Sin embargo, cuando hablamos de estas energías verdes solemos hacerlo en mayoría sobre la solar o la eólica, sin embargo, exista una tercera que completa el pódium de la sostenibilidad, la energía hidráulica.

El desarrollo mundial de la energía hidráulica

La energía hidráulica tiene su importancia en que a día de hoy tiene la capacidad de proporcionar más del 15% de la electricidad en todo el mundo. Así pues, el informe World Hydropower Outlook 2023 de la Asociación Internacional de Energía Hidroeléctrica (IHA), ha destacado que en el pasado año se desarrollaron más de 34 GW de nueva capacidad hidroeléctrica sostenible en el planeta.

Se trata este de un hecho histórico, y es que desde el año 2016 no se ponía en marcha más de 30 GW de nueva capacidad en un solo año. En la actualidad existen 590 GW de proyectos hidroeléctricos en diferentes etapas de desarrollo, entre los que se incluyen 214 GW de almacenamiento por bombeo.

En todo este auge renovable e hidráulico, China es la nación que lidera el mercado, no obstante ha aumentado con 24GW su capacidad hidroeléctrica. Por detrás del país asiático encontramos al continente europeo que ha logrado aumentar su capacidad en 3 GW, el centro y sur de Asia ha sumado a su capacidad 2 GW, y América del Norte y América del Sur con el añadido de 1 GW respectivamente.

España y la energía hidráulica

La energía hidráulica no ha cesado en su avance, y es que prueba de ello es la disminución de la energía eléctrica gracias a los métodos de producción de electricidad alternativos. En el año 1940, la electricidad en España que tenía origen hidráulico suponía el 92% del total, sin embargo en la actualidad este porcentaje ha disminuido hasta el 6,5% en 2022. Esto se debe en gran medida al avance de otra energía renovable, la eólica, que desde el año 2009 se ha ido convirtiendo en la energía verde por excelencia en nuestro país.

La producción de energía hidráulica

Pese a este descenso destacado, la energía hidráulica, después de la solar y la eólica, es la fuente de energía renovable más presente en el trío energético. Se continúa produciendo por todo el país, con la salvedad de la comunidad Balear. El 25% de toda la producción hidráulica española se concentra en Castilla y León, seguida por Galicia con el 24%, Cataluña con el 15%, Aragón con el 12% y Extremadura con el 7%.

Así pues, solo entre Castilla y León, Galicia y Cataluña se reúne el 63% de toda la producción hidráulica española. Son las comunidades de Murcia, Madrid, La Rioja y Cantabria la que menos aportan, con un total entre ellas del 2,47%.

La evolución de la energía hidráulica

Como hemos adelantado, el 2022 ha sido el año en el que la hidráulica ha sufrido una caída entre las renovables, y es que su disminución ha sido del 39,7% respecto al 2021, a pesar de sus más de 1.300 centrales hidráulicas repartidas por el país, de las cuales el 12% son minicentrales y el 88% aproximadamente centrales convencionales. Su caída ha significado que la solar se haya convertido en la segunda fuente de energía verde del país, produciendo el 6,5% del total de la electricidad que se genera en España, y ya en el año 2009 fue superada por la energía eólica.

En el pasado año, nos tenemos que ir al mes de diciembre para encontrar el mes con mejor producción hidráulica, con un total de 2.7415 GWh, suponiendo un 12,4% del total. Sin embargo, también supuso un descenso respecto al mismo mes en 2021, en concreto un 39,2% menos.

La sequía que aborda a todo el país se encuentra entre las causas para este descenso hidráulico. La reserva de los embalses, actualmente ronda entre el 60% y el 66% de su capacidad, muy por debajo de la media de los últimos diez años (78,1%) y de los últimos cinco años (72,7%).

Temas
Inicio