Publicidad

¿Vuelve el ladrillo como inversión ventajosa?

¿Vuelve el ladrillo como inversión ventajosa?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La inversión más conservadora, como es el ladrillo, se ha impuesto por rentabilidad durante el 2018. El ladrillo está recuperando valor y ha sido capaz de garantizar ganancias a los inversores y lo hace con contundencia sobre el resto de los activos disponibles de inversión.

Durante este año, ha sido un año hostil para los inversores en los mercados de capitales, la vivienda se ha convertido de nuevo como un refugio de la rentabilidad.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué vuelve el ladrillo a ser inversión ventajosa en España?

La vivienda vuelva a ser el refugio de los inversores durante 2018

Durante el 2018 se va a dar la circunstancia de que el conjunto de los activos financieros va a terminar en pérdidas, como muestra la gráfica “Comparativa de rentabilidad de activo de enero a noviembre de 2018”:

Comparativa Reentabilidad Activos 2018

La Bolsa, con contadas excepciones en algunos mercados emergentes, seguido por la renta fija, condenada a un declive a medida que desaparecen los estímulos del BCE y la Reserva Federal, y finalizando por los activos refugio como el oro.

Las criptomonedas, que al principio de año parecían tener una gran rentabilidad para aquellos asumir grandes riesgos, han perdido mucho durante este año y la incertidumbre de valor del bitcoin ha llegado a perder la cuarta parte de su valor de enero de este año.

Nada de esto ha pasado en la vivienda en España. Su precio ha aumentado un 6,2 por ciento hasta noviembre de 2018. Los aumentos de precios se parecen a los años del boom inmobiliario, aunque los precios siguen aún en niveles de 2012 y 2013.

El aumento de los precios, especialmente en Madrid, donde han aumentado en 2018 un 9,7 por ciento, y en Cataluña un 7,5 por ciento. Y aún más destacado en la vivienda de segunda mano, con aumentos del 10,1 por ciento en Madrid. La vivienda de segunda mano ha registrado durante el tercer trimestre el mayor aumento desde el año 2007.

La Bolsa ha dejado de ser el refugio preferido de los inversores

En la Bolsa, tras las caídas durante este año, las valoraciones no están precisamente a precios de la burbuja. Solo Wall Street se han visto subidas y bajadas más pronunciadas, que se han generado varias correcciones.

Los índices S&P y Dow Jones luchan estos días por no acabar el año con pérdidas, en contraste con los números rojos de las Bolsas en Europa. El Nasdaq salva el año con un aumento cercano al 1 por ciento, después tener varios vaivenes que han afectado algunos de sus valores estrellas como Facebook o Apple.

El año inicio con la Bolsa como el activo principal de las carteras de los gestores. El punto de partida en las estrategias de inversión y que la gran parte de las gestoras sigue viendo válido, era considerar que todavía existe margen para aumentos antes de que finalice del todo el proceso de retirada de estímulos monetarios del BCE y la Reserva Federal.

Los indicadores de crecimiento económico y los resultados empresarial continúan ayudando a la inversión en la Bolsa. El 2018 se ha convertido en un año para intentar anticiparse al momento en que llegará el cambio del ciclo bursátil.

El ruido político ha marcado el paso de los mercados ha contribuido a acentuar las ventas, y en especial la amenaza constante de la guerra comercial desde Estados Unidos y que lleva meses haciendo temer que el proteccionismo termine por provocar un menor crecimiento y con esto, el inicio de la recesión económica global.

A falta de unas semanas de finalizar el año el IBEX acumula pérdidas del 12,2 por ciento, el Dax, del 16,5 por ciento y FTSE MIB acumula pérdidas del 14,2 por ciento. Dentro de los inversores ha llegado el miedo de una nueva recesión, ya sin el sostén incondicional de los estímulos del BCE y la Reserva Federal, ante la evidencia de que la economía de Estado Unidos va a comenzar a perder fortaleza.

La rentabilidad de la deuda ha sido nefasta

Los riesgos políticos durante este año que ha afectado a la inversión en activos financieros, y a los que el ladrillo en España ha estado ajeno, han sido variados y numerosos. La guerra comercial es el que ha sido el gran desestabilizador, pero también ha afectado el desafío al BCE de parte de Italia en el tema de su presupuesto, y podemos añadir las elecciones presidenciales en México, Brasil y el Brexit.

Sin embargo, el BCE y la Reserva Federal siguen siendo los guías de los inversores, y el proceso de retirada de los estímulos para combatir la gran crisis es clave en las pérdidas que ha sufrido la renta fija, como se puede ver en la gráfica “Rentabilidad de los fondos de inversión (por categorías) de Enero a Noviembre de 2018”:

Rentabilidad De Fondos De Inversion 2018

La inversión financiera más conservadora tampoco ha estado por tanto a salvo durante el 2018, ya que la Reserva Federal ha intensificado los aumentos de tipos de interés, provocando un aumento de rentabilidad de los bonos, a la vez de una caída de los precios.

El BCE ha anunciado la finalización de la compra de deuda, que desde 2015 han sido el soporte con el que revalorizar la deuda en Europa, y sin la demanda asegurada que ha supuesto las compras de deuda del BCE, el precio de la deuda estaba sujeto a reducirse.

La gestión de la renta fija en esta situación ha obligado a buscar la rentabilidad en el corto plazo y aprovechar oportunidades puntuales de hacer ganancias, como la que ofreció en su momento la deuda española en los primeros meses de 2018.

Los fondos de inversión no se salva de la pérdidas, lo que ha perdido más son los fondos de renta variable nacional, con un 6,4 por ciento, y la renta variable internacional con un 6,20 por ciento.

La mejor situación entre lo peor, son los fondos de deuda a más corto plazo, los monetarios, con una pérdida de 0,46 por ciento. Insuficiente en todo caso para conseguir no perder poder adquisitivo.

En El Blog Salmón | Los constructores piden liberar más suelo para evitar el encarecimiento de la vivienda, todos los detalles

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir