Publicidad

Más País y los puntos más conflictivos de sus propuestas electorales

Más País y los puntos más conflictivos de sus propuestas electorales
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Más País se está presentando ante los electores españoles para las elecciones del 10 de noviembre como el Partido Verde de referencia en España. Una corriente que ya viene dada desde Europa, en la que este tipo de partidos consiguen atraer un segmento de votantes tradicionalmente cercanos a opciones socialdemócratas.

En las pasadas elecciones europeas ya vimos el auge de los verdes. La Alianza Libre Europea, que integra todos los partidos ecologistas, llegó a alcanzar 70 escaños en total, lo que supuso un avance de 20 escaños frente a los anteriores comicios.

El partido de Íñigo Errejón, que va en coalición con Equo, pretende dar respuesta a esas demandas ecológicas que hemos visto en diversas manifestaciones por la deriva del cambio climático. Por ello, han presentado el adelanto al programa electoral: "Un acuerdo verde para España".

Pero no todo es ecologismo, existen algunas referencias rupturistas con el actual modelo laboral y económico que puede trascender de la etiqueta de "verde".

De hecho, en el primer punto en la web del partido nos dice que el neoliberalismo nos ha convertido en la primera sociedad de la historia humana que pone en peligro, de modo directo, la supervivencia de sus hijos. Una afirmación falsa pues estamos en los niveles más bajos de mortalidad infantil a escala global.

Screenshot 20191015 224438 Chrome

En las siguientes líneas vamos a analizar las medidas más relevantes que contienen el programa electoral que se ha adelantado.

La bandera del ecologismo: Camino hacia la transición ecológica

Más País hace una apuesta clara por la transición ecológica. Afirman que desean una transición a un modelo de 100% renovables y lo consideran una oportunidad perfecta para democratizar y descentralizadas sistema energético del país.

Este punto lleno de buenas intenciones no responde a la realidad de las necesidades energéticas de un país en la que existen puntas de demanda energética que deben ser satisfechas por un mix energético suficiente para dar respuesta.

Para cubrir las puntas de demanda eléctrica es necesario un mix que ofrezca una respuesta inmediata como son las centrales de ciclo combinado, nucleares o carbón.

Screenshot 20191015 231243 Chrome

Otra de sus medidas es un objetivo de electricidad 100% renovable. Quieren que todos los edificios que pertenecen a la Administración Pública tendrán que contratar de manera obligatoria la electricidad con sumistradores que garanticen un origen 100% renovable. La duda que surge es que si este tipo de contratación se alcanzaría aun existiendo una alternativa de menor coste.

Se posicionan claramente por una prohibición explícita del fracking y todas aquellas prospecciones gasísticas y petrolíferas.

Curiosamente el fracking que ha llevado a la independencia energética de Estados Unidos y que el barril de crudo se sitúe por debajo de los 60 dólares rompiendo el dominio de la OPEP en el mercado del petróleo, es visto de manera negativa por esta formación política. Todo ello en un país con una alta dependencia energética y que se ha beneficiado por la acción del frackig repercutida en los precios.

Screenshot 20191015 232709 Chrome

La jornada laboral de 32 horas semanales sin pérdida de salario

La jornada laboral de 32 horas semanales probablemente sea la propuesta estrella de Más País, sin que ello implique una pérdida de salario.

Está medida está justificada de la siguiente manera: debido a los avances tecnológicos, la digitalización de la economía y una mayor robotizacion somos más productivos y por lo tanto es necesario reducir el número de horas necesarias dedicadas al trabajo.

Tal y como vemos en el siguiente gráfico, la premisa es cierta, aquellos países más productivos tienden a reflejar una menor cuantía de horas trabajadas semanalmente.

Flexible Schedules The Good Bad The Surprising

Pero, si nos referimos al caso específico de España, la productividad ha estado estancada en los últimos años.

Screenshot 20191014 175353 Adobe Acrobat

Si nos vamos a los datos como el aumento de la productividad de los factores (PTF) cuyo objetivo es medir la eficiencia con la que se utilizan los factores productivos, ha sido muy escueta en España se incluso mostró tasas de crecimiento negativo a principios del siglo XXI.

En España, aproximadamente la PTS ha crecido un 0,2% en promedio dos décimas menos que la media de la Eurozona. Estos dos décimas menos tienen su consecuencia, la renta por trabajador hoy alcanzaría casi el 90% de la Eurozona, frente al 83% que representa actualmente.

La razón de este comportamiento es que a medida que se va reduciendo la elevada tasa de paro que soporta nuestra economía, se están integrando trabajadores que llevan más tiempo en el desempleo y que contaban con una formación sensiblemente inferior, lo que lleva a reducir la productividad en el cómputo total de los trabajadores.

Obligar a las empresas a reducir las horas trabajadas tendría una consecuencia directa sobre el salario ya que la aportación marginal en el proceso productivo del trabajador disminuiría. De hecho, si se mantienen los costes laborales, al descender el valor de la producción, se reducirían sensiblemente los márgenes empresariales y aflorarian las pérdidas, que impactaría contra la red de pymes españolas.

Aquellos países qué se caracterizan por una reducción de las horas trabajadas no se les obliga por ley esa reducción de la jornada laboral sino que se basan en décadas de ahorro e inversión en bienes de capital que les han llevado a liderar los rankings de productividad en conjunción con mercados laborales que tienden al pleno empleo.

La menor cuantía de horas trabajadas semanales es una consecuencia de la productividad y no una causa que haya que impulsar mediante una ley.

Empleo verde: entre 500.000 y 600.000 empleos netos anuales

Siempre llama la atención cuando los políticos se atreven a prometer una determinada cifra de empleos. En el caso de Más País se asegura que "generaremos en la década 2020-2030 entre 500.000 y 600.000 empleos netos anuales".

En su programa aseguran que esto sería posible "Con un apoyo público rotundo y audaz, en forma de políticas industriales, de empleo, formativas y de I+D+i, pero también mediante señales inequívocas al mercado, la modernización ecológica abrirá enormes bolsas de empleabilidad en todos los niveles de la cualificación laboral".

Greenjobs Vadim Georgiev Sstock

Como vemos, se trata de diseñar la oferta de manera centralizada para desarrollar una "economía verde". Puede sonar muy bien pero diseño centralizado no queda sujeto a las decisiones del mercado y por lo tanto no puede ser discriminado por el global de los consumidores.

Ya cometimos errores en el pasado cuando se trataba de adelantarse en una apuesta clara a las energías renovables. En una tecnología aún no madura, se decidió que el Estado debía intervenir mediante primas a las renovables que quedaron reflejadas a la factura de la luz con fuertes subidas para los consumidores.

Aplicar las mismas políticas que dañaron a los consumidores en el pasado, tendría las mismas consecuencias en el presente. La apuesta ecológica debe abrirse paso al mercado por ser una alternativa competitiva y no por una subvenciones derivadas de la planificación central que hacen uso ineficiente de los recursos públicos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir