Compartir
Publicidad

La cocaína en la economía

La cocaína en la economía
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cocaína está incrustada en nuestro sistema productivo. O al menos se trata de uno de los objetos de comercio internacional con más interés en el mundo. Es cierto que la mayor parte de las personas no tiene mucho (o nada) que ver con la cocaína, pero para muchos es parte de su vida diaria.

En los libros de Dune existe una sustancia conocida como la especia. La especia alarga la vida y es fundamental para el comercio interplanetario. Además la especia es adictiva y necesaria para que algunas personas puedan hacer su labor. Bien, lo más parecido que tenemos en la vida real a la especia de Dune, es la cocaína. Lo que pasa es que la especia de Dune no tenía efectos tan perjudiciales.

La cocaína tiene efectos negativos: como la impotencia, restringe la circulación de sangre al corazón (incrementando el riesgo de un ataque cardíaco), es adictiva, disminuye el apetito, disminuye la materia gris, causa depresión y destruye parte de las vías respiratorias (el tabique nasal, típicamente). Pero en el corto plazo sus efectos parecen positivos, las personas son capaces de trabajar más, de relacionarse más, de sentir menos dolor y llevar las dietas mejor. Eso hace que la cocaína lo haya tenido todo para triunfar en una sociedad competitiva.

Además su uso no parece dejar de aumentar, aunque quizás se haya visto afectado por la crisis. Por ejemplo en Reino Unido entre 2006 y 2009 se duplicó el número de adultos jóvenes que solicitaban ayuda para superar adicción, aunque no nos queda claro si la crisis hizo que, simplemente, dejarán de poder permitírselo. España por su parte hace ya años que está a la cabeza de la UE como país consumidor.

CeroCeroCero

CeroCeroCero es el segundo libro de Roberto Saviano, el autor de Gomorra. En su primer libro a base de historias contaba como es el mundo de la Camorra napolitana a base de historias. En este libro ha querido contar con historias como funciona el mundo de la cocaína. Reciéntemente fue entrevistado en el programa de Salvados.

Hay dos cosas que me hicieron comprar y leer el libro, la primera es lo bien que describe lo extendido que está el consumo de la droga en la sociedad. No es utilizado sólo con fines recreativos, sino que muchos la necesitan para funcionar. Para aguantar la presión en el trabajo, para hacer más horas o incluso, para tener el nivel de sociabilidad que se parece exigir hoy en día por la sociedad.

Lo segundo es la rentabilidad del producto. Pone el ejemplo de Apple, si en su mejor año (en el lanzamiento del iPad) hubiéramos invertido 1000 euros en la empresa de la manzana, al final hubiéramos tenido 1.670. Si lo hubiéramos hecho en cocaína la fortuna final hubiera sido de 182.000 euros. No hay negocio tan rentable en el mundo como la cocaína. Ese es el motivo por el que todos acuden a la misma.

Saviano cuenta lo fácil que es conseguirla, a veces incluso con factura legal como otro concepto. También cuenta cómo se produce en latinoamérica, como se transporta, si es a norteamérica muy probablemente tendrá que pasar por México. Si es a Europa lo más probable es que sea enviada a África y de ahí cruce a Europa O puede que el destino sea Asia. Países como España, o el mencionado México, se convierten en plataformas logísticas de los señores de la coca. La cocaína aumenta de precio según viaja hasta el consumidor final, por lo que el transporte es un negocio rentable.

Cuenta el NY Times que un kilo de cocaína en el sur de México vale 10.000 dólares, pero que ese mismo kilo una vez pasada la frontera americana tiene un valor de 30.000 dólares. Una vez sea distribuido al por menor ese mismo kilo se venderá al consumidor final por 100.000 dólares.

Un mundo aparte son los camellos, que se especializan según el tipo de clientes. Algunos pueden ganar 4.000 al mes y otros 20.000. Pero no importa eso tanto como que es poco probable que se dediquen a otro trabajo. En ningún otro ganarían tanto con el menudeo del polvo blanco.

Cocaína y violencia

Dijo Enrique José Mujica, presidente de Uruguay, en una entrevista (por el follonero también) que lo peor de las drogas no son sus efectos en la gente, sino el narcotráfico. El narcotráfico actualmente es una de las ocupaciones más rentables, pero también de las que más violencia parecen acarrear, además de rodearse de todo tipo de negocios ilegales (ya de paso).

Las guerras de los cárteles colombianos parecen haber dejado paso a las guerras de los cárteles mexicanos en las noticias. En ocasiones parece más una guerra civil que operaciones policiales las imágenes que nos llegan durante los 30 segundos del telediario.

Cocaína y dinero

Recientemente parece que el tema de la cocaína y las finanzas han salido al mundo por la película del lobo de Wall Street. Pero hace tiempo que la cocaína corre por el mundo de las finanzas. Por ejemplo se dice que la oficina de Madoff era conocida como “el polo norte” y que enviaba a mensajeros. También que muchos banqueros en NY la compraban en una conocida cadena de hamburgueserías en Times Square.

Aunque también ha habido casos extraños como camellos con tarjetas de visita que aceptan pagos mediante transferencia o incluso empleados de banca minorista que intentaron trapichear en su puesto de cara al público. El producto tiene una demanda alta y los distribuidores lo saben.

Por último queda como blanquear el dinero, se trata de uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los narcotraficantes. Dicen que llegan a acumular pilas de dinero en su casa con las que nos saben qué hacer con ellas. A todos nos viene a la cabeza la escena de Breaking Bad, aunque se trate esta vez de otra droga (sintética).

Es cierto que existen organismos públicos dedicados a la lucha contra las drogas, pero la verdad es que poco parece que puedan hacer con las grandes cantidades de dinero que se infiltran en el sistema.

La cocaína parece estar cada vez más enraizada en la sociedad. De hecho va a pasar a ser parte de nuestro PIB. Quizás llega el momento en el que va a ser necesario que las democracias occidentales (que son los mayores consumidores) se planteen que el tipo de estrategia que han estado utilizando hasta ahora no es el adecuado y que más de lo mismo es muy probable que no dé mejor resultado del que ha dado hasta ahora.

En El Blog Salmón | Con drogas y prostitución ¿cuánto crecería el PIB España respecto al resto de Europa? Hay sorpresa, Los negocios (legales) del porro y Los índices Coca y María (infografía) Más información | Business Insider, The New York Times Imagen | Lachlan Hardy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio