Compartir
Publicidad

Ideas de Trading: ¿Sistema mecánico o discrecional?

Ideas de Trading: ¿Sistema mecánico o discrecional?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya he comentado con anterioridad la importancia de disponer de un buen plan de trading antes de sentarse a operar.

Esencialmente, el objetivo del plan de trading es minimizar las decisiones que se tengan que tomar durante la operativa, puesto que especialmente en intradía, dejar demasiadas decisiones abiertas a la subjetividad y las emociones del momento de enfrentarse al mercado nos puede llevar a cometer errores que nos podríamos haber ahorrado.

La esencia del trading plan es el sistema de trading que vamos a operar. En él tendremos definido en qué condiciones se abrirá una ventana de oportunidad para entrar en el mercado, qué haremos en función de lo que suceda durante la operación, y cuándo debemos plantearnos cerrar la operación y recoger los beneficios (o pérdidas) que hayamos obtenido.

Pero es importante tener en cuenta que dentro del amplio espectro de los sistemas de trading, existen dos tipologías claramente diferenciadas que conllevan un trading radicalmente distinto, y por lo tanto exigen unas cualidades tanto técnicas como emocionales opuestas. En concreto, me refiero a los sistemas automáticos y a los sistemas discrecionales.

Los sistemas mecánicos de trading

En realidad, este tipo de sistemas de trading reciben diferentes nombres: automático, mecánico, algorítmico, sistemático, etc. La idea es muy clara: se trata de un sistema que acota casi por completo las operaciones tomables, y por lo tanto podría ser ejecutado sin mayores problemas por un ordenador programado automáticamente para ello.

Son sistemas de trading fuertemente vinculados a los datos estadísticos, y exigen del trader una disciplina férrea para ejecutar sin pestañear todo lo que dicta el sistema, con independencia de las emociones que entren en juego.

Trading

Si el sistema dice que se debe entrar en una operación cuando un oscilador llega a un determinado nivel siempre que la media móvil rápida cruce por encima de la lenta, hay que tomar el 100% de esas operaciones. Es importante el detalle del 100%, ya que estos sistemas precisan de muchas operaciones para poner en valor la esperanza matemática positiva que arrojan los datos estadísticos históricos.

El principal problema de este tipo de sistemas es que al estar fundamentados en estadísticas pasadas, pueden pasar por etapas de drawdown en las que el sistema sea perdedor, y lo normal es no detectar esa situación hasta que el agujero en la cuenta es considerable. Estas situaciones pueden ser también emocionalmente complejas.

Los sistemas discrecionales de trading

En el otro extremo encontramos los sistemas discrecionales, que aunque marcan una serie de reglas básicas para determinar en qué situaciones puede valorarse una entrada en el mercado, dejan la decisión final de entrada o no en la operación al trader que está leyendo el mercado en tiempo real.

Con estos sistemas se acaba cultivando una capacidad de lectura del mercado muy superior a la que se pueda obtener usando sistemas mecánicos, pero tiene el gran inconveniente de requerir de una mayor subjetividad por parte del trader, y eso implica a su vez disponer de un mayor autocontrol emocional.

Es mucho más exigente y requiere de más tiempo de formación y horas de pantalla operar con un sistema discrecional, pero también genera unas capacidades que permiten al trader operar diferentes mercados y productos financieros sin mayor problema. En el caso de los sistemas mecánicos, puede ser necesario incluso cambiar la totalidad del sistema a la hora de cambiar de producto operado, algo que puede ser un verdadero inconveniente en el caso de carteras diversificadas.

Imágenes | Wikimedia, Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio