Publicidad

Los bancos españoles no hacen ERTEs, te contamos por qué

Los bancos españoles no hacen ERTEs, te contamos por qué
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Los efectos negativos en la economía por el coronavirus se hacen notar hace semanas. El cierre de la mayoría de negocios y el confinamiento de la mayoría de población está afectando a la mayoría de los sectores y los efectos negativos serán más graves cada día que pase.

Un gran problema de las empresas que no pueden trabajar es la falta de liquidez, ya que no entran recursos por la paralización de su actividad. Por eso, el gobierno decidió ayudarlos a través de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para que cargaron el principal gastos estructural de una empresa, el sueldo de los trabajadores.

Pero las entidades bancarias no han decidido acogerse a los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El sector bancario viene de grandes concentraciones gracias a la crisis financiera

El sector automovilístico, el sector del turismo, el sector textil o el sector del transporte de pasajeros son alguno de los tantos sectores que se han acogido a los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), ya que su actividad se ha paralizado en su totalidad, con la consiguiente caída de ingresos y , por tanto, no entra dinero.

Para el sector financiero y, más concretamente las entidades bancarias, durante la crisis financiera vivida en la última década en nuestro país ya hubo una fuerte reestructuración de las plantillas.

La disminución, de los trabajadores en el sector bancario, fue de alrededor un 32 por ciento entre el 2008 y 2018. Esta disminución de trabajadores se debió a que el sistema de cajas de ahorro no consiguió sobrevivir a la presión financiera de entonces, y fueron absorbidas por las entidades bancarias y, así se produzco una disminución del número de sucursales y trabajadores.

Por tanto, a desaparecer las cajas de ahorros, hay que añadirle cómo el sector bancario ha disminuido el número de entidades bancarias con diferentes fusiones, tras la quiebra del Banco Popular y la adquisición por 1 euro por parte del Banco Santander.

La crisis y la digitalización han hecho que tenga menos trabajadores

El sector bancario ha sufrido una fuerte concentración y a esto se añade que las entidades bancarias están viviendo un gran proceso de transformación digital, con esta transformación digital han buscado disminuir costes y adaptarse mejor a los consumidores digitales.

Por la transformación digital de las entidades ha habido más disminución de sucursales en España, que han ido despareciendo durante los últimos años a través de prejubilaciones y diferentes EREs.

Por tanto, las entidades bancarias llevan más de una década realizando reajustes entre sus plantillas, después del inicio de la crisis financiera en 2008, y también los últimos años los consumidores digitales han obligado a las entidades bancarias a cambiar a un modelo de negocio más digital.

Las entidades bancarias están abriendo las sucursales pese la alarma sanitaria con el objetivo que la gente mayor y aquellos que tengan que hacer tramites, aquellos que no están digitalizados, los puedan hacer.

Una de las medidas tomadas por el Gobierno central ha sido poner en marcha líneas de créditos con avales públicos para empresas y autónomos, y las entidades bancarias deben estar abiertas para poderlos gestionar con sus clientes.

Es decir, la prioridad de las entidades bancarias es que circule la liquidez a las empresas, participando en las medidas o paquete contra el coronavirus impulsado por el Gobierno de coalición.

Las entidades bancarias son facilitadoras de los créditos de avales públicos

Las entidades bancarias están tomando medidas internas para evitar que falte la liquidez y así conseguir movilizar los recursos financieros que necesitan. Para esto las entidades financieras están tomando medidas como la suspensión de los dividendos a los accionistas o la disminución de los sueldos entre su cúpula directiva.

La eliminación o disminución de los dividendos ha sido causa de la petición que les ha realizado el Banco Central Europeo (BCE) a las entidades bancarias europeas, pero está en consonancia a reducir el reparto de beneficios. Esto va a permitir a las entidades bancarias contar con un mayor margen para aumentar sus reservas.

Por otra parte, la mayor de las dudas es el tiempo que va a durar las crisis del coronavirus, y de paso cuanto tiempo se va a tardar en recuperarse de los efectos negativos que ha tenido.

Para este periodo de recuperación es preciso que las entidades bancarias reduzcan la morosidad y consigan generar rentabilidad. Las entidades bancarias tienen que tener en cuenta su capitalización y capacidad de respuesta para hacer frente al duro golpe que ha vivido España, y los países afectados, por la alarma sanitaria del coronavirus.

En El Blog Salmón | La banca está en su peor momento, ni el tipo de interés ni las pandemias le ayudan

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios