Compartir
Publicidad

¿De verdad las Universidades de EEUU son tan privadas como creemos?

¿De verdad las Universidades de EEUU son tan privadas como creemos?
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estados Unidos es el país de la universidad privada. Harvard, Stanford, MIT, CalTech o Columbia ya son marcas globales conocidas en todos el mundo como centros de excelencia académica e investigadora. Y sí, son universidades privadas. Pero ¿son tan privadas como creemos?

Describamos un ejemplo, una universidad desde 2006 ofrece las clases gratis a estudiantes de familias cuyos ingresos sean inferiores a 60.000 dólares, y cobra un 10% de los ingresos a aquellos que ganan entre 60.000 y 150.000 dólares anuales. En cambio otra universidad cuesta entre 8.000 y 16.000 dólares al año y paga al entrenador del equipo de fútbol americano más de un millón de dólares al año. ¿Cuál es la pública y cuál es la privada?

La primera estamos hablando de Harvard University, que es una universidad privada, aunque sin ánimo de lucro. Mientras que la segunda se trata de la University of California at Berkeley, que es parte del sistema público de universidades del estado de California. Ambas son excelentes académicamente y ambas son muy conocidas en todo el mundo.

En Estados Unidos, de los estudiantes que atienden asisten a educación postsecundaria, el 37% están en Universidades de dos años (muchos de ellos se transferirán a programas de cuatro años), el 34% en universidades públicas e cuatro años, el 17% en universidades privadas sin ánimo de lucro y el 12% en universidades privadas con ánimo de lucro.

Universidades privadas, que parecen públicas

2474133939_137006cd56_o.jpg

Las Universidades de la Ivy League fueron fundadas, casi todas, antes de la revolución americana, muchas de ellas con inspiración religiosa. Típicamente debido a que en esa épica era normal, también en Europa. Por ejemplo universidades españolas públicas como la de Granada o Salamanca fueron fundadas mediante bula papal, o los colleges de las universidades de Cambridge y Oxford estaban afiliados a la iglesia.

De hecho, algunas universidades privadas como la Universidad de Delaware, recibieron terrenos públicos para establecerse en su momento. Pero esta no ha sido la única forma mediante la cual la universidad privada en Estados Unidos se financia con fondos públicos, ya que muchas de ellas reciben fondos públicos para la investigación.

De las diez universidades de Estados Unidos que reciben más fondos federales, la mitad de ellas son privadas (Duke, Columbia, Stanford, Pennsylvania y John Hopkings). En general el motivo detrás de esto es la investigación que hacen y los resultados que obtienen. Pero si quisiéramos comparar, por ejemplo un caso de la tele, sería Howard Wolowitz, el personaje de The Big Bang Theory. Howard es empleado de la Universidad Cal Tech, al igual que sus compañeros, pero su trabajo es diseñar y construir lo que le encarga la NASA que es la que paga su sueldo.

¿Quiere decir esto que todas las universidades privadas de Estados Unidos son prácticamente públicas? En realidad no, las privadas tienen mucha más autonomía que las públicas. Por ejemplo muchas de las anteriores mencionadas tienen CEOs cuyos sueldos son bastante generosos.

En 2013 había más de 40 CEOs de universidades privadas cuyos sueldos superaban el millón de dólares anuales. Muchas de estas universidades como la de Chicago no tienen el objetivo de enriquecerse, pero hay que reconocer que pagan bien a sus directivos.

Grandes corporaciones de universidades privadas que hacen dinero

University Of Phoenix

¿Entonces podemos suponer que todas las universidades privadas de Estados Unidos simplemente buscan el progreso de la educación y de la ciencia? No creo que podamos decir esto. Para empezar tenemos muchas universidades que tienen el objetivo de ganar dinero. De hecho, hay incluso grandes empresas que tienen varias universidades. Aproximadamente el 12% de los estudiantes de Estados Unidos atienden estudian en este tipo de universidades.

Por ejemplo tenemos DeVry University, con 55 campus en todo el país. O también tenemos el Apollo Group, en cuya University of Phoenix atienden el 90% de sus estudiantes. Apollo cotiza en bolsa, de modo que tenemos prácticamente una universidad de la que podemos comprar y vender acciones en el NASDAQ.

Un ejemplo más cercano de un grupo educativo con ánimo de lucro, podría ser Laureate Education, propietaria de la Universidad Europea (con campus en Madrid, Valencia y Canarias).

Puede que este tipo de universidades sean privadas y con búsqueda de beneficio, lo que para algunos liberales puede que sea el mejor ejemplo, pero como menciona el Wall Street Journal, los principales ingresos de estas universidades vienen de los fondos federales dedicados a satisfacer las universidades de los estudiantes más pobres y de los veteranos.

¿Funcionan bien las universidades con ánimo de lucro?

Las universidades con ánimo de lucro crecieron especialmente a partir de los años 70, debido a cambios en la regulación. Normalmente se justifica su presencia mediante el argumento de que este tipo de universidades pueden dar un mejor servicio a ciertos nichos que no están cubiertos por la educación pública o las universidades sin ánimo de lucro.

También se justifica que a veces pueden ser más diversos, por ejemplo la University of Phoenix tiene un porcentaje más alto de estudiantes afroamericanos que la media de las universidades en EEUU.

En el otro lado, hay muchos que plantean dudas sobre la calidad de la educación. De los más de 650.000 préstamos educativos que fueron impagados, el 44% de los estudiantes habían ido a universidades con ánimo de lucro. Recientemente, el gobierno federal acordó perdonar 28 millones de dólares que había prestado a estudiantes de la quebrada “Corinthian Colleges”.

De hecho, hay quién se plantea si dichas empresas educativas pueden estar cometiendo fraude cuando sus alumnos no consiguen los trabajos tras graduarse que les fueron prometidos. La Comisión Federal del Comercio y el Departamento de Educación de Estados Unidos iniciaron acciones contra la mencionada anteriormente DeVry University, por publcidad engañosa.

¿Nos acercamos al fin de las universidades privadas con ánimo de lucro?

Es posible que las universidades privadas con ánimo de lucro de Estados Unidos vayan a reducir su tamaño e importancia en los próximos años. Los números lo dejan muy claro. En el curso 2014-2015 había 100 instituciones menos que en el curso 2012-2013 y las matriculaciones cayeron en un 9,7% en 2015 respecto al año anterior. Incluso se entiende que la Education Management Corporation dejó de cotizar en el NASDAQ para no someterse al escrutinio de los inversores.

Además, existe cierta campaa en contra de este tipo de instituciones, Steve Eisman, que nos sonará como el inversor con mal genio que siempre le daba una vuelta de tuerca a todo en la película La Gran Apuesta, declaró lo siguiente:

"Until recently, I thought that there would never again be an opportunity to be involved with an industry as socially destructive and morally bankrupt as the subprime mortgage industry. I was wrong, the for-profit education industry has proven equal to the task."

Que en traducción libre quiere decir lo siguiente:

Hasta ahora, pensé que nunca volvería a haber la oportunidad de involucrarse con una industria tan socialmente destructiva y moralmente en quiebra como la industria de las hipotecas subprime. Estaba equivocado, la industria de la educación con ánimo de lucro ha demostrado ser igual en la actividad.

Si las universidades privadas sin ánimo de lucro son una parte muy importante de la historia, la ciencia y la sociedad de Estados Unidos y muy probablemente van a sobrevivir, es muy posible que la industria educativa con ánimo de lucro, no vaya a ser lo que ha sido en los años pasados.

En El Blog Salmón | Polémica por una universidad privada, ¿Son tan malas las universidades españolas? y ¿Cómo funcionan los préstamos de estudios?

Imagen | angela n., W Mustafeez, Gage Skidmore

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio