Publicidad

La banca quiere tomar decisiones de sus empleados según algoritmos, pero de momento los convenios colectivos no se lo han permitido

La banca quiere tomar decisiones de sus empleados según algoritmos, pero de momento los convenios colectivos no se lo han permitido
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

El sector bancario está en un momento delicado como le pasada a muchos sectores de la economía española por culpa de los efectos negativos de la pandemia del coronavirus.

El sector bancario en España ha tenido pérdidas por las diferentes provisiones que han realizado durante el 2020, cosa que ya se esperaba, para mitigar los efectos negativos del coronavirus que puede tener entre sus clientes.

Además, el convenio del sector bancario ha establecido los derechos digitales de los trabajadores de la banca, así como los derechos que los empleados tienen ante la educación digital y ante la inteligencia artificial.

El sector bancario regula los derechos digitales de sus empleados

El artículo 80 del convenio del sector bancario regula los derechos digitales de sus empleados. Establece el derecho a la educación digital y al derecho que tiene el trabajador ante la inteligencia artificial.

En artículo aparece una defensa de las herramientas basadas en la utilización de diferentes algoritmos para realizar la gestión empresarial más eficiente dentro de la entidad bancaria.

Aunque, se debe tener en cuenta que el desarrollo cada vez más creciente del uso de la tecnología necesita una aplicación cada vez más cuidadosa cuando se aplica en los propios empleados de la banca.

El convenio establece que no se tomen exclusivamente los algoritmos para toma de decisiones en cuestión de empleados

Los empleados del sector bancario deben tener derecho a no ser objetos de las decisiones que se tomen de forma exclusiva de la utilización de algoritmos por las entidades bancarias y, por tanto, del uso de variables automatizadas que están aplicándoles a sus clientes.

Puede haber diferentes excepciones a esto, pero claramente deben estar reguladas por la ley, en todo momento, y que no puedan ser ni motivo de discriminación en la toma de decisiones o procesos que se den en las entidades bancarias.

Los empleados pueden pedir, en el supuesto, que únicamente se tomen las decisiones a través de los algoritmos, la intervención en la toma de decisión de personas que asigne la entidad bancaria, sólo en casa que pueda existir algún tipo de discrepancia.

Los empleados de la banca se pueden sentir ahora como se han sentido mucho de sus clientes durante años

En artículo se establece que la entidad bancaria tiene que informar el uso de tipo de análisis dentro de los procesos de la toma de decisiones cuando se esté aplicando en los recursos humanos de la entidad bancaria.

Es decir, el empleado debe conocer si está bajo el ojo de los algoritmos, como se está utilizando durante años a los clientes de las entidades bancarias para saber si son validos o no para ciertos productos.

Ahora se enteran los empleados de las entidades bancarias como un cliente se puede sentir discriminado, ya que se han utilizado durante años esta misma técnica para seleccionar a sus clientes y lo han utilizado de forma robótica y sin ningún asco.

La inteligencia artificial el futuro empleado del sector bancario

Las previsiones del sector financiero establecen que la inteligencia artificial va a ser determinante para las entidades bancarias. Autonomous Research considera que va a haber una disminución de 1,2 millones de empleos entre el sector bancario hasta el 2030.

Aunque esta cifra es algo exagerada, debido a unas expectativas de que una tendencia tecnológica se quiera que crezca. La realidad es que las entidades bancarias pueden estar invirtiendo a nivel mundial 10 billones de dólares estadounidenses cada año en la inteligencia artificial.

Algunas entidades bancarias son las que han generado una imagen de tecnología disruptiva a la inteligencia artificial para el sector bancario. Lo que podría acabar pasando es, que, a lo mejor, la mitad de los empleados del sector bancario podrían convertirse en robots según Deutsche Bank, pero Citigroup estima que esta cantidad podría ser del 30 por ciento de sus trabajadores en 5 años.

Donde la inteligencia artificial tiene un recorrido más corto para su aplicación es en la automatización de procesos y en la asistencia a decisiones humanas a través de la inteligencia aumentada.

El desarrollo que se ha potenciado más ha sido la evaluación crediticia, donde los criterios de concesión de préstamos pueden contar con una información amplia, pero hay otros posibles campos donde se puede aplicar, como sería la valoración automática de inmuebles o elaboración de ratings a través de los algoritmos matemáticos.

En El Blog Salmón | El duro futuro del empleo bancario: la IA va a destruir 1,2 millones de puestos de trabajo, según Autonomous Research

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio